Mire aquí

    La aerotermia elimina el 100% de las emisiones de co2 en hogares

    Por en 09/06/2016
    aerotermia TOSHIBA

    Sustituir las calderas de gas y gasóleo por equipos de aerotermia elimina el 100% de las emisiones de co2 de los hogares españoles. En España, el 40% de los hogares dispone de un sistema de climatización por aerotermia y en la última década se han vendido 10 millones de unidades de estos equipos. La energía por aerotermia o bomba de calor es una de las energías renovables con mayor respaldo en las políticas de sostenibilidad energética de la Unión Europea

    “Sustituir las calderas de gas y gasóleo por equipos de aerotermia elimina el 100% de las emisiones de co2 de los hogares”

    La plena sustitución de las calderas de gas y gasóleo por sistemas basados en energía por aerotermia o bomba de calor y su instalación en edificios de nueva construcción elimina las emisiones globales de CO2 de los hogares españoles. Este proceso permite avanzar hacia la plena ‘descarbonización’ que impulsa la UE en sus políticas energéticas y medioambientales, así como cumplir el compromiso alcanzado en el acuerdo sobre el clima de la Conferencia de París.

    Estas son las previsiones de Toshiba Calefacción & Aire Acondicionado, fabricante mundial de equipos de climatización, que aboga por esta sustitución para climatizar y calentar el agua de las viviendas de nuestro país de manera más barata y ecológica, sin usar combustibles fósiles e, incluso, con plena autonomía de la red eléctrica. En este sentido, la compañía apuesta por un cambio real en el modelo energético español en favor de la independencia energética y la producción y consumo de energías no contaminantes.

    “Hoy en día, la evolución significa ‘dejar de quemar cosas’ como fuente de energía. La sustitución total de las calderas de gas y gasóleo se va a producir sí o sí. Es inevitable, por cuestiones de supervivencia”, apunta Carlos Gómez Caño, director general de Toshiba Calefacción & Aire Acondicionado. “El tiempo en el que se consiga incidirá directamente en la calidad de vida de los ciudadanos, en la preservación del medio ambiente y en la competitividad de la economía española. En este sentido, creemos que la realización de cambios legislativos en el actual marco legal energético nacional aceleraría el proceso”, concluye Gómez Caño.

    En esencia, la aerotermia o bomba de calor es un generador doméstico de energía renovable que usa el calor del aire para producir el 70% de la energía que necesita para ofrecer calefacción (desde -25ºC) o refrigerar (hasta 46ºC). Además, la nueva generación de equipos por aerotermia permite también calentar agua, por lo que es ya una alternativa real para sustituir calderas de gasóleo y gas natural y propiciar una revolución capaz de producir un cambio en las necesidades energéticas de la economía española.

    La aerotermia puede sustituir cualquier sistema de calefacción individual o colectivo, independientemente de si usa radiadores, suelo radiante o radiadores de baja temperatura, sin necesidad de cambiar el circuito e instalación de agua caliente.

    Para la compañía, también es necesario usar correctamente los 10 millones de sistemas de calefacción y aire acondicionado por aerotermia instalados en los hogares españoles en la última década. En este sentido, una gran parte de los usuarios habría comprado equipos únicamente para refrigerar y hoy los usan también para calefacción, por lo que han dejado de calentar sus casas con combustibles fósiles y reducido su gasto energético y sus emisiones de gases de efecto invernadero.

    La eficiencia de la aerotermia como sistema de calefacción y refrigeración está contrastada por su instalación masiva en entornos profesionales. Grandes infraestructuras, fábricas, oficinas, hoteles, hospitales, universidades, centros de ocio o cualquier pequeño negocio han adoptado de manera masiva la climatización por bomba de calor, tanto por su menor coste, como por sus bajos niveles de contaminación.

    Aerotermia, la alternativa a calderas de gas y gasóleo

    Toshiba recuerda también que la Unión Europea respalda esta energía renovable como una de las más eficientes y sostenibles para sustituir los equipos obsoletos de climatización y reducir la dependencia energética del continente, los costes en el ámbito residencial y las emisiones de CO2. España es un entorno privilegiado para liderar la implantación de la aerotermia por disponer de una climatología óptima en toda su geografía, en comparación con otros países de su entorno, y necesita de un modelo energético basado en la libertad de elección del consumidor sobre el origen de la fuente de energía que quiere utilizar.

    Así lo demuestra la comparación con Francia. El año pasado, en el mercado francés se comercializaron 80.000 equipos para climatización y agua caliente sanitaria por aerotermia, una cifra quince veces superior a las 6.000 unidades que se vendieron en España, aunque la previsión sea multiplicar por siete las ventas en nuestro país, en 2020, hasta las 42.000 unidades.

    Hoy, tecnológicamente, es posible climatizar y calentar agua en una vivienda unifamiliar o comunidad de vecinos de manera más barata y ecológica y sin necesidad de conectarse a la red eléctrica, apoyando esta instalación con paneles fotovoltaicos y baterías acumuladoras. Por esta razón, Toshiba considera que es responsabilidad de las empresas de distribución y generación eléctrica ofrecer precios competitivos y dar a los particulares energía eléctrica estable, segura y económica, capaz de competir con la nueva realidad del autoconsumo y autogeneración.

     

    Acerca de Helena

    Debe identificarse para comentar Identificarse