Escuela de Arquitectura CEU, medio siglo construyendo el futuro

Por en 04/10/2018
CEU San Pablo y Arquitectura

El 7 de noviembre se conmemorará el 50 aniversario con un evento en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid

La Escuela de Arquitectura de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad CEU San Pablo celebra este año su 50 aniversario. Y lo hace apostando por una formación de calidad y por la versatilidad del arquitecto, presente en la actualidad en múltiples campos como en el diseño de las ciudades y el paisaje, la accesibilidad, la realidad virtual, la fabricación digital, el diseño de moda de producto o de interiores, el cine, la sostenibilidad o la cooperación, donde es un agente esencial.

Desde que comenzaron los primeros estudios de arquitectura de la Universidad CEU San Pablo, en 1968, el objetivo ha sido buscar el carácter transversal y generalista del arquitecto; basándose en un modelo académico orientado a la excelencia y a la formación integral de los 500 estudiantes que cada año pasan por las aulas de este centro; que se distingue por formar a personas, no sólo en el ámbito intelectual y profesional, sino también en el humano.

La Escuela de Arquitectura CEU celebra su 50 aniversario

Para celebrar este acontecimiento, el próximo 7 de noviembre la Universidad CEU San Pablo conmemorará el 50 aniversario de su Escuela en Arquitectura, con un evento en el Colegio de Arquitectos de Madrid, que recogerá los hitos más relevantes de las últimas cinco décadas.

Federico de Isidro, director de la División de Arquitectura y Edificación de la Escuela Politécnica Superior del CEU San Pablo, ha querido mostrar su satisfacción en este 50 aniversario afirmando que en este momento ve a la escuela con el mejor nivel que nunca se ha alcanzado: “Durante todo este tiempo se ha luchado por conseguir una excelencia en la calidad de la formación de los alumnos que ahora se ve reconocida”, ha apuntado.

La trayectoria durante este medio siglo ha servido para proporcionar a los futuros arquitectos unas bases formativas sólidas, tanto teóricas como prácticas, para poder desempeñar, principalmente, proyectos de diseño y construcción. La profesión del arquitecto cuenta con un fuerte componente creativo, técnico, artístico y humanístico, por lo que el estudiante de arquitectura de la Escuela Politécnica Superior requiere de una formación en todas las disciplinas, tanto técnicas, como humanísticas y proyectuales. Asimismo, esta titulación y la calidad de la enseñanza están recogidas en la Directiva Europea y evaluada por la National Architectural Accrediting Board (NAAB), organismo acreditador de los estudios de Arquitectura en EEUU.

Ser profesional antes de ser docente

Sobre la importancia de que los docentes tengan una experiencia profesional previa, Guadalupe Cantarero, coordinadora del Degree in Architecture de la Escuela Politécnica Superior, ha afirmado: “”para impartir docencia en determinadas asignaturas del Grado en Arquitectura se hace necesario haber desarrollado una vida profesional que soporte las bases de las mismas”. Esto es algo que no siempre ocurre en otras universidades y aquí “alrededor del 80% del profesorado del Grado en Arquitectura del CEU San Pablo ha trabajado generando viviendas o edificios; y también hay muchos que tienen sus propios estudios, lo que aporta un gran valor añadido”, ha resaltado.

De hecho la Universidad cuenta con un sistema de mecanismos de calidad de la docencia que, a través de una serie de parámetros, evalúan al profesorado con el objetivo de mejorar el nivel de formación.

Clara apuesta por la internacionalización

La Universidad no solo forma a alumnos nacionales, ya que la Escuela de Arquitectura de la Universidad CEU San Pablo cuenta en su plan de estudios con el ‘Degree in Architecture’, una formación específica que se imparte 100% inglés y gracias a la cual este año han recibido a 70 alumnos extranjeros procedentes de Suecia, Francia, Reino Unido, Rusia, Corea, Perú, Chile, Bolivia, Marruecos y Azerbaiyán.

El director de la División de Arquitectura y Edificación, Federico de Isidro, ha recalcado que la internacionalización supone una gran oportunidad para aprender y evolucionar y ha puntualizado: “Aparte de la existencia del Erasmus existe la posibilidad de establecer convenios y experiencias conjuntas con otras escuelas a través de ‘joint studios’ o el intercambio de profesores que enriquecen nuestra enseñanza”. En total, el 18% de los estudiantes son extranjeros vinculados a programas de movilidad y el 11% de los universitarios se convierten en estudiantes ‘outgoing’.

Según los últimos datos del CEU San Pablo, el 93% de los jóvenes que finalizan sus estudios logran incorporarse al mercado de trabajo, y el 37% de ellos lo hace en el extranjero. Estos datos ponen de manifiesto la internacionalidad en la que está inmersa esta institución académica y que beneficia tanto a los que vienen como a los que salen fuera de España a buscar nuevas oportunidades laborales.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse