Rascacielos, Súper, Mega, Híper Altos y Sostenibles

Por en 23/11/2013
Aurelio-Ramirez

Por Aurelio Ramirez Zarzosa, Fundador y Presidente del SpainGBC®.

Los mega rascacielos son la punta de la tecnología en la industria de la construcción de edificios, como lo es la fórmula uno en la industria automovilística o los cazas de guerra en la industria aeronáutica. Las mejoras, las innovaciones, los materiales, las tecnologías y productos aplicados en ellos para superar los grandes retos que supone separarse cada vez mas del suelo, con el tiempo percolan y se aplican en los edificios mas bajos y en nuestras viviendas.

Veamos como las construcciones mas avanzadas del mundo se están apoyándose en la sostenibilidad y en la eficiencia energética para llegar, alto, mas alto y mas lejos, hacia arriba con excelencia.

Debido a los desarrollos en vertical de los últimos mega rascacielos como el de Burj Khalifa (antes Dubai), 828 m de altura, persiguiendo LEED-Oro, dentro del campo de la Agricultura en Ambientes Controlados-AAC (CEA de sus siglas en inglés) están apareciendo nuevas técnicas agrícolas como son las Huertas Verticales-HV (VF de sus siglas en inglés) y la Agricultura Integrada en el Edificio-AIE (BIA de sus siglas en inglés), que van desde las soluciones mas traídas por los pelos a las mas practicas. Estas dos últimas encajan perfectamente en los desarrollos verticales tendentes a aumentar la densidad de las ciudades en los países anglosajones.

El objetivo es obtener una mayor producción agrícola en una menor huella en el terreno, se están haciendo ya pruebas, en Suecia, Canadá, Singapur y EE.UU. Otro planteamiento son los Invernaderos Verticalmente Integrados-IVI (VIG de sus siglas en inglés) en la doble piel de las fachadas sobre bandejas suspendidas por cables, las labores de plantación y recolección se realizan a nivel de suelo y pueden llegar hasta los 20 m de altura. Suelen estar dotados de un sistema adaptativo que las cambia el ángulo en función de la inclinación del sol, como las venecianas, maximizando la absorción solar por las plantas y eliminando el deslumbramiento interior, aparte de proporcionar a los ocupantes una visión constante hacia el exterior a zona verde ajardinada.

Los jardines verticales dentro de los edificios basados en sistemas hidropónicos, se están usando para depurar el aire interior como sistemas de bio-filtración, extrayendo el aire de los espacios que tras pasar por ellos es devuelto al espacio de oficinas, mejorando la calidad del aire interior.

La población mundial va a seguir creciendo, y las economías desarrollándose como lo están haciendo hasta ahora, el crecimiento de las economías de los países es muy bueno, con lo cual estas nuevas tecnologías van a colaborar en la producción agrícola mundial, cuando se resuelvan los problemas de las emisiones tóxicas y peligrosas de las chimeneas de nuestros edificios, que se incorporarían a estos alimentos y por tanto al cuerpo humano.

El complejo de 7 rascacielos de residencial de protección oficial, 1.848 apartamentos, de 51 plantas Pinnacle@Duxton de Singapur, de 163m de altura, aparte del espacio abierto ajardinado del complejo a nivel de suelo y sobre las cubiertas de los edificios bajos de la plaza, integra dos jardines lineales en el cielo, uno en la planta 50 y otro a media altura en la planta 26, cada uno de ellos uniendo todos los edificios y de 500m de longitud cada uno, dotando al proyecto de una superficie adicional ajardinada de espacios libres conectados de una hectárea (cada uno de ellos de 5.000 m2).

En Nueva York, la ciudad de los rascacielos, en el bajo Manhatan, se encuentra el Museo de los Rascacielos, si pasan por allí no dejen de visitarlo y hablar con Carol Willis, su fundadora y comisaria. Allí nos definen que alto no significa necesariamente más grande y que no es la misma cosa. La grandiosidad de un edificio es en realidad acerca de toda la escala completa del mismo. Los edificios son un negocio y como tal sus espacios alquilados o en venta deben de maximizar el flujo de ingresos. En el museo nos indican que los rascacielos mas grandes se construyeron de 1965 a 1973; las dos torres gemelas del atentado, World Trade Center totalizaban 836.127 m2 de espacio de oficinas y la Torre Willis (antes Sears) de Chicago, el edificio mas alto de su tiempo tiene 371.600 m2 de oficinas con 442 m de altura. Burj Kahlifa, persiguiendo LEED-Oro, tiene 828 m de altura, mas del doble, pero solo tiene 306.580 m2 de espacio de oficinas. Ninguno de los nuevos mega rascacielos en diseño o construcción actualmente sobrepasa los 371.600 m2 de espacio interior. La densidad en vertical no tiene una importancia enorme para conseguir un futuro urbano sostenible y eficiente, nos debemos de centrar en los beneficios que se pueden generar con los desarrollos en altura en relación a crear un transporte público bueno y eficiente para los ciudadanos.

La torre SkyCityOne en la ciudad china de Changsha será el edificio prefabricado más grande del mundo. El espacio interior de la monumental ciudad-pirámide es un área sin precedentes de 929.000 m2 de superficie construida. El tema del prefabricado o no y de la energía realmente embebida en el edificio no va a ningún lado en términos de sostenibilidad. Los rascacielos son edificios de largo plazo, como la mayoría de los edificios de nuestras ciudades europeas, este año el Woolworth cumple 100 y el Empire Estate 82, y los dos producen un muy buen flujo de ingresos a sus propietarios, cuantos de nuestros barrios (y de los de Francia, Italia, Reino Unido y Alemania,…) la mayoría de los edificios son mas que centenarios.

El reducir el tiempo de construcción o la energía embebida, no va a ninguna parte. Se invierte una sola vez en la energía embebida y en el tiempo de construcción y luego nuestros edificios viven siglos. El impacto está realmente en la “Energía Operativa”, los consumos de funcionamiento del edificio a lo largo de su vida útil, que deben de minimizarse al máximo. El crear edificios con alta calidad y excelencia que producen lo anterior, es lo que asegura el valor en el largo plazo de las inversiones inmobiliarias.

Es ridículo pensar que las ciudades no van a crecer en horizontal y solo lo van a hacer en vertical – “Lo Horizontal” es realmente la fibra esencial por la cual las ciudades existen: circulación, recreacional (zonas verdes, espacios abiertos,…), espacios comunitarios,…los espacios públicos exteriores son los que proporcionan las diferentes dinámicas a nuestros edificios. Los retos están en la intercomunicación espacial entre rascacielos como en Toronto o Minneapolis y en la integración de usos poco empleados en edificios en altura, como; salud, educativo, industrial, centros de datos,… Las ciudades de Europa continental y Asia, en general sufren problemas de híper densidad, mientras que las ciudades anglosajonas sufren habitualmente problemas de híper extensión, lo mas idóneo y mejor para el hombre, que es el que vive y trabaja en ellas, como siempre está en un punto medio, al que ambos urbanismos deben converger.

Como materiales y productos innovadores en el área de la sostenibilidad me he encontrado últimamente con lo siguiente:

·         Muros a medida en tierra-cemento armada de 457mm-610 mm de espesor, con aislamiento en el medio de poli-isocianurato, que consigue in factor de aislamiento R-29, no precisa acabados ni exterior, ni interior.

·         Paneles de rejilla drenante-ventilante para colocar debajo de todo tipo de pavimentaciones hecha con 100% poli-olefina reciclada post-consumidor. MRc4

·         Claraboya automática de lamas que sigue el sol e introduce la luz natural hacia dentro del edificio. CAIc8.1

·         Estructuras de madera conformada certificada FSC y con adhesivos de poliuretano, libres de formaldehido. MRc7,CAIc4.4

·         Pavimento de interiores en losetas semi-rigidas con 60% de contenido en reciclados 50% post consumidor de botellas de plástico de agua y bebidas y sin COVs. MRc4, CAIc4.3

·         Paneles de madera cruzo-laminada de grandes dimensiones 12m x 3m x 30,4cm, libre de formaldehidos (usa poliuretanos), hechas de residuos de madera. MRc7, CAIc4.3-4.4-4.6

·         Campana de Humos para laboratorios, filtra los contaminantes sin chupar aire acondicionado, eliminando ácidos, bases y disolventes, ahorra muchísima energía. EYAp2, EYAc1.4

·         Paneles acústicos de falso techo, 80% algodón reciclado pre consumidor, o 62% fibra de vidrio reciclada post consumidor, marcos con 90% HDPE reciclado pre consumidor y refuerzo en madera FSC sin formaldehido, poliuretano. MRc4, MRc6, MRc7, CAIp3, CAIc4.6, CAIc9

·         Pavimentos de exteriores de malla abierta, 70% HDPE reciclado. MRc4, SSc6.1, SSc6.2

Dos rascacielos icónicos de Manhatan se han transformado recientemente hacia la sostenibilidad, el Empire Estate y el edificio Sede de las Naciones Unidas, el primero ha seguido LEED obteniendo el nivel LEED-BO&M ORO de operación y mantenimiento y el segundo ha empleado una mezcla de criterios entre LEED, BREEAM y SBTools. La remodelación del Empire Estate ha costado $550 millones con una planificación de recuperar esta inversión en tres años, vía las reducciones de consumos de todo tipo que genera. Se proyectó la remodelación para unos ahorros anuales del 38% en energía, que han sido superados ampliamente estos dos primeros años tras finalizar la remodelación. Se modelaron 65 estrategias de sostenibilidad de las cuales se eligieron solo 8 por su rentabilidad. Entre ellas las 6.514 ventanas se desmontaron, se añadió un film de baja emisividad entre los dos cristales y se le inyectó gas argón in-situ, doblando el factor R de 2 a 4 (valor térmico en el centro del cristal). Los focos de iluminación de las fachadas son de tecnología LED. Antes de la remodelación gastaba 315,5 kWh/m2 en energía total (gas natural y electricidad principalmente), en 2012 gastó 221 kWh/m2 y bajando. En el edificio Sede de las Naciones Unidas se cambió toda la fachada por una con rotura de puente térmico, doble cristal y venecianas automáticas que eliminan ganancia solar y maximizan la luz natural, ahorra un 50% de energía, urinarios y sanitarios de bajo consumo ahorran 50% de agua.

Los rascacielos se suelen hacer por dos grandes razones: densidad u orgullo o por ambas a la vez. En Manhatan, Singapur y Hong Kong la razón es la clara falta de espacio físico en el territorio. Para la Torre Willis, el Burj Khalifa o las Cuatro Torres de Madrid es fundamentalmente el orgullo y ego de sus propietarios o corporaciones, siendo este su escultura en la ciudad, su icono, el trofeo símbolo de su éxito. Pero la clave actual en los súper mega edificios, no es ninguna de las anteriores, es buscar el equilibrio de todos los sistemas para lograr la máxima sostenibilidad.

Edificios hechos por orgullo, como la mega Torre del Reino (Kingdom Tower) de Jeddah, Arabia Saudí de 1.000m de altura, 167 plantas, 91m ancho planta baja, en forma cónica, actualmente en construcción, por un lado establece la soberanía de la potencia política y económica de Arabia Saudí sobre el resto de los países de la región (Oriente Medio-Golfo Pérsico), compitiendo con el mega Burj Khalifa, 828 m de altura, en Dubai y por otro lado compite dentro del país con el super Kingdom Centre, de 310 m de altura de Riyadh en la misma rivalidad Madrid-Barcelona, Londres-Manchester, San Francisco-Los Angeles. Pero también sirven para establecer la identidad de una ciudad, atraer energía para el crecimiento y la renovación, incrementar la vitalidad de la ciudad y sus habitantes y reafirmar la llegada de la cultura en la edad moderna.

El Consejo del los Edificios Altos y el Habitat Urbano -CEAHU (CTBUH de sus siglas en inglés) indica que los mega edificios tienen una serie de ventajas ya que cogen el aire de la parte alta para climatizar, que está 10-15ºC más fresco y con una humedad relativa mas baja que a nivel de calle, que al ser mas frío cuesta menos bombear, ventilar, climatizar y deshumidificar, es mas limpio al tener menos partículas (50%), pueden generar eólica y recoger agua de condensación. Sin embargo también tiene sus inconvenientes ya que la energía embebida por unidad de área construida bruta es generalmente mayor, la energía para operar y mantener el edificio es mucho mayor ya que cuesta mas subir a las personas, el agua y los materiales. Las cargas de enfriamiento y mantenimiento son mayores. La eficiencia del área neta alquilable es menor ya que los requisitos de estructuras, ascensores, salidas y escaleras son mucho mayores y ocupan su espacio.

La ciudad vertical no es más sostenible que la ciudad en horizontal, es como en todo en la vida, lo mejor para el hombre está en un término medio. En los últimos estudios (AS+GG, Adrian Smith + Gordon Gill Architecture) sugieren que el punto de equilibrio optimo de los desarrollos urbanos no se encuentra ni en un extremo, las ciudades hechas de viviendas individuales de una sola planta ni en el otro, las ciudades hechas con súper rascacielos. Pero exactamente dónde está ese punto de equilibrio depende de muchos factores como son los materiales y métodos de construir los edificios, tamaño de las unidades habitacionales, el transporte publico, las infraestructuras urbanas y las métricas del propio estudio. Pero lo que logra los mayores estándares en sostenibilidad en las ciudades y en los edificios individuales es el equilibrio entre la combinación de todos los sistemas.

Si el argumento es el uso del suelo, los edificios altos suponen una ventaja, pero por otro lado en donde no hay constricciones físicas reales al territorio, son el paradigma de la voracidad recaudatoria, el monopolio del uso del suelo, la elevación artificial del precio del mismo, el control interesado en la cantidad de suelo edificable disponible en el mercado, la especulación, la codicia y la falta de libertad llevada a cabo por los gobiernos locales y regionales. Cuando compra un piso en España, más de la mitad del precio que paga es debido a la repercusión proporcional de los costes extra artificiales de la parcela en donde se erige el edificio, impuestos por el gobierno local de turno. Pero el uso del suelo no es un factor clave, es solamente una mas de las muchas variables y no precisamente la mas importante de entre la combinación de todos componentes de los sistemas urbanos.

Un súper rascacielos, no es “per-se” mas sostenible, ni mejor que un edificio bajo, ya que tiene un gran impacto en donde se implanta, puesto que las redes de tuberías; eléctricas, agua potable, saneamiento, comunicaciones y los sistemas de transporte, vehículos, población que desplaza diariamente, los suministros para la vida humana de todo tipo que necesita y los residuos que generan, absorben una gran cantidad de recursos de una extensa región alrededor del mismo, como las raíces de un gran árbol.

Los edificios de residencial en altura son siempre mas adecuados para, solteros, matrimonios ya sin hijos (en la vejez) o jóvenes parejas, no suele haber guarderías cerca, los supermercados son mas caros, no hay zonas de diversión para los adolescentes, no hay parques para los niños, hay mas delincuencia e inseguridad, llevar a los niños al colegio suele ser un dolor, las calles son mas sucias. Para matrimonios con hijos lo ideal es la vivienda unifamiliar de una planta con piscina y jardín delantero y trasero, en una comunidad en la que los chicos puedan jugar en pandilla, andar en bicicleta juntos, jugar con los perros, tener el colegio y el supermercado cerca, en la que los niños crezcan rodeados de naturaleza y en un ambiente sano. Hay familias con niños que no irían a un edificio en altura aunque les pagasen por ello.

El Consejo del los Edificios Altos y el Habitat Urbano -CEAHU (CTBUH de sus siglas en inglés) define los rascacielos en cuatro categorías: rascacielos- por encima de 150m, súper rascacielos- por encima de 300m, mega rascacielos- por encima de 600m, híper rascacielos- por encima de 1.200 m. También define los edificios bajos hasta 10m, de altura media hasta 75m y altos hasta los 150m.

En España, en el SpainGBC®, www.spaingbc.org, tenemos actualmente 180 edificios en el programa LEED, de los cuales 54 se han certificado y 8 son Platino. Con estos números somos los terceros de Europa después de Alemania e Italia. Somos los cuartos de Iberoamérica, después de Brasil, Mexico y Chile y los 14 a nivel mundial. La Torre Iberdrola, en Bilbao, de 165m de altura, 41 plantas y 50.000 m2, es el primer rascacielos DOBLE PLATINO Certificado LEED-NC y CI de Europa y de España. En proceso de ejecución y certificación LEED se encuentra la Torre Cajasol en Sevilla, ambos del arquitecto Cesar Pelli. Pero también nuestras multinacionales están haciendo rascacielos LEED fuera de España como; en Ciudad de Mexico con el Centro Operativo BBVA, de 140m de altura, en Colonia Granada y la Torre BBVA, de 230m de altura, en Paseo de la Reforma, los dos en proceso de construcción y certificación, persiguiendo LEED-Oro. La Torre Santander, de 130m de altura, en Sao Paulo, al igual que el Sabadell Financial Centre, de 126m de altura, en Miami, se encuentran ambos en el proceso de implantación de LEED de Operación y Mantenimiento.

Casi todos los rascacielos actualmente en construcción en las ciudades Chinas, los dueños han establecido como objetivo mínimo la Certificación LEED-NCv3 Oro, (China tiene en el programa LEED mas de 1.450 edificios, el mayor numero fuera de EE.UU.) todo ello presionados por el Gobierno Central Chino con el objetivo de contrarrestar de alguna forma la fama real de ser el país con las ciudades mas contaminadas del planeta, por lo cual deben de asegurarse que estos se completan con altos niveles de excelencia en sostenibilidad. La famosa “niebla” de Londres era smog-contaminación, al ser los pioneros de la industrialización, en Londres no hay niebla. Recuerden la lucha de nuestras ciudades contra el smog de los años 70s y 80s. En las ciudades occidentales ya tenemos controlado este problema, pero muchos días vemos en las noticias imágenes de las grandes ciudades chinas con una espesa nube de smog que no deja ver el sol y a sus ciudadanos siempre con mascarillas.

La mega Torre Wuhan Greenland, 636 m de altura, en Wuhan, de 125 plantas, en construcción, persigue LEED-Oro, para contrarrestar los fuertes vientos, tiene forma cónica, bordes redondeados, remate abovedado, respiraderos en la fachada. Los sistemas usados en estos edificios hasta ahora solo eran mayoritariamente empleados en Europa como; la recuperación de aguas grises, suelos radiantes de frio y calor, fachadas con doble piel y persianas automáticas, el acondicionamiento de la temperatura radiante, utilizando las fuerzas de la naturaleza para distribuir aire fresco frio en el interior del edificio. En la cúpula, de 30 metros de alto, que corona el edificio, se alcanzarían los 80ºC en la punta de los extremadamente calurosos y húmedos veranos de Wuhan, si no existiesen unas entradas de aire fresco exterior a nivel del suelo de esa planta y unas extracciones del aire caliente por efecto succión a 6m por encima del suelo. El resto del aire caliente se queda en una capa superior sirviendo de aislamiento. Las aguas grises (duchas-lavabos) del hotel situado en la parte superior de la torre se depuran en una planta técnica y se distribuye por gravedad a los sanitarios y urinarios de las oficinas de las plantas inferiores.

La súper Torre Qingdao, de 327m de altura, en Qingdao, que persigue LEED-Oro, tiene la coronación en forma de dos embudos diseñada para recoger los vientos dominantes y encaminarlos a cuatro túneles de viento, con turbinas de eje vertical que producen una buena porción de la energía anual que necesita el edificio. También disminuye la carga de viento haciendo la estructura del edificio más liviana.

La acción del viento es mas importante cuanto mas alto se sube, las Modelizaciones de Dinámica de Fluidos-MDF (CFD de sus siglas en inglés) y los Ensayos en Túnel de Viento han pasado de ser consideradas en detalle, solo por los súper rascacielos, a utilizarse en todos los edificio altos. Esta modelización se usó por primera vez en España en edificios de oficinas, en el diseño de los patios bioclimáticos interiores de la sede de SANITAS en Madrid, en el año 2000. El mega rascacielos en construcción Ping An Finance Center, en Shenzhen, de 660m de altura y 115 plantas, persigue LEED-Oro, utilizando la modelización y el túnel de viento lograron unas formas mas suaves que reducen un 45% las cargas del viento y por tanto una estructura mas ligera con un 10% menos de hormigón y acero. Las formas en huso de los rascacielos con anchas bases impiden que por la acción del viento vuelquen, y a su vez como las necesidades de agua, ascensores y energía disminuyen siendo los núcleos más pequeños, ganan superficie útil de oficinas a medida que suben en altura.

En estos edificios el Proceso de Integración de Diseño y Construcción se basa en la interrelación de formas, estructura, medio natural y las funciones del edificio. El súper rascacielos La Torre de la Perla del Rio, Pearl River Tower, en Guangzhou, de 309 m de altura, persigue LEED-Oro, aprovecha los altos vientos dominantes de la zona, al instalar en dos posiciones a media altura aperturas que reducen la carga de viento y por tanto el tamaño de la estructura, pero que al mismo tiempo sirven para instalar en ellos turbinas verticales y producir energía. El viento predominante de 6 m/s gracias al efecto succión en las aperturas se acelera hasta 9 m/s. Se están empleando también las presiones negativas generadas por el viento para substituir o ayudar a los ventiladores de extracción, sobre todo de las secciones superiores de los edificios. Usa un sistema de calentamiento y enfriamiento radiante mediante vigas/paneles colocados bajo los forjados, gestionados por el Sistema de Gestión del Edificio- SGE (BMS de sus siglas en inglés) que cambian rápidamente la temperatura para evitar el punto de rocío de la condensación. Al ser los plenums de los falsos techos más pequeños, se han conseguido 5 plantas más para la misma altura, lo que ha mejorado la superficie neta alquilable y la rentabilidad del edificio.

La torre Manitoba Hydro Place, de 18 plantas, en Winnipeg, Canadá, LEED-Platino ahorra energía de bombeo de aire fresco y extracción de aire usado al aprovechar los vientos dominantes del sur que son recogidos en la totalidad de la altura del edificio por una de sus esquinas sur (que lo distribuye en cada planta) en la que tiene un invernadero vertical (que sirve para precalentar el aire) y por respiraderos de la doble fachada y es ayudado por la succión generada en la chimenea de ventilación colocada al norte del edificio, cuatro plantas por encima de la cubierta, para realizar la extracción. Consigue con 88 kWh/m2 de energía primaria; calentar, enfriar, ventilar e iluminar el edificio todo el año.

Edificios usando dobles fachadas como el KfW WestArkade, de Frankfurt, de 23 plantas, que usa multitud de respiraderos en la fachada con persianas controladas por sensores que mediante el BMS optimiza el uso del viento predominante, lo que lleva a un consumo anual de energía primaria por debajo de los 100 kWh/m2 o el edificio del Club General Alemán del Automóvil (ADAC), de Múnich, de 25 plantas con ventanas de doble marco con aperturas metálicas que modulan automáticamente la presión del aire. Algunos de estos sistemas tienen un periodo de retornó sobre la inversión de 10 años, los cuales no entran en la situación económica actual que busca periodos de 3-4 años. Estos edificios suelen estar enfriados y calentados mediante sistemas radiantes integrados en los forjados de plantas. En Europa hay una tendencia hacia la simplificación de los sistemas de ventilación.

El uso de los efectos chimenea en los súper rascacielos se emplea tal cual para ventilar y enfriar las partes altas de estos en las regiones calientes de China, Sudeste Asiático y Oriente Medio. El aire caliente, simplemente más liviano se le deja subir y escapar ayudado por el efecto succión de los vientos predominantes, mientras que el aire fresco, frio y limpio exterior de cubierta se le deja caer, como una cascada, por las huecos superiores y de estos hacia dentro de los espacios del interior.

La Torre PNC Bank, de 168 m de altura, en Pittsburg, persiguiendo LEED-Oro,  tendrá solo ventilación natural. Está dotado de una chimenea solar de arriba a abajo de su núcleo, que consta de dos pozos que llevan el aire fresco generado en la cubierta precalentado en invierno por un invernadero de 464 m2 sobre una losa de hormigón de 400 tn que le proporciona inercia térmica. El sistema de gestión del edificio BMS coreográfica la apertura de respiraderos distribuidos por toda la doble piel de la fachada que maximiza la ventilación y disminuye los cambios de presión para los ocupantes. Se obtienen 12 renovaciones de aire fresco por hora, con cero uso de la energía para la extracción. En el tiempo húmedo, caluroso y lleno de polen del verano de Pittsburg el sistema invierte el proceso cogiendo el aire más fresco, húmedo y limpio por encima de la cubierta (evitando el invernadero) y bombeándolo hacia abajo por la chimenea a los espacios de oficina. Secciones de la fachada de 1,5m de ancho por 3m de altura se abren a la doble fachada al lado de cada columna, sensores avisan con luces verde/rojas cuando es aconsejable abrirlas o cerrarlas.

Una de las grandes innovaciones en los mega rascacielos son los cables de fibra de carbono de los ascensores, que incorporan los aparatos elevadores de KONE. Los actuales cables de acero trenzado limitan las carreras de los ascensores a tramos máximos entre 550m y 600m, obligando a colocar varias secciones de ascensores para llegar a la coronación del edificio. Los cables de fibra de carbono permiten carreras de 1.000m. Al ser menos pesados los cables, los motores consumen menos energía y ahorran en mantenimiento. Al eliminar secciones de ascensores, se eliminan vestíbulos intermedios de transferencia y se obtienen núcleos más pequeños, aumentando la superficie neta alquilable. En edificios altos normales, estos ascensores de KONE también generan un ahorro considerable de energía de funcionamiento.

El agua, en los mega rascacielos hay que bombearla, en etapas sucesivas, ya que no hay bombas ni tuberías que puedan proporcionar ni soportar, las presiones requeridas, lo que conlleva un gasto de energía considerable y a la dotación de depósitos de regulación y estaciones de bombeo a determinadas alturas que disminuyen la superficie neta alquilable. Los mega rascacielos están empleando desde las estrategias habituales de recoger el agua de lluvia de cubierta y parcela, a sistemas más complejos que basados en que el agua no siempre cae en vertical, esta se recoge también mediante las fachadas, que es la superficie más importante de estos. En zonas húmedas o secas pero junto al mar o junto a grandes lagos, se juega con el punto de rocío para generar intencionadamente, con las instalaciones mecánicas, agua condensada. El agua recolectada por estos sistemas se almacena en depósitos situados en distintos sectores en altura para alimentar por gravedad a los sanitarios y urinarios de las plantas inferiores. Los sistemas convencionales se usan para completar el agua de lluvia/condensación recolectado, pero estos al ser mas pequeños en su dimensionamiento consumen también menos energía.

En España la Torre Iberdrola, de 41 plantas, en Bilbao, 165m de altura, doble LEED-Platino, tiene un sistema de recuperación de pluviales que ahorra un 40% de consumo de agua al año. Burj Khalifa, 828 m de altura, en Dubai, persigue LEED-Oro, captura 35.000 m3/año de agua de condensación de sus sistemas de Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado CVAC – (HVAC de sus siglas en inglés) y los almacena en unos tanques en el sótano, suponen más del 33% del consumo anual de agua del edificio.

Lo bueno de los rascacielos sostenibles LEED es que diferencian las ciudades y los hechos culturales de las mismas, dando importancia a los motores culturales y económicos, siendo los lideres, ya que son mas avanzados técnica, económica y culturalmente que el resto, al mismo tiempo que reducen los costes de la energía, agua y recursos de todo tipo, mejorando de forma equilibrada el bienestar y la salud de los que viven o trabajan en ellos.

*Aurelio Ramirez Zarzosa, es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos con la Especialidad de Hidráulica y Energética por la Universidad Politécnica de Madrid (1985). Es Socio-Director de la empresa Pionera y Líder en España y en Europa en consultoría en servicios de sostenibilidad, y Certificación LEED®, Z3, www.zeta3.com. Es Fundador y ocupa actualmente el cargo de Presidente del SpainGBC®.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse