Indal mejora la iluminación del Paseo de la Castellana con un proyecto a medida basado en la eficiencia energética

Por en 14/01/2013

El Ayuntamiento ha renovado la iluminación obteniendo un importante ahorro energético y un mejor rendimiento lumínico.

1 de junio de 2011.- El Paseo de la Castellana es una de las principales avenidas que recorren Madrid, conectando la ciudad de norte a sur a lo largo de más de 6 Km. Debido a su carácter de importante nudo urbano, ya que cientos de miles de personas la transitan a diario, el Ayuntamiento ha renovado la iluminación obteniendo un importante ahorro energético y un mejor rendimiento lumínico.

El Paseo de la Castellana es sin duda un punto vital de confluencia y de comunicación urbana. Por ello, sus necesidades luminotécnicas son también especiales. Formado por 6 carriles centrales y 4 laterales (dos en cada sentido), es su tramo más antiguo, que va desde la Plaza de Colón hasta Nuevos Ministerios, el que ha visto mejorada su iluminación, en concreto los bulevares peatonales laterales.


Premisas del proyecto

El Departamento de Equipamientos Urbanos junto con el Departamento de Alumbrado Público del Ayuntamiento de Madrid solicitaron a la Delegación Centro de Indal la realización de un proyecto de iluminación que debía cumplir las siguientes premisas:

1.Eficiente desde el punto de vista energético

2.Breve plazo de ejecución

3.Cumplimiento de los requisitos técnicos de instalación homologada para evitar la declaración de obra singular

Los técnicos de Indal estudiaron esas necesidades para dar una respuesta integral; de esta forma, se sustituyeron las antiguas luminarias ya obsoletas y contaminantes, (las típicas “bolas opales”) por otras nuevas, modelo Quebec IQSC-2VS 70W SAP.

También se mantuvieron las columnas de fundición de hierro “Rivera” y los brazos anteriores, evitando un gasto innecesario, pero adaptando un acoplamiento especial a medida y dos coronas supletorias de adorno a la luminaria. Esta adaptación se realizó con eficacia, ya que los nuevos acoplamientos son totalmente acordes con el estilo de los candelabros existentes, hecho que fue valorado especialmente por los técnicos del Ayuntamiento madrileño.

La mejora fue evidente tanto a nivel estético como funcional: se creó un ambiente más armonioso con el entorno y a la vez se cumplió con la premisa de la eficiencia, ya que se han logrado aumentar los niveles de iluminación reduciendo el consumo considerablemente. Se ha pasado de utilizar luminarias de 125W de vapor de mercurio a otras de 70W de vapor de Sodio de Alta Presión.

Este detalle conlleva grandes ventajas: además de elevar los rendimientos, se ha mejorado el ambiente, reduciendo la contaminación lumínica y aumentando el nivel de seguridad en horas nocturnas en la zona.


Tiempo récord de ejecución

Una de las necesidades planteadas desde el Ayuntamiento de Madrid era la obligación de finalizar la obra en tiempo record; este requisito se pudo solventar ya que, desde Indal se hizo el esfuerzo para cumplir plazos, logrando que la instalación estuviera a pleno rendimiento el 31 de diciembre del pasado año.

Tal y como afirma el responsable de la Delegación Centro, Jesús Barrios, “el Ayuntamiento de Madrid tiene unas necesidades específicas y es nuestra labor como profesionales ofrecer soluciones para conseguirlas”.

Además, opina que “hoy más que nunca, conseguir que un proyecto sea eficiente es de obligado cumplimiento, por lo que es nuestra labor como empresa obtener los mejores rendimientos luminotécnicos con el menor gasto posible. Con la renovación racional de las instalaciones se pueden lograr grandes beneficios estéticos y económicos, como ha ocurrido en este caso”.

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse