Composites sostenibles para un mejor ambiente en edificación

Por en 18/08/2015

Las emisiones deCO2 en la edificación sostenible es objetivo de preocupación en el sector, con el objetivo de avanzar en materia de construcción. Por eso, los composites sostenibles se han convertido en una buena alternativa. En este sentido, la Unión Europea ha puesto en marcha innovadoras iniciativas como el proyecto OSIRYS, con el que se quiere dar respuesta a la necesidad de mejorar la calidad del aire interior y la eficiencia energética a través de desarrollos como composites sostenibles, así como otros productos procedentes de fuentes naturales. Todos ellos con una posterior aplicación en la rehabilitación de edificos y en la construcción de otros nuevos. Con estos nuevos materiales se consigue una gran variedad de funciones, que son capaces de cumplir los estrictos requisitos del Código de Construcción, y que, gracias a este proyecto de edificación sostenible, serán evaluados en condiciones reales a través de dos demostradores ubicados en el sur y el norte de Europa.

Composites sostenibles: Un consorcio en busca de nuevas soluciones

El consorcio que forma parte del proyecto trabaja en estos momentos en enuevos materiales de construcción eco-innovadores que sean capaces de dar un ambiente interno más saludable en los edificios, con el objetivo de alcanzar una solución integral a los retos actuales de emisiones a los que se enfrenta la industria de la construcción.

Estos nuevos y avanzados materiales mejorarán la calidad del aire mediante la eliminación de microorganismos, incrementando el aislamiento térmico y acústico y controlando la transpirabilidad de los sistemas de construcción.Y es que la calidad del aire interior y las emisiones de C02 asociadas a los materiales de construcción han sido durante las últimas décadas un gran reto para la industria, el sector y los inevstigadores. Por este motivo, se está consolidando una creciente tendencia por reemplazar materiales de construcción (como los ladrillos tradicionales y el mortero) que liberan contaminantes como los COVs, el formaldehido, partículas y fibras, por fachadas multicapa.

Las fachadas están compuestas por diversas capas que generan las propiedades de aislamiento y protección requeridas a las fachadas tradicionales y que están diseñadas para tener una fachada exterior ventilada y una parte interior formada por paredes de yeso. A su vez, la pared interior de la fachada consiste en varios paneles que generan aislamiento y protección contra incendios e inundaciones.

El proyecto OSIRYS , de cuatro años de duración enfocado en composites sostenibles para un mejor ambiente en edificación, es coordinado por Tecnalia en colaboración con empresas como Acciona, AIMPLAS, ENAR y VISESA (España); NetComposites (Reino Unido); Fraunhofer, SICC y Tecnaro (Alemania); IVL (Suecia); Conenor y VTT (Finlandia); Omikron (Hungría); UNStudio (Holanda); Bergamo Technologie (Polonia); Collanti Concorde (Italia); y Amorim Cork Composites (Portugal). El papel de AIMPLAS en OSIRYS está relacionado con la funcionalización del grafeno para su aplicación en resinas termoestables y la adaptación del proceso de pultrusión a la fabricación de perfiles de fibras naturales y bioresinas.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse