Mire aquí

    El hidrógeno, una solución probada para una movilidad sostenible

    Por en 15/09/2015
    Hidrógeno energía

    El mundo de la energía está en pleno cambio y el hidrógeno, energía natural, constituye una de las soluciones para responder a los desafíos a corto plazo de la movilidad sostenible: reducción de los gases de efecto invernadero, de la contaminación local en los municipios y de la dependencia de los carburantes petrolíferos.

    Cuando se usa en una pila de combustible, el hidrógeno se combina con el oxígeno del aire para producir electricidad expulsando únicamente agua. El hidrógeno puede producirse a partir de fuentes de energía diversas, sobre todo gas natural, pero también a partir de fuentes de energía renovables. El hidrógeno tiene un gran potencial como fuente de energía limpia y garantía de seguridad del suministro.

    Air Liquide participa activamente en el establecimiento de esta línea de negocio y en la generalización del uso del hidrógeno como una energía limpia.

    Los Vehículos Eléctricos de Hidrógeno y la tecnología de pila de combustible rinden bien en los recorridos de larga distancia, con un tiempo de carga de menos de cinco minutos, ofrecen una autonomía de conducción de 500 kilómetros. Tales viajes, que representan el 75% de las emisiones de CO2 del sector de transportes. No producen ninguna emisión contaminante en el punto de utilización (partículas o ruido).

    El sector del automóvil ha anunciado la comercialización de vehículos eléctricos de hidrógeno de aquí a 2015-2017. Air Liquide ha contribuido al nacimiento de esta línea de negocio en el sector de los transportes participando en el despliegue de las infraestructuras de distribución necesarias a escala mundial. Hoy día, Air Liquide ha diseñado y suministrado más de 60 estaciones de distribución de hidrógeno.

    En 2012, Air Liquide abrió su primera estación de distribución de hidrógeno accesible al gran público para vehículos particulares en Alemania, en la ciudad de Düsseldorf. Tras ese prototipo, Air Liquide diseñará, construirá y abrirá otras 15 estaciones de distribución de hidrógeno en el marco de un proyecto de gran envergadura dirigido por el gobierno alemán. De hecho, Alemania pretende dotarse de aquí a 2023 de una red de suministro de entorno a 400 estaciones de distribución por todo el país; se construirán al menos 100 estaciones públicas de distribución de hidrógeno en el curso de los tres próximos años.

    En Japón, el Gobierno ve en el hidrógeno la energía promesa del futuro de la industria automovilística y considera la construcción de alrededor 100 estaciones de hidrógenos antes de final de 2015. Air Liquide espera ser la responsable de la construcción de muchas de esas estaciones. Muy presente en este sector en Japón, el Grupo ha construido ya cinco estaciones de hidrógeno en Kawasaki, Nagoya, Saga, Tokyo y Toyota. Las estaciones de Nagoya y Toyota, en la zona de Aichi, son dos de las primeras estaciones en abrir al público en general. Las estaciones fueron construidas por una Toyota Air Liquide Hydrogen Energy una joint- venture entre Air Liquide Japón y Toyota Tsusho Corp.

    En 2013, Air Liquide tuvo los dos primeros coches de hidrógeno matriculados en Francia, lo que representa un hito importante en el desarrollo de la industria de la energía del hidrógeno en este país.  Los dos coches Hyundai IX35 forman parte de una serie de 1000 vehículos eléctricos con pila de combustible de hidrógeno que el fabricante construirá en 2015.

    En septiembre de 2014, Air Liquide abrió su primera estación de distribución de hidrógeno para el público en general en Rotterdam (Holanda) y a finales de 2014, se instalaron cuatro nuevas estaciones de distribución de hidrógeno en Dinamarca como parte de la Red de Hidrógeno de Copenhague, financiada por la Comisión Europea.

    Una nueva estación de carga de hidrógeno se instaló también en Saint Lo (Francia) en enero de 2015.

    Air Liquide también anunció planes para desarrollar y suministrar una estructura de carga de hidrógeno plenamente integrada en el nordeste de Estados Unidos en colaboración con Toyota Motor Sales USA, Inc. (Toyota) para ayudar a la marca en la introducción de un nuevo vehículo eléctrico con pila de combustible (FCEV), el “Mirai”, y su plan para introducir estos vehículos con pila de combustible de hidrógeno en Estados Unidos.

    Además del mercado de los coches privados, los transportes públicos  también representan un prometedor mercado. El Grupo suministra  una estación de hidrógeno en Oslo (Noruega) para alimentar cinco autobuses operados por una compañía de transportes noruega y otra en Aargau (Suiza) en donde las autoridades locales también operan cinco autobuses.

    El hidrógeno ofrece verdaderos beneficios para hacer frente a la contaminación urbana: el coche con pila de combustible de hidrógeno no ofrece únicamente un gran confort de conducción, sino que además no libera gases de efecto  invernadero ni partículas ni produce ruido. 

    Acerca de A.Gomez

    Debe identificarse para comentar Identificarse