España necesita un 6% más de renovables para cumplir con Europa

Por en 26/05/2013
SMA-RENUSOL

A la luz de un informe presentado hoy por Bruselas, los Veintisiete no están haciendo los deberes en materia de energías renovables. En el caso de España, la cuota de renovables del 13,8% en 2010 deberá aumentar hasta el 20% para 2020. La Comisión entiende que estas brechas restan atractivo para los inversores extranjeros.

La Comisión Europea ha presentado el Informe de progreso de energías renovables.  Günther Oettinger, comisario de Energía, ha señalado que, a la luz del texto, Europa está “bien encaminada” en su propósito de que las renovables aglutinen el 20% del mercado energético en 2020.

El comisario de Energía ha advertido de que en la consecución de esta empresa no todos los socios comunitarios están demostrando la misma diligencia, puesto que la normativa europea todavía no ha entrado en vigor en la totalidad de los Veintisiete.

Mientras que los países nórdicos, con Suecia y Finlandia a la cabeza, presentan unos indicadores envidiables – en 2010 el 49% de los recursos energéticos suecos ya procedían de fuentes renovables –, otros países, como es el caso del Reino Unido, Luxemburgo, Malta o Irlanda apenas alcanzan el 5%.

España se sitúa en la media comunitaria, ya que se espera que para 2020 alcance el 20%-en 2010 su porcentaje era del 13,8%. Oettinger ha señalado que estas brechas restan atractivo y seguridad para empresarios e inversores.

Para el comisario los retos energéticos a los que se enfrenta Europa pasan por garantizar la seguridad del abastecimiento, producir una energía más segura, garantizar la competitividad del tejido industrial europeo, velar por que sea una energía que se pueda permitir todo el mundo y, en último término, luchar por una política energética sostenible.

El Ejecutivo comunitario también ha publicado hoy una comunicación sobre el futuro del mercado de emisiones de carbono en Europa. Bruselas reconoce que los precios de las emisiones están “muy por debajo” de las expectativas iniciales, por lo que no resulta descabellada la desconfianza que han mostrado los operadores económicos.

La directiva de las renovables

La adopción de la directiva sobre energías renovables en 2009 vio la luz con un objetivo claro: conseguir, a más tardar en 2020, una cuota del 20% de renovables en el consumo total de energía de la UE.

Esta normativa no impone los mismos parámetros a todos los Estados miembros, sino que cada país ha de alcanzar unos objetivos individuales en virtud del porcentaje global de las fuentes renovables en el consumo energético.

La adopción de esta directiva ha propiciado un fuerte repunte de las denominadas energías verdes. En 2010, el porcentaje correspondiente a las renovables en la UE era un 12,7 %, por lo que todavía quedan por conquistar 7,3 puntos porcentuales para alcanzar la meta prevista.

En el informe hecho público hoy, Bruselas reconoce los avances logrados desde entonces, si bien advierte de que persisten “motivos de preocupación de cara al futuro”: La transposición de la directiva “ha sido más lenta de lo deseado”, debido en parte a los quebrantos económicos de buena parte de las arcas nacionales.

En este sentido, el Ejecutivo comunitario subraya que los Veintisiete deberán aplicar medidas correctoras a corto plazo para cumplir con los deberes impuestos.

Fuente:
www.euractiv.es

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse