Energías renovables: Una nueva era

Por en 22/01/2013

Con la meta de ayudar a la Unión Europea a alcanzar el objetivo relacionado con las energías renovables para el año 2020, el programa Energía Inteligente- Europa cuenta con proyectos para eliminar barreras.

Por lo que respecta al tema del cambio climático, los titulares de prensa suelen hacerse eco de los objetivos en la materia: ¿hasta qué punto deben ser ambiciosas nuestras metas de reducción de dióxido de carbono? ¿Deberían ser obligatorias o voluntarias?

Sin embargo, en la prensa convencional raramente se informa sobre cómo se van a cumplir exactamente tales metas. ¿Cómo transforma la Unión Europea estas bonitas palabras en hechos?

Un buen ejemplo es el objetivo que se establece en la Directiva sobre energías renovables de 2009: la energía renovable debería suponer al menos el 20 % del consumo energético bruto final de la UE para el año 2020.

Si Europa logra esta meta (algo que cada vez parece más cercano) será gracias a la gran actividad desarrollada en las instituciones europeas y los Estados miembro, actividad que en su mayor parte pasa desapercibida por la atención pública.

 

 

Programa Energía Inteligente-Europa: Salvar distancias

Los proyectos IEE están reuniendo a agentes clave del mercado como gobiernos, autoridades locales, PYME y el sector empresarial, con el gran objetivo de acelerar el crecimiento del mercado de las energías renovables en Europa, mercado que cada vez cobra mayor importancia en términos  de inversión y puestos de trabajo.

Estos proyectos están concebidos para impulsar la Directiva sobre energías renovables. Los Estados miembro tenían de plazo hasta finales de junio de 2010 para presentar un plan de acción nacional en materia de energía renovable, planes que ahora tienen que ejecutar. Los proyectos IEE les ayudan a ello al mismo tiempo que mejoran la eficiencia de los mercados y movilizan  inversiones.

Así, por ejemplo, el proyecto REPAP2020 conecta a responsables políticos del Parlamento Europeo con el sector empresarial con el objetivo de facilitar la puesta en práctica de la Directiva. En un principio, el proyecto ofrecía apoyo a las autoridades pertinentes proporcionando un eficaz asesoramiento para el desarrollo de los planes de acción; posteriormente, el equipo del proyecto ha realizado una evaluación independiente y detallada de estos planes. Las  conclusiones principales de este estudio  son que «hay perspectivas positivas pero es necesario hacer más en los programas de apoyo. Es importante que los planes vengan secundados por acciones a partir de hoy mismo», afirma Jan Geiss, Secretario General de EUFORES.

Energía Inteligente-Europa está orientado a todos los niveles de la administración y de la sociedad. Acciones concertadas, como CA-RES, facilitan la cooperación entre las autoridades responsables en los Estados miembro para encontrar las formas más eficaces de implementación de las directivas de la UE.

«Junto con la Comisión, se reúnen de manera informal participantes de 30 países dos veces al año para intercambiar buenas prácticas y encontrar soluciones comunes para aplicar la Directiva sobre energías renovables» dice la responsable de proyectos de la EACI María Laguna.

 Fuente: Unión Europea

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse