Innovaciones para la construcción sostenible

Por en 27/01/2015
Aurelio-Ramirez

Por SPAIN GREEN BUILDING COUNCIL® (Consejo Construcción Verde España®) SpainGBC®.

Progreso que se avecina que hará nuestros edificios y desarrollos urbanos más rentables, mejores para el medioambiente y más saludables para las personas.

El mundo de los ascensores está cambiando a sistemas que consumen menos energía y son más flexibles. La iluminación del interior de nuestros edificios y de las calles y plazas de nuestras ciudades se va haciendo más barata y con mucho menos consumo eléctrico; iluminamos mucho más con menos dinero. Los sistemas de gestión de la oferta y demanda del transporte público de nuestras ciudades nos llevan a ciudades más cómodas, menos atascadas y donde el coste de los billetes es más bajo. Los nuevos sistemas de energías renovables recuperan energía de los movimientos aleatorios de la naturaleza, el viento, el mar, y de los aparatos, vehículos y barcos del hombre.

Los ascensores pierden los cables y pistones hidráulicos lineales verticales, abriendo la industria del transporte vertical de edificios y ciudades a un mundo de nuevas posibilidades. Desde 1985, cuando se inventaron, los ascensores de cualquier edificio o servicio de transporte público (véase las estaciones subterráneas de metro, ferroviarias, puertos y aeropuertos) tiene que plantearse mediante núcleos verticales que hay que incorporar a la estructura en la que los queremos implantar. Estos conductos verticales de transporte condicionan no solo la forma del edificio sino el por donde van los demás servicios (patinillos de instalaciones electromecánicas de todo tipo), reduciendo a su vez la eficiencia en el aprovechamiento del espacio útil alquilable o para vivir.

La división de Tecnología de Elevación del grupo multinacional alemán ThyssenKrupp ha desarrollado el concepto “MULTI”, que supone el cambio más radical en los servicios de elevación en los 165 años que lleva en desarrollo esta industria. Los cables y los pistones hidráulicos se substituyen por sistemas de Levitación Magnética, como los trenes Maglev. Las líneas de transporte no solo pueden ser verticales, sino también horizontales, inclinadas y describiendo cualquier curva en el espacio, como así mismo puede gestionar a la vez múltiples cabinas dentro de la misma línea de transporte. De ahí le viene el nombre “MULTI”, múltiples líneas con múltiples cabinas.

Entre otras muchas cosas permitirá reducir el tamaño de los núcleos de los edificios y la localización de los mismos así como su geometría (se incrementará la eficiencia en el uso de espacio útil de los edificios), vestíbulos más pequeños ya que para el mismo número de pasajeros se necesitarán menos líneas de ascensores, tiempos de espera y finales de desplazamiento mucho más cortos y consumos de energía mucho más bajos.

El límite en altura y forma de los edificios en relación con el uso y diseño de los núcleos de ascensores desaparece, ya que venía determinado por las limitaciones físicas de la longitud y peso de los cables. En los grandes rascacielos se eliminan los ascensores por tramos, con lo cual los núcleos, sobre todo en las plantas más bajas, se reducen considerablemente de tamaño. Tenemos que volver a pensar la forma en la cual viajamos entre plantas de edificios y entre edificios cercanos.

En parques empresariales y campus multi-edificios, por ejemplo entrando en una cabina en la planta cuarta del edifico B podremos ir directamente, sin salir de la cabina, a la planta segunda del edificio E, situado dos edificios más allá y en frente. En los aeropuertos se puede coger una cabina según se pasa la seguridad en la terminal A y en ella misma llegar vía conexión subterránea o aérea a la planta correspondiente de la termina C. Sistemas de transporte de barrio entre zonas, ya sea en superficie, elevados, subterráneos o mediante la mezcla de todos ellos, permitirán un transporte de viajeros, mas cómodo, fluido y flexible además de más barato en su coste de operación y mantenimiento, por consumir menos energía y ser un sistema mecánicamente más sencillo (menos piezas y componentes a mantener y reponer).

El primer proyecto piloto en donde se va a instalar es en el rascacielos de 60 plantas de los edificios del Nuevo World Trade Center de Nueva York, actualmente en construcción, que tiene previsto estar finalizado para el año que viene, 2016. Este nuevo tipo de ascensores contribuye a la Certificación LEED de edificios indirectamente en los créditos de Energía vía las reducciones de consumo que genera en la modelización energética del mismo y en los créditos de Innovación LEED.

La nueva generación de lámparas LED/OLED está a la vuelta de la esquina. Las lámparas LED/OLED (diodos y diodos orgánicos, emisores de luz), envían electricidad desde la capa superior a través de múltiples capas de tan solo unos milímetros de espesor, produciéndose la luz en la capa más profunda y teniendo que salir está atravesando las capas anteriores y el recubrimiento hacia el exterior. La innovación viene de los nano cristales dispersos que actúan sobre el diodo y su recubrimiento, como si fuese una capa lubricante, que permiten que la luz salga más fácilmente y en más cantidad al ser más transparentes y también ayuda a construir cristales de móviles y pantallas resistentes al rallado y más transparentes. Todo ellos se consigue a una fracción del coste de los actuales LED/OLED. La eficiencia actual de las LED/OLED se dobla en los lúmenes más que emite y su consumo y coste, se reduce a una fracción del actual.

Esto va a suponer más y mejor luz y un gran ahorro en la iluminación interior de nuestros edificios y en el alumbrado público de nuestras ciudades, como lo está siendo ahora el cambio de las lámparas de bajo consumo, a las lámparas LED/OLED actuales. Dentro de unos años se producirá el cambio a esta nueva generación de lámparas de muy bajo consumo y todavía más alta potencia de iluminación. En 2019, solo en ventas en EE.UU., de los nanos cristales que van colocados en los diodos, se prevé un mercado de más de 1.500 millones de euros.

Estas nuevas lámparas LED contribuyen a los créditos LEED de Edificios de; Eficiencia Energética, Iluminación interior de bajo consumo y Reducción de la Contaminación Lumínica y en el LEED-ND urbanismo en el de Infraestructura Energéticamente Eficiente (alumbrado público), y en ambos sistemas LEED en los créditos de Innovación LEED.

En 2030 se prevé que en las ciudades del mundo vivan más de 5.000 millones de personas. Los nuevos sistemas, con base en la nube, de análisis de datos sobre los flujos reales de tráfico de trenes de cercanías, metro, autobuses públicos urbanos y metropolitanos, tranvías, y vehículos privados permite construir modelos dinámicos de flujo del tráfico de nuestras ciudades.

Estos sistemas trabajan de forma simultánea y en continuo con las autoridades de transporte público (oferta) recopilando en modo real y en continuo información de todo tipo y datos sobre la situación y número de pasajeros de todos los medios de transporte y con los transeúntes (demanda) mediante apps de información que dan datos reales sobre los tiempos de transporte y rutas alternativas, para disminuir los problemas de las horas punta de nuestras ciudades.

Estos sistemas llegan a reducir en un 7-15% los problemas de congestión en las horas puntas de la mañana y la tarde de las ciudades. También reduce millones de euros al año en costes de operación y de inversión en las flotas de transporte público de las ciudades, así como proporciona información fidedigna de cómo realmente se mueven los flujos de transporte en ellas.

La actividad económica de las ciudades florece al existir un flujo de información mejor y más rápida, un funcionamiento más fluido del transporte, un mejor servicio y una ciudad más saludable.

Las autoridades de transporte público obtienen analíticas e informes totalmente fidedignos, conociendo 24×7/365 como se utiliza cada autobús, tranvía, tren y vehículo, mejora las comunicaciones de la ciudad y les permite tomar mejores decisiones de gestión del tráfico.

También permite a las autoridades de tráfico la creación de programas de incentivos micro-segmentados que maximizan el presupuesto y son rentables, dirigidos a los ciudadanos para que sus desplazamientos sean más baratos, rápidos, seguros y confortables, al mismo tiempo que alivian la carga sobre el sistema de transporte.

De esta forma se conoce con un alto nivel de precisión cómo funciona el sistema de transporte y se originan alertas en función de los umbrales a medida, que se quieran establecer cuando las cosas no sean normales. Se obtiene información sin precedente de los flujos de los viajeros de cercanías por ruta y dirección, ocupación de los vehículos y nivel de servicio estación a estación. Disponibilidad instantánea de información sobre vehículos y rutas minuto a minuto, retrasos, tendencias, eventos especiales y densidades.

Los ciudadanos, están más a gusto ya que obtienen información segmentada que les permite llegar más rápido a su trabajo, perder menos tiempo al día, cada día y ahorros en el pago de los billetes de transporte, al incorporarse a los micro-programas de incentivos, que a su vez favorecen la fluidez del mismo.

Estos sistemas contribuyen a la obtención de créditos LEED-ND de Urbanismo, de Gestión de la Demanda de Transporte.

Los sistemas de recolección de energía WITT (de sus siglas en ingles “Cualquier Input para la Transferencia de Torsión”), son los aparatos basados en el mismo principio que el de los relojes automáticos de cuerda. Están formados por pesos gemelos en forma de hoz que oscilan horizontalmente, rotan verticalmente y giran alrededor de un eje enviando la energía a través de una caja de marchas central a un volante de inercia lineal.

Los sistemas WITT pueden obtener energía limpia (renovable) y fácilmente usable de cualquier movimiento caótico o de vaivén; el caminar de las personas, un todo terreno-vehículo militar por el campo, un barco a vela o motor con oleaje, helicópteros, la energía de las olas mediante una boya en el mar, flotadores colocados en los rápidos de los ríos o en las orillas de las playas, cualquier cosa agitada por el viento. La subida y bajada de ascensores, el movimiento de rampas y escaleras automáticas, la apertura y cierre de puertas y compuertas ya sean manuales o automáticas.

Estos sistemas WITT contribuyen a los créditos LEED de Edificios, indirectamente a los de Eficiencia Energética y directamente a los de Energías Renovables, sí como a los de Innovación LEED.

Estos son tan solo una pequeña muestra de los productos, materiales y equipos que día a día constantemente surgen en el mercado y que nos están ayudando a la industria del medio construido sostenible a mejorar la sostenibilidad de los edificios en los que trabajamos y vivimos y en las ciudades que habitamos, haciendo que sean más rentables para los que los construyen operan y mantienen, tengan un menor impacto en el medioambiente y sean más saludables y mejores para las personas que viven o trabajan en ellos.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse