Edificios sostenibles singulares: ejemplo de eficiencia en el mundo

Por en 04/10/2014
Hace poco desde el portal Move your mind se preguntaban “¿Moda o sostenibilidad? ¿Diseño o uso razonable de recursos?”. En todos los casos, se hacía referencia a  las numerosas iniciativas que llaman la atención en la actualidad, pero que pronto dejarán de sorprender, ya que irán a pasar a ser cotidianas.
Se trata de edificaciones singulares, no el simple edificio de viviendas, para otros usos lúdico-culturales que se caracterizan por su perfil sostenible y ecológico. Construcciones en las que “Se puede empezar por el propio ladrillo y acabar por soluciones de arquitectura integrada. Paneles solares para aprovechamientos fotovoltaicos o térmicos, aislamientos para reducir el gradiente de temperaturas y sistemas de calefacción y agua que emplean biomasa o energí­a geotérmica, cada vez están más a la orden del dí­a en construcción”, tal como indican en este portal.
anita-certificacion-LEED
En todos ellos se trata de la denomianda “arquitectura bioclimática“, es decir, construir atendiendo a las condiciones climáticas, aprovechando los recursos naturales (sol, vegetación, lluvia, vientos) para minimizar impactos ambientales y reducir el consumo energético. Por ejemplo, los Juegos Olí­mpicos de Pekí­n 2008, con el Nido y el Cubo o la Expo de Zaragoza con novedosos sistemas de ahorro energético.
También en China hay otros grandes ejmeplos de energí­as alternativas, como los  grandes centros deportivos. En nuestro país destacan algunas construcciones como El Real club Deportivo Espanyol, que empleará energí­a solar fotovoltaica en el estadio que se construye en Cornellá. El acuerdo con la empresa Trina Solar, incluye la exhibición del nombre de esta compañí­a en la camiseta. Cabe destacar que, precisamente, el fútbol puede ser un altavoz de lujo para fomentar el uso de estas energí­as en construcción. Incluso, hasta los taurinos, tan peleados casi siempre con los ecologistas, podrán asistir en Navalcarnero a espectáculos de una forma más sostenible.
Otro país más que se suma a la arquitectura sostenible es Reino Unido.  Una discoteca en Londres se postula como primer exponente del ocio sostenible. La discoteca utilizará energí­a con origen renovabele, que se será en parte obtenida aprovechando los bailes de los clientes, que para serlo tendrán que haber demostrado venir a pie, en bicileta o transporte público. Sin duda que para llegar muchos habrán hecho un gran esfuerzo para asistir y aún, después de ello, me imagino al DJ dando el máximo para que la gente no pare de bailar y así­ no quedarse sin luz.
En Madrid, también en materia de ocio, La Casa Encendida y el Caixa Forum apuestan abiertamente por la arquitectura bioclimática y ofrecen un gran catálogo de cursos, charlas y talleres sobre desarrollo sostenible, energías renovables y Medio Ambiente.

A ellos pueden sumarse los centros religiosos, que también apuestan por la edificación sostenible. Cada dí­a vemos más iglesias que usan nuevas fuentes de energí­a, como la de los paisanos de Villacastí­n y otra con sistemas más avanzados en Stamford. Tal vez el Papa Benedicto XVI, debe tener que ver en esto, ya que es el denominado Papa Ecológico, después de apostar por el uso de la Biblia Ecológica. Pero curioso, esto no viene de ahora, que ya hay estudios del uso que de las Energí­as Renovables daban los constructores de estos sagrados templos ya en el Medievo, aprovechando la entrada del Sol por sus cristales.

Los grandes edificios que son denominados singulares incluyen soluciones eficientes, que mitigan su impacto espacial y visual. En Madrid hay muestras  en las torres situadas en la antigua ciudad deportiva del Real madrid, con un edificio con cubierta solar, denominado el proyecto solar, más alto del mundo. Parece también que la resurrección de sus cenizas del Edificio Windsor será a modo de rascacielos solar.
Cada dí­a más edificios para usos culturales, deportivos van a integrar energí­as soluciones de suministro energético más ecológicas, gracias al aprovechamiento de recursos naturales, aislamiento y ahorro energético. La mayorí­a tienen que ver con la energí­a fotovoltaica, sin embargo poco a poco se integran aprovechamientos eólicos en las ciudades.

Fuente: www.moveyourmind.es

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse