Grenoble será ‘smart city’ con vehículos eléctricos

Por en 01/07/2014
Coche-hibrido-toyota-joven
Se oye hablar mucho sobre la movilidad del futuro, las ciudades inteligentes (smart cities) y otras innovaciones concebidas para que las ciudades y el transporte urbano sean más agradables y manejables en los años venideros. Sin embargo, los ejemplos concretos son aún escasos e inusuales. Cuando vuelva a comenzar el curso tras el verano, este sueño se hará realidad en Grenoble (Francia) y su área metropolitana, de modo que la ciudad alpina se convertirá en pionera de la movilidad del futuro.
En octubre de 2014, se ofrecerán 70 vehículos ultracompactos Toyota i-Road y Toyota COMS, y alrededor de 30 estaciones de carga desarrolladas y gestionadas por Sodetrel, filial de EDF, durante un periodo de tres años. Se llevará a cabo gracias a una alianza exclusiva entre Grenoble y el Área Metropolitana de Grenoble-Alpes, la compañía energética francesa EDF, Toyota y Citélib, un operador local de vehículos compartidos.
En conexión con la infraestructura informática del sistema de transporte público, este nuevo programa de vehículos compartidos, denominado ‘Citélib by Ha:mo’, complementará a Citélib, el servicio actual de vehículos compartidos de Grenoble, y permitirá a los usuarios recoger uno de los pequeños vehículos eléctricos en un punto y dejarlo en otro.
El proyecto también pretende fomentar la interconexión entre los distintos modos de transporte público (tranvía, autobús, tren) y una nueva clase de movilidad personal, basada en vehículos compactos que no ocupan tanto espacio como un vehículo normal.
La idea básica es que quienes se desplacen por el área metropolitana puedan recorrer en coche los primeros o últimos kilómetros de su viaje, lo que les ofrecerá más flexibilidad y les permitirá ahorrar tiempo, además de reducir la congestión de tráfico y mejorar la calidad del aire en los centros urbanos.
‘Citélib by Ha:mo’ responde a los retos actuales… y ahorra tiempo
La observación reciente de las tendencias sociales y las conductas de consumo deja claro que la movilidad sostenible es un concepto bien consolidado. Lo único que resta por ver es la velocidad con que se va a desarrollar este mercado.
Según diversos estudios, el tiempo medio diario de desplazamiento en Europa es de entre 40 y 50 minutos. Para ir al trabajo, la gente utiliza cada vez más el transporte público, pero la mayoría tiene que caminar todavía unos 15 minutos hasta llegar a su destino final. Las nuevas tecnologías de la información, combinadas con soluciones de movilidad innovadoras, empiezan a hacer posible una movilidad urbana más flexible, y sin duda constituirán la piedra angular de las ciudades inteligentes del futuro.
Póngase en situación: es lunes por la mañana. Sale de su piso en las afueras de Grenoble a las 7:25 h para ir al trabajo. Medio dormido, coge el tranvía hacia el centro de la ciudad: 20 minutos de viaje. Se baja y espera cinco minutos al autobús para hacer trasbordo. Diez minutos después, el autobús le deja a cinco minutos de la oficina; son las 8.05 h. Ya ha vuelto a llegar tarde a la reunión de las 8 h, y ni siquiera ha tenido tiempo de tomar un café. De vez en cuando, si necesita más flexibilidad, coge el coche. Conduce hasta la ciudad, pero eso significa que tiene que salir antes, a las 7.15 h; y eso no le garantiza llegar a tiempo, entre el tráfico y el tiempo necesario para encontrar aparcamiento. ¿Le suena?
Con ‘Citélib by Ha:mo’, puede decir adiós al estrés y a los retrasos. Basta con sacar el smartphone durante el viaje en tranvía. Con una aplicación, puede visualizar los i-Road disponibles en su parada habitual. En apenas unos clics, puede hacer una reserva y pagar.
Además, mediante otra aplicación, puede ver el estado del tráfico y el transporte público antes de bajarse, para poder planificar el mejor itinerario para ese día.
Al bajar del tranvía, solo tiene que pasar el teléfono por la estación de carga para desbloquear un i-Road. En seis minutos, llega a la estación de carga cerca de su oficina, a solo dos minutos. Son las 7.53 h, y aún queda tiempo de sobra para un café antes de la reunión de las 8 h. En total, se ha ahorrado el 30 % de tiempo de desplazamiento. ¿Quiere ir a algún otro sitio esa mañana? No hay problema. Hay alrededor de 30 estaciones de carga en Grenoble, una red lo bastante tupida como para acercarle al máximo a su destino.

Grenoble, “Smart City” a partir de octubre con “Citélib by Ha:mo”, un innovador programa de vehículos 100 % eléctricos compartidos vinculado al transporte público

• El transporte urbano del futuro será una realidad a partir de octubre en la ciudad francesa de Grenoble gracias a una alianza entre la ciudad de Grenoble, el Área metropolitana de Grenoble-Alpes, el grupo EDF, Toyota y Citélib

• Se pondrán a disposición 70 vehículos eléctricos ultracompactos Toyota “i-ROAD” y “COMS” como parte de un programa vehículos compartidos, para promover la conectividad entre el transporte público y el transporte personal electrificado

• Los vehículos se pueden cargar en unas 30 estaciones d

En conexión con la infraestructura informática del sistema de transporte público, este nuevo programa de vehículos compartidos complementará a Citélib, el servicio actual de vehículos compartidos de Grenoble, y permitirá a los usuarios recoger uno de los pequeños vehículos eléctricos en un punto y dejarlo en otro. El proyecto también pretende fomentar la interconexión entre los distintos modos de transporte público (tranvía, autobús, tren) y una nueva clase de movilidad personal, basada en vehículos compactos que no ocupan tanto espacio como un vehículo normal. La idea básica es que quienes se desplacen por el área metropolitana puedan recorrer en coche los primeros o últimos kilómetros de su viaje, lo que les ofrecerá más flexibilidad y les permitirá ahorrar tiempo, además de reducir la congestión de tráfico y mejorar la calidad del aire en los centros urbanos.

Citélib by Ha:mo responde a los retos actuales… y ahorra tiempo

La observación reciente de las tendencias sociales y las conductas de consumo deja claro que la movilidad sostenible es un concepto bien consolidado. Lo único que resta por ver es la velocidad con que se va a desarrollar este mercado.

Según diversos estudios, el tiempo medio diario de desplazamiento en Europa es de entre 40 y 50 minutos. Para ir al trabajo, la gente utiliza cada vez más el transporte público, pero la mayoría tiene que caminar todavía unos 15 minutos hasta llegar a su destino final. Las nuevas tecnologías de la información, combinadas con soluciones de movilidad innovadoras, empiezan a hacer posible una movilidad urbana más flexible, y sin duda constituirán la piedra angular de las ciudades inteligentes del futuro.

Póngase en situación: es lunes por la mañana. Sale de su piso en las afueras de Grenoble a las 7:25 h para ir al trabajo. Medio dormido, coge el tranvía hacia el centro de la ciudad: 20 minutos de viaje. Se baja y espera cinco minutos al autobús para hacer trasbordo. Diez minutos después, el autobús le deja a cinco minutos de la oficina; son las 8.05 h. Ya ha vuelto a llegar tarde a la reunión de las 8 h, y ni siquiera ha tenido tiempo de tomar un café. De vez en cuando, si necesita más flexibilidad, coge el coche. Conduce hasta la ciudad, pero eso significa que tiene que salir antes, a las 7.15 h; y eso no le garantiza llegar a tiempo, entre el tráfico y el tiempo necesario para encontrar aparcamiento. ¿Le suena?

Con Citélib by Ha:mo, puede decir adiós al estrés y a los retrasos. Basta con sacar el smartphone durante el viaje en tranvía. Con una aplicación, puede visualizar los i-ROAD disponibles en su parada habitual. En apenas unos clics, puede hacer una reserva y pagar. Además, mediante otra aplicación, puede ver el estado del tráfico y el transporte público antes de bajarse, para poder planificar el mejor itinerario para ese día. 

Al bajar del tranvía, solo tiene que pasar el teléfono por la estación de carga para desbloquear un i-ROAD. En seis minutos, llega a la estación de carga cerca de su oficina, a solo dos minutos. Son las 7.53 h, y aún queda tiempo de sobra para un café antes de la reunión de las 8 h. En total, se ha ahorrado el 30 % de tiempo de desplazamiento. ¿Quiere ir a algún otro sitio esa mañana? No hay problema. Hay alrededor de 30 estaciones de carga en Grenoble, una red lo bastante tupida como para acercarle al máximo a su destino.

e carga gestionadas por Sodetrel (Grupo EDF) y situadas cerca de paradas del transporte público

• Este innovador servicio, denominado “Citélib by Ha:Mo”, ya ofrece la posibilidad de realizar reservas previas a los usuarios de Grenoble en www.citelib.com, y estará en marcha durante un periodo de prueba de tres años.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse