Mire aquí

    El Ente Vasco de la Energía y TECNALIA participan en el proyecto OPERA

    Por en 22/02/2016
    Tecnalia

    El EVE y TECNALIA participan en el consorcio internacional que pondrá en marcha el proyecto europeo OPERA

    La plataforma de investigación de energías marinas Bimep, del EVE, acogerá las pruebas en el mar de un generador de energía en condiciones marinas reales desarrollado por la empresa Oceantec.

    Las olas tienen la capacidad de suministrar alrededor del 10% de las necesidades eléctricas del País Vasco, lo que supone la mitad de la energía renovable que se genera hoy en día en este marco geográfico. La energía de las olas es totalmente complementaria con la energía solar y la eólica, facilitando que la red eléctrica aumente la proporción de energías renovables.

    Para seguir avanzando sobre la generación de este tipo de energía, el proyecto europeo OPERA (‘Open Sea Operating Experience to Reduce Wave Energy Cost’), coordinado por TECNALIA y el Ente Vasco de la Energía, va a desarrollar una tecnología que permitirá una reducción de costes de operación en el mar y que abrirá el camino a una reducción de costos a largo plazo de más del 50%, acelerando el establecimiento de estándares internacionales y reduciendo incertidumbres y riesgos tecnológicos, tanto de las operaciones en mar como de negocio.

    OPERA es un proyecto de investigación con un generador de energía de olas en condiciones reales que recogerá y analizará los datos de operación del dispositivo en el mar (en Mutriku y Bimep) durante un mínimo de dos años, datos que compartirá con todos los agentes involucrados en el desarrollo del sector de energía undimotriz.

    Para llevar a buen puerto los objetivos marcados, OPERA combina un consorcio en el que participan agentes de gran experiencia en toda la cadena de valor de la energía de las olas (TECNALIA, la Universidad de Edimburgo, la Universidad de Exeter, la Universidad de Cork, el Instituto Superior Técnico de Portugal, el Ente Vasco de la Energía, Bimep, KYMANER, Iberdrola Ingeniería y Construcción, OCEANTEC, DNV GL y Global Maritime) que han destinado un presupuesto de 5.740.000 € a este proyecto. La Unión Europea financia esta iniciativa a través del programa Horizon 2020 de investigación e innovación.

    El prototipo que se instalará es un captador del tipo absorbedor puntual basado en el principio de la columna de agua oscilante. El captador tiene la forma de una boya gigante y el prototipo tiene unas dimensiones de cinco metros de diámetro, cuarenta metros de alto y un peso aproximado de 70 toneladas. La generación de electricidad se consigue gracias al movimiento de la columna de agua del interior del dispositivo que, con el movimiento desacompasado de las olas, ejerce de pistón y comprime y descomprime el aire de la parte superior. Este aire, expulsado hacia arriba, es aprovechado por una turbina para generar la electricidad.

    Los ensayos tendrán lugar en Bimep y en la planta de energía de las olas de Mutriku, instalaciones de ensayo puestas en marcha por el Ente Vasco de la Energía.

    Apuesta por la energía marina

    Los beneficios de incorporar energía de las olas a la red eléctrica son muy relevantes y así lo han visto los gobiernos de diferentes países. En el País Vasco, el sector de la energía es una de las tres prioridades estratégicas de especialización inteligente (RIS3 por Research and Innovation Strategy for Smart Specialisation). Las Estrategias de Especialización Inteligente RIS3 son agendas integradas de transformación económica territorial que se centran en el apoyo de la política y las inversiones en las prioridades, retos y necesidades clave del país o región para el desarrollo basado en el conocimiento, aprovechando los puntos fuertes, ventajas competitivas y potencial de excelencia de cada país o región.

    La prioridad de Energía incluye todas las actividades relacionadas con la I+D del sector energético presentes en Euskadi en sus distintos ámbitos y en todas las etapas de la cadena de valor (generación, transporte, almacenamiento, distribución, así como industria auxiliar relacionada). En este sentido, la Estrategia Energibasque, es decir el área de desarrollo tecnológico e industrial de la Estrategia Energética de Euskadi al 2020, incluye entre las apuestas por el desarrollo tecnológico e industrial del sector, uno de los principales sectores económicos de Euskadi, el área de la energía de las olas o undimotriz.

    En esta línea, a través del Ente Vasco de la Energía, el Gobierno Vasco ha desarrollado Bimep (Biscay Marine Energy Platform) una infraestructura en mar abierto para ensayar dispositivos de energías marinas y una planta de energía de las olas en Mutriku. Bimep, inaugurada en julio de 2015, ha sido promovida por el Ente Vasco de la Energía y está ubicada frente al puerto de Armintza, en Lemoiz.

    Por su parte, la planta de energía de las olas de Mutriku, además de la generación de electricidad, tiene como función servir de zona de ensayos para componentes de sistemas basados en el principio de columna de agua oscilante. Tanto Bimep como la planta de Mutriku constituyen iniciativas que se enmarcan dentro de una estrategia que persigue crear oportunidades para la industria local y la creación de puestos de trabajo.

    Además, el Ente Vasco de la Energía, a través de un proceso de compra pública precomercial, ha destinado también 2.500.000 € para el desarrollo de un prototipo de captador de energía de las olas flotante, desarrollado por Oceantec Energías Marinas, que se conectará a red este mismo año.

    Pero el reto para la incorporación de energías de las olas en la red eléctrica, no se acaba con el diseño del captador. Ha habido muy poca experiencia en mar abierto, que es esencial para conocer el comportamiento del dispositivo y reducir los costes de la energía, y en este aspecto se centrará el proyecto OPERA.

    Acerca de A.Gomez

    Debe identificarse para comentar Identificarse