El País Vasco destina casi cinco millones a fondo perdido a instalaciones con energías renovables

Por en 15/01/2013

Las subvenciones pueden alcanzar hasta el 35% del coste total e incluyen desde la energía solar fotovoltaica, la biomasa o el biogas hasta generadores eólicos o microcentrales hidroeléctricas.

 

5 de agosto de 2011.- El Ente Vasco de la Energía, agencia energética del Departamento de Industria, Innovación, Comercio y Turismo del Gobierno Vasco, gestiona varios programas de ayudas dirigidos al fomento de instalaciones para el aprovechamiento energético de las fuentes renovables. En conjunto, para el ejercicio 2011 disponen de 4,9 millones de euros para contribuir con las fuentes limpias que aprovechan el sol, el aire, el agua o la materia orgánica.

El desglose de los diferentes programas incluyen la dotación propia del EVE que asciende a 2,1 millones de euros, junto con el programa de ayudas del Departamento de Industria que gestiona el EVE y que cuenta con una dotación de 1,7 millones de euros, y 1,1 de euros adicionales aportado por el IDAE (Instituto de Diversificación del Ahorro Energético), entidad dependiente del Gobierno central. Estas ayudas a fondo perdido son un aliciente para la instalación de diferentes tipos de instalaciones de aprovechamiento de las fuentes renovables como el sol, el aire o el agua.

Las ayudas tienen un carácter de subvención a fondo perdido y, de forma general, la aportación por tipo de instalación ronda del 30 al 35%. Las tecnologías susceptibles de recibir ayuda son la energía solar fotovoltaica, la biomasa térmica, el intercambio geotérmico, las instalaciones de biogás, los puntos de suministro de biocarburantes, los generadores eólicos, las microcentrales hidroeléctricas, así como otras fuentes de energía renovable y proyectos singulares y estudios de viabilidad y mediciones. Cabe señalar que las instalaciones prescritas con obligatoriedad en el Código Técnico de la Edificación, como por ejemplo la energía solar térmica, son consideradas instalaciones no subvencionables.

Precisamente por este motivo en 2010 se dio una disminución del 22% en el número de solicitudes de subvención para este tipo de instalaciones respecto al año anterior. La reducción más importante se dio en las instalaciones solares térmicas, aunque se ha detectado un posible trasvase de a instalaciones de biomasa, principalmente calderas de biomasa para calefacción. Es destacable también el aumento de la tecnología del intercambio geotérmico, con un crecimiento del 44% respecto al año 2009.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse