Eficiencia Energética para inmuebles usados

Por en 22/02/2013
Fotovoltaica edificacion

Todas las viviendas usadas, oficinas, locales comerciales, que se vendan o alquilen en España, deberán contar próximamente con un Certificado de Eficiencia Energética. En los próximos meses, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo establecerá la obligatoriedad de obtener este certificado para edificios existentes. Se trata de un documento que informa sobre su comportamiento energético y su consumo, muy similar al ya obligatorio para los edificios de nueva construcción o grandes rehabilitaciones que describe cuán eficaz es la vivienda en lo relativo al consumo de energía en calefacción, refrigeración, ventilación, producción de agua caliente sanitaria e iluminación.

Se prevé entre en vigor en España durante el primer trimestre de 2013, con el objetivo de fomentar la eficiencia energética en edificios y el ahorro económico que ello conlleva. Ecoingenium se anticipa a la obligatoriedad del certificado para que todas aquellas empresas, entidades, comunidades de vecinos o particulares que quieran comenzar el proceso de obtención de la certificación puedan también anticiparse a las exigencias del mercado. Un inmueble eficiente energéticamente es un valor en alza que se revalorizará en los próximos años, dado que la factura de los servicios del hogar (electricidad, agua, gas, etc.) ha subido en los últimos años de forma exponencial y no se atisban cambios futuros en esta situación.

Ecoingenium realiza el cálculo del consumo energético del inmueble y, en función de los resultados obtenidos, determina la eficiencia energética del mismo y le asigna una puntuación en una escala que va desde la categoría A (la más eficiente) a la categoría G (la menos eficiente). Es un sistema muy similar al etiquetado energético que se emplea ya en los electrodomésticos o automóviles. La etiqueta de certificación energética de edificios clasifica cada edificio con un código de color según la escala mencionada. Además, el certificado incluye una serie de recomendaciones para la mejora de la eficiencia, y una vez emitido, tiene un periodo de validez de 10 años.

Ventajas de un inmueble certificado energéticamente

Conseguir una buena calificación energética incide directamente en el comprador o inquilino del inmueble. En el caso de las viviendas, el gasto energético supone en torno al 30% del gasto total anual de una comunidad media, con lo que la eficiencia energética se convierte en un factor importante a la hora de valorar la compra o alquiler de un inmueble.

En las empresas y entidades públicas, cuanto mejor sea el comportamiento energético de sus bienes inmuebles, mayor valor tendrá su patrimonio inmobiliario. El precio de mercado de un mismo inmueble puede variar de forma considerable en función de si es o no eficiente, ya que un inmueble eficiente consume hasta un 86% menos de energía, con el ahorro económico que ello supone.

Sirva como ejemplo una empresa con calificación ‘G’, la menos eficiente, que gasta al año 20.000 euros en energía. En cambio, otra con las mismas características pero con categoría ‘A’ gastaría menos de una quinta parte, menos de 4.000 euros.

En cuanto a las ventajas ambientales, la etiqueta energética califica el consumo de los edificios y, por tanto, las emisiones de CO2 que emiten a la atmósfera.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse