Japón apuesta por los coches eléctricos

Por en 21/01/2013

En 2020, uno de cada dos autos nuevos vendidos en Japón será de una nueva generación, híbrido o eléctrico, predice el gobierno de Japón, explicando la necesidad de construir nuevas infraestructuras.

Mitsubishi Motors y Fuji Heavy Industries (marca Subaru) acaban de poner en circulación en Japón sus primeros coches eléctricos, por ahora reservados a empresas. Nissan comercializará su primer coche eléctrico el año próximo.

Los híbridos enchufables no tardarán en llegar.

Todos estos nuevos medios de transporte “limpios” requieren la construcción de nuevas infraestructuras, que a su vez exigen funciones inéditas.”En Japón, en las ciudades, los autos recorren sólo 30 km al día de media, así que aunque el automóvil eléctrico que tenemos previsto lanzar tenga una autonomía limitada a 160 km, será suficiente, señala Kazuiro Doi, director de tecnologías de la información de Nissan. “Y, justamente por eso, los conductores estarán angustiados”, reconoce.

Así que “es esencial poder decirles en ruta dónde están los próximos puntos de recarga, es decir, introducir una plataforma de intercambio de información entre el automóvil eléctrico y la estación de servicio”, añade.

                          

En el caso del vehículo eléctrico, será necesario indicar los puntos de recarga en un radio de tantos kilómetros, decir cuántos están libres o lo estarán en un tiempo determinado y precisar al conductor si le queda suficiente energía para llegar.

 “Si los tres puntos de recarga de la estación más cercana están ocupados y el primero que se libere no lo hará hasta dentro de 30 minutos, será tal vez más inteligente ir a otra estación con puntos disponibles, aunque eso suponga ir más lejos, siempre que se tenga la energía suficiente y que realmente se gane tiempo”, agrega. Esto significa que será necesario un dispositivo para calcular.

El gobierno japonés, consciente de la necesidad de acompañar el lanzamiento de estos vehículos de nueva generación con una serie de servicios innovadores, hizo un llamamiento a mediados de julio a los productores y proveedores de soluciones técnicas, compañías de todos los sectores, organismos y sociedad civil para que entre todos imaginen, construyan y experimenten un modelo ideal de sistema.


Los fabricantes de soluciones informáticas en red están convencidos de que gracias a las nuevas tecnologías será posible ofrecer a los nuevos conductores un sistema seguro, práctico y eficaz.


”Ahora, algunas poblaciones y ciudades están implantando sistemas de recarga, pero para que el automóvil eléctrico se convierta en un vehículo eléctrico masivo tiene que haber compatibilidad entre todos”, explica NTT Data.

De momento, Nissan, Mitsubishi Motors y Fuji Heavy han creado un grupo de trabajo con la compañía de electricidad Tokyo Electric Power (Tepco) para estandarizar los puntos de recarga rápida, pero esto todavía es insuficiente.

También se necesitarán soluciones de facilidad de pago, de seguridad o de gestión de las informaciones particulares relativas a cada vehículo. 

Nissan, que apuesta totalmente por los automóviles eléctricos, presentó recientemente su primer modelo con motor puramente eléctrico, el “Leaf”, con 110 caballos de fuerza.



También Mitsubishi Motors y Fuji Heavi sacaron al mercado a comienzos del verano sus propios automóviles eléctricos, el “i-MiEV” y el “Subaru stella”, limitados sin embargo más bien como modelos de “nicho” para clientes empresariales.

Uno de los principales retos al impulsar la proliferación de automóviles eléctricos es “estandarizar las infraestrucura como los aparatos de carga”, dijo el vicepresidente de Fuji Heavy, Akira Mabuchi, citado por la agencia de noticias japonesa Kyodo.



En el sector debe cooperar toda la industria, consideró el vicepresidente de Nissan, Minora Shinohara.



Los tres fabricantes se esfuerzan por comercializar sus modernos autos. En junio Mitsubishi lanzó el i-Miev. Para marzo de 2011 espera haber vendido 6.000 unidades.

Fuji Heavy presentó el Subaru Stella también en junio, y espera comenzar a vender una modesta edición de 170 unidades en marzo de 2010.

Por su parte, Nissan presentó el domingo pasado su nuevo Leaf, con capacidad para cinco personas y una autonomía de 160 kilómetros. Piensan comenzar a venderlo en 2010 en Japón, EE.UU. y Europa.



En Alemania, BMW y Daimler se preparan para lanzar sus propios modelos, y otras empresas del mundo también fabrican sus primeros ejemplares.

Nissan, el tercer mayor automotor de Japón, quiere ganar cuota de mercado rápidamente con su nuevo “Leaf” y la empresa cree posible que los automóviles eléctricos con un motor cien por cien eléctrico alcancen una cuota de mercado del 10 por ciento en todo el mundo antes de 2020.



Nissan pretende producir coches eléctricos en masa como muy tarde a finales del próximo año, mientras el mayor mayor fabricante automotriz, Toyota, sigue dudando por su bajo alcance y la falta de posibilidades de carga de las baterías, aunque introdicirá un modelo eléctrico. Otro de los problemas centrales es el alto precio de las baterías.



Para impulsar la difusión de los automóviles eléctricos, Nissan, Mitsubishi y Fuji Heavy quieren fundar, junto con el consorcio TEPCO, una comisión para la ampliación de la infraestructura en el país durante el año fiscal vigente, que culmina a finales de marzo de 2010.



Entre otras cuestiones, se preveé abaratar los aparatos de carga rápida, aún muy caros, para contribuir a una mayor difusión. Las empresas esperan también hacer disponible también en el extranjero el estándar interno de carga de automóviles eléctricos, afirma Kyodo.



”Es importante que la industria se una, coopere y colabore”, dijo en una conferencia de prensa Minoru Shinohara, directivo de Nissan.



El coche eléctrico de Nissan es un compacto de cinco puertas que puede alcanzar 140 kilómetros por hora, mientras que cuenta con una capacidad para cinco pasajeros.



Su autonomía entre recargas de sus baterías de litio es de 160 kilómetros, lo que cubre las necesidades diarias de más del 70% de los usuarios mundiales de automóviles, según la propia Nissan.



Tiene tracción delantera, con un motor de 80 kW (algo más de 100 caballos). Cuanta con 280 Nm de par, y será capaz de alcanzar más de 140 km/h de punta.

La batería es un conjunto de módulos de iones de litio, con 24 kWh de capacidad y una potencia máxima de 90 kW. Se podrán cargar en menos de 8 horas en un enchufe estandard europeo, mientras que los anglosajones deberán esperar el doble por aquello de usar un sistema con menor potencia de sólo 110 voltios.



Con los nuevos enchufes de 400 voltios el tiempo será mucho menor. Con un cargador rápido se puede recargar el 80% de la batería en sólo 30 minutos. Esto implica que cada 50 kilómetros de rango tienen una espera de 10 minutos.

Nissan señaló que la nueva plataforma de este modelo con cero emisiones de dióxido de carbono tiene una alta rigidez y monta un motor de altas prestaciones y una batería de iones de litio que mejoran la seguridad.

La firma automovilística nipona aseguró que la combinación de una plataforma de alta rigidez con una mecánica eléctrica sirven para reducir las vibraciones de conducción y para minimizar los sonidos que produce el motor.

Este vehículo incorpora un sistema de frenos que regenera la energía de la batería, lo que le permite alcanzar una autonomía de 160 kilómetros sin tener que recargar. Además, este coche puede calcular el nivel de carga necesario para realizar determinado recorrido introducido con anterioridad.

La automotriz japonesa y su socia francesa, Renault SA, han sido los desarrolladores más agresivos de vehículos eléctricos en la industria, anunciando planes de lanzar el vehículo eléctrico de manera masiva en el 2012.

Nissan comenzará a vender los primeros vehículos Leaf en Estados Unidos y Japón en la segunda mitad de 2010, agregando más modelos en una rápida sucesión.
Más información:
www.evwind.es

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse