Día Mundial de la Eficiencia Energética

Por en 05/03/2013
Eficiencia energetica edificacion

La eficiencia energética son aquellas medidas y sistemas que permiten consumir menos energía para producir lo mismo. De esta forma, se contamina menos y se consiguen importantes ahorros.

Hoy, 5 de marzo, para concienciar sobre la importancia de un consumo responsable en materia energética, se celebra  el Día de la  Mundial de la Eficiencia Energética. Una señalada fecha con la que se quiere hace hincapié en la necesidad de reducir el gasto y la optimización de la energía para un futuro sostenible.

Cabe destacar, en este sentido que es posible que los consumidores ahorren hoy día entre un 20% y un 50% de energía gracias a pequeñas inversiones. Para ello, la contratación de una empresa de servicios energéticos puede contribuir enormemente a la mejorar de la eficiencia en la vivienda, así como la apuesta por electrodomésticos de clase A+++, y la implantación de sistemas de energía solar térmica para ACS, el aprovechamiento de las instalaciones solares fotovoltaicas sobre cubiertas de edificios, así como el uso de la biomasa o la geotermia

La eficiencia energética: El valor del futuro

La eficiencia energética, como ya se ha resaltado, puede lograr ahorros de entre el 20% y el 50% sin alterar el bienestar ni la calidad de vida. Se trata de una de las máximas prioridades de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que tienen como objetivo reducir la cantidad de energía necesaria para iluminación e impulsar iniciativas de desarrollo gracias a la energía que ahora se pierde o malgasta.

¿De dónde surge el Día Mundial de la Eficiencia Energética?

Si no lo sabe, le comentamos que los comienzos de esta señalada fecha se remontan a la primera conferencia internacional sobre eficiencia energética, que se desarrolló en Austria en 1998. En este foro se dieron cita más de 350 expertos y líderes de 50 países para debatir sobre la crisis de la energía y sobre la optimización energética como una de las posibles medidas necesarias para combatirla.

Beneficios de la eficiencia energética

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) explica que gracias a la utilización eficiente de la energía se consume menor cantidad de recursos y de dinero, se mantiene o incluso se mejora la calidad de vida, se contamina menos, se prolonga la vida de los recursos utilizados y se disminuyen los conflictos sociales. España podría ahorrar hasta 3.300 millones de euros al año si controlara mejor el consumo energético de los edificios. Se podría reducir al menos el 25% en la factura de los gastos corrientes, como electricidad, agua y luz, que supondría unos 13.145 millones de euros, según un estudio del grupo de ingeniería Euroconsult, que se basa en datos del IDAE y la Comisión Europea. El margen de mejora es muy amplio: España ocupa los últimos puestos de la UE en progreso sobre eficiencia energética, según un análisis del Departamento de Energía y Cambio Climático del Reino Unido.

La eficiencia energética puede sonar ajena o extraña a los consumidores, pero les puede ser muy útil. Según Antonio López-Nava Muñoz, gerente de A3e, la asociación que agrupa en España a las principales empresas relacionadas con esta cuestión, el ahorro de energía (y dinero), sin alterar el nivel de bienestar, se puede estimar de forma general entre un 20% y un 50% del consumo, mediante la inversión de pequeñas cantidades de dinero.

Las empresas de servicios energéticos (ESE) pueden ser una buena forma de emprender una reforma para aumentar la eficiencia energética, ya sea en un gran edificio público o en una pequeña comunidad de vecinos. Sus responsables asumen la inversión necesaria y cobran en función del ahorro conseguido.

La eficiencia energética puede ser también una fuente de creación de empleo y negocios relacionados con el medio ambiente. Según un reciente estudio del IDAE, Garrigues Medioambiente y el Centro de Estudios Económicos Tomillo, este sector podría superar los 700.000 empleos en 2020. La Asociación de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE) cifra el potencial de este sector en España en mil millones de euros.

Etiquetas de eficiencia energética en edificios y electrodomésticos

Los consumidores pueden ver los beneficios de la eficiencia energética de forma más clara en su aplicación a edificios y electrodomésticos. Si se hace una correcta renovación de instalaciones de edificios, como aislamiento, climatización, iluminación o alumbrado público, y se utilizan energías renovables, como la solar térmica y la biomasa para producir calor, el ahorro mínimo es de un 20%, aunque es posible superar de manera amplia esta cifra en función de las instalaciones. Desde 2007, los edificios de nueva construcción o los que se rehabiliten deben incluir por ley una etiqueta energética

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse