Mire aquí

    Buderus recomienda el uso del nuevo gasóleo de calefacción de Repsol, BiEnergy e+10

    Por en 17/05/2016
    Repsol

    Con BiEnergy e+10 y las calderas de condensación de Buderus Logano plus SB, es posible sacar el máximo partido a la tecnología de condensación y obtener un ahorro significativo al reformar la antigua sala de calderas.

    Buderus, comparte con Repsol su objetivo de fomentar la eficiencia energética y el ahorro en salas de calderas.

    En su línea de innovación continua, Repsol ha desarrollado el nuevo gasóleo BiEnergy e+10, que en combinación con ciertos modelos de calderas de condensación Buderus, ayuda a obtener importantes ahorros tanto económicos como energéticos. El nuevo gasóleo BiEnergy e+10 ha sido especialmente formulado para su uso en calderas de última generación, entre las que destacan las calderas de condensación Logano plus SB de Buderus. Este combustible, pionero en España, permite sacar el máximo partido de la tecnología de condensación en reformas o nuevas instalaciones de salas de calderas a gasóleo.

    Reducción de emisiones

    Las calderas de condensación de Buderus en combinación con BiEnergy e+10, permiten reducir de forma significativa el consumo de gasóleo y, por tanto, las emisiones. En concreto, en lo que se refiere al CO2 consiguen ahorros de hasta el 30% en comparación con calderas convencionales.

    Además de un mayor ahorro en mantenimiento

    La exclusiva formulación, BiEnergy e+10, desarrollado en su centro de tecnología, garantiza una mayor estabilidad del producto y un óptimo funcionamiento del generador de calor, minimizando las posibles averías y gastos derivados.

    Mayor aprovechamiento de la combustión y alta rentabilidad

    Las calderas de condensación de Buderus son ejemplares por su eficacia en tecnología de condensación. Los modelos Logano plus SB325, SB625 y SB745 son una solución ideal tanto para pequeños como grandes proyectos desde 50 kW hasta 1200 kW.

    Únicas en un mínimo espacio

    Las calderas Logano plus SB325, SB625 y SB745 pueden funcionar tanto a gas,

    como a gasóleo con bajo contenido en azufre. Gracias a un bloque de calor en acero inoxidable con superficies de intercambio de alto rendimiento, las calderas son especialmente compactas y ofrecen ventajas en el transporte, el montaje y en la instalación.

    Ahorrar energía con tecnología puntera

    Las dos conexiones de retorno de caldera, una para sistemas trabajando a alta temperatura y otro a baja, permiten estratificar mejor el agua en el bloque de calor obteniendo el máximo rendimiento, lo que supone un ahorro de energía adicional.

    Excelente aislamiento térmico

    Las calderas Logano plus SB han reducido drásticamente las pérdidas por disponibilidad de servicio gracias a un aislamiento térmico totalmente premontado de fábrica que simplifica además los tiempos de instalación.

    Flexibilidad de adaptación a los requisitos de cualquier instalación

    Esta caldera de condensación permite su integración prácticamente en cualquier tipo de instalación.  La falta de requisitos mínimos en lo que se refiere a caudal mínimo de circulación, temperatura mínima de agua en caldera o potencia mínima del quemador, le permiten su integración en cualquier tipo de instalación con una hidráulica simplificada sin necesidad de instalar detector de flujo o bomba de by-pass. Esto simplifica la planificación y ahorra tiempos de instalación. Además, las dos conexiones de retorno permiten optimizar el aprovechamiento energético en instalaciones con diferentes requisitos térmicos permitiendo valores de rendimientos de hasta el 109% en gas o el 104% en gasóleo para modelos SB325 y SB625, y hasta el 110% en gas o el 105% en gasóleo para la SB745.

    Acerca de A.Gomez

    Debe identificarse para comentar Identificarse