Casi 300 viviendas en Euskadi han sido subvencionadas por utilizar la energía de la biomasa como calefacción

Por en 07/01/2013

En cinco años la potencia instalada ha pasado de 747 kW a cerca de 7.500. La biomasa es la renovable más utilizada en Euskadi, ya que representa el 85% del total de producción renovable.

 José Ignacio Hormaeche, Director General del Ente Vasco de la Energía ha inaugurado las Jornadas sobre la energía renovable de la biomasa en las que se ha dado a conocer las ventajas del uso de esta fuente en el sector doméstico para la obtención de agua caliente sanitaria y calefacción. Los pellets y astillas son la forma comercial del “combustible” de la biomasa y resultan muy competitivos frente al gasóleo y otros combustibles fósiles.

La jornada sobre biomasa organizada por el Ente Vasco de la Energía ha tenido como principal objetivo dar a conocer esta fuente de energía renovable a diversos públicos implicados directamente en el sector residencial como son administradores de fincas, estudios de arquitectura, responsables de planificación municipal, profesionales del mundo de la calefacción, etc.

Y es que la biomasa ofrece notables ventajas para su uso doméstico como fuente de energía para el calentamiento de agua así como para cubrir las necesidades de calefacción. Con un precio del petróleo y sus derivados en constante aumento, la biomasa ofrece una estabilidad en coste así como una garantía de suministro de calidad que la hace altamente competitiva para sustituir, por ejemplo, a las calderas de gasóleo en comunidades de vecinos, hoteles e instalaciones similares.

Estas ventajas hacen que desde el EVE se apueste por esta tecnología allí donde sea posible su instalación. Por una parte fomenta la renovación de antiguas instalaciones de gasóleo por modernas instalaciones térmicas que cuenten con calderas de pellets o astillas. Paralelamente también se persigue su introducción tanto en obra nueva como en redes de calor allí donde sea factible la creación de las denominadas calefacciones de distrito, con la biomasa como fuente principal de calor que abastezca a varios bloques de viviendas.

Combustible renovable y abundante en Euskadi

Y es que la biomasa ofrece un combustible en forma de astillas y pellets de gran calidad, con un mercado en alza y que permite abastecernos de forma continua de esta fuente. Para ello en Euskadi existe materia prima suficiente y empresas de producción de “combustible” en forma de pellets y astillas que ofrecen abastecimiento continuo, con todas las garantías de calidad y, además, económicamente competitivo frente a los carburantes de origen fósil.

Las calderas de biomasa disponen de una tecnología probada y de gran madurez, lo que supone una notable garantía de uso y de mantenimiento, por lo que la combinación de un abastecimiento de calidad y calderas con probada tecnología permiten disponer en Euskadi de calefacción de origen renovable.

Como muestra de todo ello en la jornada se han expuesto diversas experiencias de sustitución de calderas de gasoil por otras de biomasa, así como la actual producción de pellets de madera de máxima calidad, que garantizan un suministro de calidad suficiente para cubrir las necesidades actuales y también las futuras dado el incremento gradual de la demanda.

Progamas de ayudas

Asimismo, con el objetivo de contribuir a afianzar el mercado de las renovables y de la biomasa para usos térmicos domésticos, el Ente Vasco de la Energía cuenta con una serie de líneas de apoyo que facilitan la incorporación de estos sistemas de aprovechamiento renovable. Las actuales ayudas varían según la potencia de la caldera de biomasa instalada, y pueden alcanzar entre el 30-35% del coste total de la inversión.

Es reseñable el notable aumento que ha experimentado la demanda de ayudas para la instalación de calderas de biomasa para la obtención de calor en viviendas. Si en el año 2006 fueron 11 el número de instalaciones que recibieron apoyo para una potencia instalada total de 747 kW, en el año 2009 fueron 367 instalaciones con 10.528 kW y en 2010, 270 instalaciones y 7.347 kW. Un repunte reflejo del aumento del interés y de la confianza en esta fuente renovable, y del crecimiento de un mercado con amplias posibilidades en Euskadi.

La biomasa en Euskadi

La biomasa es en la actualidad la fuente de energía renovable más utilizada en Euskadi. Como ejemplo, en el año 2010 en el País Vasco la contribución de las renovables al consumo final de energía fue del 6,8%, del cual un 85 % tuvo su origen en la biomasa (64% biomasa y 21% biocarburantes), un 7,3% de la hidroeléctrica, un 7% eólica y tan solo un 0,4% de la solar.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse