El autoconsumo: verdades y mentiras según UNEF

Por en 29/10/2013
Autoconsumo-UNEF

La nueva normativa que pretende aprobar el gobierno de España ha sido criticada por todos los organismos reguladores como CNE, CNC, Consejo de Estado, Bruselas… Sin embargo, el gobierno permanece inmóvil y los actores del sistema tradicional eléctrico están dando una serie de mensajes erróneos, interesados y falseados.

¿Qué es el autoconsumo y qué supone para el sistema? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Los autoconsumidores pagan los mismos impuestos que los que no autoconsumen?

Para aclarar las verdades y falsedades en torno al autoconsumo, UNEF ha preparado un completo documento

Mantenimiento del sistema: Reflexiones sobre el autoconsumo

Los consumidores de la red tradicional contribuyen como cualquier otro consumidor a su mantenimiento

Los autoconsumidores conectados a la red eléctrica tradicional contribuyen al mantenimiento del sistema como cualquier otro consumidor La eficiencia energética que se logra con una instalación fotovoltaica es un ahorro que no puede ser penalizado, al igual que no lo es el uso de una bombilla de bajo consumo.

Tenemos derecho a generar y consumir nuestra propia energía: con una chimenea, con una dinamo o con una placa fotovoltaica. Los organismos reguladores del estado nos dan la razón: CNE, CNC y Consejo de Estado. También la Unión Europea y la mayoría de las CCAA (algunas de ellas gobernadas por el Partido Popular, como Extremadura o Murcia), las asociaciones de consumidores como OCU o FACUA…

La factura de la luz es el resultado de dos conceptos: El término de potencia y el término de energía. La razón de ser de esta diferenciación es incentivar la eficiencia energética y el ahorro de energía. Los peajes que pagan los costes del sistema se dividen entre dos conceptos:

• Término de potencia: Un peaje fijo en función de la potencia contratada. Paga los fundamentales costes del sistema.

• Término de energía: En él se incluye:

– Otro peaje: Que también paga ciertos costes del sistema

– Precio de la electricidad (coste eléctrico resultante del mercado)

Cómo se mantiene el sistema: La factura de la luz

Como cualquier otro consumidor de la red tradicional, aquel que disponga además de placas fotovoltaicas pagará siempre sus peajes correspondientes: El fijo del término de potencia y el que le corresponda en función de su consumo del término de energía. El autoconsumidor que vierte a la red, paga además como productor otro peaje para el mantenimiento del sistema: el peaje de acceso.

EL SISTEMA NO CORRE PELIGRO POR EL AUTOCONSUMO

Existen varios tipos de consumidores de la red tradicional. Los costes del mantenimiento del sistema se reparten entre los términos de potencia (fijo) y energía (variable) en distintos porcentajes:

CONSUMIDORES PARTICULARES (TUR)

En el hipotético e improbable caso de que TODOS los ciudadanos españoles (acogidos a la TUR) que, según datos de la CNE, representamos el 28,6% del total de ingresos al sistema, pusiéramos una instalación de autoconsumo (algo absolutamente imposible porque la propia regulación de urbanismo en las ciudades lo impide e incluso la disposición y estructura de los edificios lo hace técnicamente imposible) y autoconsumiéramos el 100% de la energía producida y nada de la convencional (de nuevo, algo absurdo, por la propias curvas de generación de la FV y porque si no la necesitásemos, no la tendríamos contratada), apenas supondría el 14,3% de los ingresos totales del sistema (unos 1.900 M€ de un total estimado en 14.100 M€). Y, recordemos: estamos hablando de un escenario TOTALMENTE IMPOSIBLE.

Más información:
http://unef.es/2013/10/%EF%BF%BCverdades-y-falsedades-sobre-autoconsumo/

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse