Contactores de membrana para controlar la corrosión de las calderas

Por en 05/02/2018
contactores de membrana Liqui-Cel® de 3M

Los contactores de membrana Liqui-Cel® de 3M controlan la corrosión de las calderas en las plantas de energía

Controlar los niveles de gas en los sistemas de agua de alimentación de plantas de energía y calderas es fundamental para su correcto funcionamiento.

La importancia de una correcta extracción del CO2 y el oxígeno del agua radica en que ambos gases resultan altamente corrosivos y tienen un impacto muy negativo en el rendimiento de la caldera, corroyendo los metales que toman contacto con el agua de alimentación.

Históricamente, la inyección de sustancias químicas, las torres de vacío y los desaireadores han sido los sistemas más utilizados para extraer el oxígeno y el dióxido de carbono del agua de alimentación de las calderas.

Los contactores de membrana son más económicos, eficaces y seguros

Sin embargo, los contactores de membrana Liqui-Cel® de 3M han supuesto toda una revolución frente a esas tecnologías obsoletas por sus notables ventajas y beneficios y actualmente muchas plantas escogen los sistemas de membrana debido a que resultan más económicos y compactos.

La inyección de sustancias químicas, utilizada con frecuencia en el mantenimiento de calderas, genera un exceso de depósitos en las superficies de metal. También es necesario manipular las sustancias químicas, lo que constituye un riesgo potencial para la salud de los empleados.

A medida que se acumulan los depósitos de sustancias químicas en las superficies de la caldera, ésta debe detenerse y limpiarse en un proceso conocido como purga.

La frecuencia de los períodos de purga aumenta si se inyectan sustancias químicas al agua de alimentación. A medida que aumentan las purgas, también lo hacen los costes operativos debido a que generan una pérdida de agua y de calor en el sistema que se debe restablecer una vez completada la purga.

Los contactores de membrana resultan muy atractivos para muchas industrias que utilizan calderas para generar energía. Su superficie es 10 veces mayor comparada con las torres de vacío y sistemas de tiro forzado, aunque su tamaño pequeño y compacto permite que se puedan instalar en interiores con el consiguiente ahorro de costes al estar cerca de la caldera y requerir menos tuberías.

El control de la corrosión no solo protegerá las calderas de las plantas, sino también todas las tuberías y el resto de los equipos.

Otros aspectos técnicos destacables son que los contactores de membrana pueden funcionar en línea y bajo presión: debido a que aún hay presión positiva en la salida de un sistema de membrana, las bombas de represurización también se pueden aliviar.

Con los contactores de membrana, se puede llegar fácilmente a una extracción de oxígeno de 1 ppb. (una torre de vacío común sólo alcanza 7 ppb.) y el CO2 disuelto también se puede extraer a 1 ppm (mucho más bajo que un desaireador de tiro forzado común).

para más información sobre los contactores de membrana, pinche aquí

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse