Mire aquí

    Acostumbrarse a un uso eficiente de la energía en vez de pagar precios más altos

    Por en 13/02/2017
    Eficiencia energetica

    Kwiil promueve la filosofía de hacer un uso eficiente y responsable de la energía para no ver incrementada la factura con la subida de precios

    La pobreza energética que hay actualmente en España, junto con la llegada del invierno y de los días más fríos, ha hecho que la factura de la luz sea el tema de la orden del día. La subida de precios ha llegado a uno de los picos más altos, que no se experimentaban desde diciembre de 2013.

    Precios elevados para el mercado regulado de la luz

    Los elevados precios afectan a aquellos que están acogidos al denominado mercado regulado de la luz (un 46,3% de clientes domésticos), pues el precio de la energía varía hora a hora todos los días, en función de los precios que se marquen en la subasta del mercado mayorista que se realiza 24 horas antes.

    El mercado de la electricidad es bastante opaco de cara a los consumidores y, en contadas ocasiones, llevan a cabo prácticas abusivas. En respuesta al Ministro de Energía Álvaro Nadal, sobre las declaraciones de que “los españoles tienen que acostumbrarse a precios más altos en momentos determinados y una dinámica con mucha volatilidad de precios”, Kwiil propone hacer un uso eficiente y responsable de la energía. “El camino es fácil, el propio consumidor puede controlar y auto gestionar su consumo de energía, con un fin claro y sencillo: ahorrar en la factura de la luz”, sostiene Borja Moreno, CEO y cofundador de Kwiil.

    Continuas subidas del recibo de la luz durante el 2017

    La factura de la luz supone una media de 650 € al año, con un consumo de 3.487 kW por hogar. Este año veremos subidas continuas en el recibo. En enero se ha incrementado el 5%.

    En los hogares españoles, el mayor consumo de energía se lo lleva la calefacción, con el 47%, seguido de los electrodomésticos (19,4%), el agua corriente sanitaria (18,9), la cocina (7,4), la iluminación (4,1%), el standby, (2,3) y el aire acondicionado (0,8).”

    Según Borja Moreno, “una de las claves para ahorrar en la climatización es mantener la calefacción a 21 grados, que, junto con medidas efectivas de aislamiento, se puede lograr un ahorro de entre 50-100 € al año. También debemos usar un termostato y programarlo para bajar la temperatura cuando no estemos en casa: cada grado de temperatura añadido equivale a un 9% más de gasto energético”.

    El standby es el gran consumo oculto, todos los aparatos que hay enchufados en casa están consumiendo permanentemente, estén o no funcionando como, por ejemplo, los cargadores móviles. Una buena medida es usar enchufes inteligentes o desenchufar por completo todos los aparatos.

    Usar el microondas en lugar del horno para calentar la comida, no tapar los radiadores con ningún tipo de prenda -pues dificulta la correcta difusión del aire-, lavar la ropa en la lavadora con agua fría, etc.

    La eficiencia energética consiste en reducir el consumo consiguiendo los mismos resultados y gastando menos, y además protegiendo el medio ambiente.

    Acerca de A.Gomez

    Debe identificarse para comentar Identificarse