El autoconsumo fotovoltaico permite ahorrar hasta un 60% en Portugal

Por en 11/09/2014
Sello Krannich

La instalación fotovoltaica que el grupo Sinersol puso en marcha en Póvoa de Varzim (norte de Portugal) con el material suministrado por Krannich Solar, no se trata de un sistema de energía solar convencional. Este modelo de autoconsumo fotovoltaico de 46kW de potencia, conectado a la red desde el pasado mes de julio, tiene unas características muy singulares que permiten al cliente, el centro de cuidados médicos We Care, ahorrar hasta un 60% en la factura eléctrica gracias a la energía fotovoltaica.

Los 184 paneles solares Axitec 250W están situados sobre la cubierta plana del edificio, ocupando una superficie de 295m2. Dos inversores fotovoltaicos Kaco 14 tl3, y un Kaco 18 tl3, junto con el sistema de limitación de potencia SolarLog 1200 Meter completan una instalación fotovoltaica que tiene una producción anual de 70.000kWh. O, dicho de otro modo, la energía solar que proviene de las pacas fotovoltaicas evita la emisión a la atmósfera de 63 toneladas de CO2, si lo comparamos con lo que supondría la generación con carbón.

Este sistema de energía solar está pensado para lograr un ahorro máximo en la factura de la luz. Gracias a la orientación de los paneles solares que propuso Sinersol en el dimensionado de la instalación fotovoltaica, ésta ofrece uno de los picos de producción entre las diez y las doce de la mañana, justo cuando el precio de la electricidad es más elevado. Así, al cubrir esa demanda energética de los aparatos del centro We Care con energía renovable, se consigue reducir casi la totalidad de los consumos, pues no se recurre a la red eléctrica más que en los días nublados o por la noche. “Se trata de una solución que ofrece un muy buen rendimiento para una instalación fotovoltaica de este tipo. El cliente se autoabastece con su propia energía y prescinde de la red durante la mayor parte del tiempo, y esto es, en definitiva, la razón de ser de las energías alternativas”, comentó Ivo Pinheiro, responsable de la empresa Sinersol.

 

 

El autoconsumo fotovoltaico es en este caso la mejor solución para hacer frente a la elevada demanda energética que tiene esta empresa especializada en cuidados paliativos, atención médica de larga duración y de personas con convalecencia. Aprovechando la óptima radiación solar de la zona (1.900kWh/m2 de media anual), el cliente consume su propia energía fotovoltaica durante prácticamente todo el día, y logra de esta forma disminuir considerablemente el importe de su factura eléctrica.

 

 

Conseguir un ahorro tan elevado mediante la generación y el consumo de energías renovables es una solución cada vez más rentable y que cuenta con un creciente número de adeptos, más si cabe teniendo en cuenta la reciente aprobación de la nueva ley de autoconsumo fotovoltaico que se espera para los próximos meses en el país luso. “Desde Krannich Solar estamos convencidos de que el autoconsumo fotovoltaico es el futuro, especialmente en Portugal, donde la aprobación de esta ley supondrá un gran empuje para las energías renovables como la solar fotovoltaica. Es momento para el optimismo”, concluyó Sandra Albornoz, responsable de los mercados de habla portuguesa de Krannich Solar.

 

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse