El sector eólico pide que el nuevo marco regulatorio sea estable, predecible y basado en la experiencia

Por en 12/01/2013

La Convención Eólica, la cita anual más importante del sector, puso de manifiesto a través de sus ponentes la urgencia que tiene el sector eólico de una nueva regulación más allá de 2012 que ponga fin a la incertidumbre.

Tanto José Donoso, presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), como los representantes de las empresas del sector enfatizaron que la normativa debe ser estable, predecible y proporcionar visibilidad a largo plazo.

Donoso ilustró la difícil situación del sector con una cifra: en 2010 se hicieran pedidos de aerogeneradores para 220 MW, lo que contrasta con una media de entre 1.500 y 2.000 MW en años anteriores Donoso aseguró que el marco actual “ha funcionado bien, ha sido un caso de éxito”, por lo que se debería regular en función de la experiencia. “No es momento para experimentos”, señaló.

Philip Lowe, director general de Energía de la Comisión Europea, reforzó esta idea al afirmar que el sector energético sólo “funciona con un marco estable, transparente y predecible”. Joao Paulo Costeira, chief operating officer de EDP Renováveis, añadió que la regulación debe ser sostenible en el tiempo, “sin sorpresas cada tres o cuatro años. En sectores intensivos en capital se vive mal con la incertidumbre”.

Fabricio Hernández, secretario de Estado de Energía, aseguró que el Gobierno se encuentra en “la fase final de elaboración de normas importantes para el sector, como son el marco retributivo y el nuevo Plan de Energías Renovables”. Añadió que el nuevo marco de apoyo debe “aprender de lo que se ha hecho bien” y ser “estable, predecible y flexible”. Asimismo insistió en que hay que perseverar en los factores que han convertido al eólico en un sector de éxito, como es la inversión en I+D.

La internacionalización del sector eólico centró buena parte de la Convención. Alfredo Bonet, secretario de Estado de Comercio, destacó la historia de éxito del sector eólico español y aseguró que “tenemos el desafío de seguir siendo líderes en el mundo”. Añadió que el sector eólico aporta valor a la marca España. “Nuestras empresas son reconocidas como provenientes de un país líder”, señaló.

Una de las mesas estuvo dedicada a las claves del éxito de la internacionalización de las empresas españolas. Xabier Viteri, consejero delegado de Iberdrola Renovables, afirmó que una de las bases ha sido la creación de un mercado interno, con un buen equilibrio entre la tecnología y los sistemas de apoyo. “Hemos conseguido un desarrollo sin sobresaltos”, dijo. José Luis del Valle, asesor del presidente de Gamesa, destacó la importancia de contar con una estrategia clara y a largo plazo, ventajas competitivas y diversificación.

Steve Sawyer, director general del Global Wind Energy Council (GWEC), hizo hincapié en que en los últimos dos años el sector ha crecido fundamentalmente en países de fuera de la OCDE. “El crecimiento de la industria dependerá en gran parte de si los mercados emergentes pueden compensar las incertidumbres de mercados como el norteamericano”, indicó.

Tanto Sawyer como Maurizio Bezzeccheri, presidente de Iberia y América Latina de Enel Green Power, Rafael Mateo, director general de Acciona Energía, Íñigo Sabater, vicepresidente de Relaciones Gubernamentales para MENA y África de Vestas Mediterranean, y Lennart Fagerberg, CEO de E.ON Renovables Iberia, coincidieron en que el ascenso del mercado chino supone más una oportunidad que una amenaza para las empresas españolas.

La mayor parte de los panelistas coincidieron en señalar que uno de los principales retos que tiene la industria es avanzar en la competitividad.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse