Castilla-La Mancha impulsará el uso de la biomasa para ACS y calefacción en nuevos hospitales

Por en 16/01/2013

 

El Gobierno apuesta por las energías limpias, tanto que en los nuevos centros de enseñanza también se instalará.

5 de septiembre de 2010.- El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, adquirió en su intervención en el Debate de Orientación Política General del Consejo de Gobierno un claro compromiso con las energías renovables al asegurar que se va a impulsar el uso de biomasa forestal para el suministro de calefacción y agua caliente sanitaria a los edificios autonómicos y a los nuevos Hospitales Universitarios de Toledo, Guadalajara y Cuenca, así como en los nuevos centros de enseñanza.

Con esta actuación se conseguirá ahorro de costes para los hospitales, se devolverá la rentabilidad a los montes de la región recuperando la función de suministro de fuente de calor que tuvieron secularmente y se generarán puestos de trabajo para suministrar la biomasa. Además, servirá de prevención de incendios.

Para José María Barreda, estar a la vanguardia en las energías renovables es abrir la esperanza para el futuro. De hecho, Castilla-La Mancha es la primera Región en energía eólica y fotovoltaica. En junio, la potencia instalada ascendía a 5.365 MW, con una inversión de más de 10.000 millones de euros.

En su alocución, el presidente explicó que desde el Gobierno se ha propiciado la instalación de nuevas tecnologías, como la biomasa (Planta de Corduente en Guadalajara) o la termosolar. Para la construcción de cada planta termosolar de 50MW se necesitan unos 500 trabajadores.

En Castilla-La Mancha se produce, en energías renovables, el equivalente al 82% de la energía que se consume. Esta es la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha de ahí, entre otras razones, el rechazo a la instalación del Almacén Temporal Centralizado (el ATC) en Yebra (Guadalajara) o en Villar de Cañas (Cuenca).

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse