AEE defiende la temporalidad del impuesto sobre la generación eléctrica y la supresión de los cánones ambientales autonómicos

Por en 13/01/2013

La industria, obligada a cerrar plantas por la falta de pedidos domésticos ante la inexistencia de un marco regulatorio para el futuro Madrid, a 23 de octubre de 2012.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) defiende que el impuesto del 6% sobre la generación eléctrica incluido en el Proyecto de Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética sea temporal y se elimine una vez que se haya puesto fin al déficit de tarifa.

Ésta es una de las sugerencias de enmiendas que AEE ha hecho llegar a los diferentes grupos parlamentarios con el fin de minimizar el impacto del proyecto de ley para el sector eólico, cuya situación es ya insostenible. Este nuevo impuesto se suma no sólo a la elevada presión fiscal que ya sufre el sector, sino también a la moratoria para nuevas instalaciones y a la inexistencia de un marco regulatorio más allá de diciembre de 2012. El sector necesita soluciones ya para salir de esta complicada situación.

AEE también defiende que se introduzca una enmienda para suprimir los impuestos autonómicos a las instalaciones eólicas y así evitar una doble imposición por motivos supuestamente ambientales a los parques ubicados en aquellas comunidades autónomas donde se aplican cánones eólicos (es el único sector que soporta este tipo de tasas).

 

 

Asimismo, AEE considera que el cumplimiento de los objetivos europeos de que el 20% del consumo de energía final proceda de fuentes renovables en 2020 responde a una política energética global y, por tanto, su financiación no debería afectar en exclusiva a los consumidores eléctricos. La industria eólica española, considerada un referente a nivel mundial, se está viendo obligada a cerrar fábricas y despedir empleados.

Los fabricantes de aerogeneradores no tienen pedidos para el mercado doméstico debido a la moratoria para nuevas instalaciones impuesta en el Real Decreto-ley 1/2012 (que implica que los megavatios inscritos en el Registro de Preasignación para 2012 sean los últimos que se instalarán en España bajo el Real Decreto 661/2007) y por la inexistencia de un marco regulatorio más allá del 31 de diciembre de 2012.

España necesita más que nunca sectores productivos y creadores de empleo que impulsen la salida de la crisis económica y cambien el modelo económico del país de cara al futuro. El sector eólico es ejemplar: ha crecido siempre de acuerdo a los objetivos, crea riqueza y empleo, reduce las importaciones de combustibles fósiles y la transferencia de rentas al extranjero, exporta tecnología y es la imagen tecnológica de España.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse