En marcha la primera planta de biomasa a base de cáscaras de almendra

Por en 08/01/2013

La localidad de Crevillent, en Alicante, cuenta con la primera planta del mundo que genera briquetas compuestas íntegramente de cáscaras de almendra.

Se trata de una instalación que tiene prevista una fabricación en torno a las 32.000 toneladas de producto al año y que evitarála emisión de más de 50.000 toneladas de CO2 a la atmósfera al año.

La planta es un proyecto impulsado por la Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís, propietaria de la Corporación Valenciana de Energías Renovables (COVAERSA), la misma que tiene desde hace cuatro años otra instalación de energías renovables: una de las  mayores plantas de energía solar fotovoltaica del país.

El acto de inauguración ha estado presidido por el President de la Generalitat, Alberto Fabra, quien ha explicado que esta planta, la mayor de biomasa de España, es un ejemplo del gran futuro que tiene el sector de las energías renovables en la Comunitat Valenciana.

La planta de Biomasa de Crevillente es la única fábrica del mundo que produce briquetas a partir de cáscara de almendra, la primera planta de producción de briquetas de biomasa de la Comunitat, la de mayor tamaño de España y de las 3 primeras de Europa en cuanto a capacidad de producción.

El proyecto ha sido promovido por “Corporación Valenciana de Energías Renovables” (COVAERSA), cuyo capital pertenece íntegramente a la “Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís” de Crevillente. La empresa está integrada a su vez en el grupo “ENERCOOP”, el cual engloba tanto a la citada cooperativa como a todas las empresas filiales y participadas por la misma.

La empresa COVAERSA ha llevado a cabo el proyecto de construcción de una planta para la fabricación de briquetas a partir de biomasa, concretamente de cáscara de almendra. Ha rehabilitado y adecuado una nave industrial ya existente ubicada en el Polígono Industrial Oeste del municipio de Crevillente, en la comarca alicantina del Baix Vinalopó, en una superficie ocupada por esta nueva actividad es de aproximadamente 10.000 m2.

COVAERSA desarrolla, a través de la marca Briec (Briquetas Ecológicas Crevillente), la fabricación, venta y distribución de briquetas de cáscara de almendra que se utilizan como biocombustibles por sus elevadas prestaciones energéticas y ecológicas, ya que no producen olores, humos ni chispas.

COVAERSA posee la patente internacional del proceso y del producto y prevé un consumo anual de cáscara de almendra estimado de 40.000 toneladas, suministradas en su mayor parte por las cooperativas agrícolas de la zona, aunque en caso de ser necesario se ha tenido en cuenta la posibilidad de importarla de otras zonas de España o del extranjero.

La producción anual estimada de briquetas es de 32.000 toneladas, suficientes para abastecer el consumo de energía térmica de más de 20.000 hogares, y su consumo evitará la combustión de 15.000 toneladas de derivados del petróleo al año (fundamentalmente gasóleo), por lo que se dejarán de emitir anualmente a la atmósfera más de 50.000 toneladas de CO2

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse