Krannich: Paso firme en Japón

Por en 13/03/2013
Krannich Japon

La compañía fotovoltaica continúa con su expansión y un mes después de la apertura de la filial en California, cruza el Pacífico para aterrizar en la costa japonesa. La nueva división de Krannich Solar abrió sus puertas el pasado mes de febrero en Nagoya, al suroeste de Tokio. Con esta inauguración, la multinacional renovable consigue que el sol no se ponga en su dominio e ilumine sin cesar el camino hacia la revolución energética. La distribuidora alemana aprovechó la feria PV Expo, que tuvo lugar del 26 al 28 de febrero en Tokio, para fortalecer las relaciones actuales y crear nuevos lazos con el mercado local.

Módulos fotovoltaicos, estructuras de montaje e inversores solares que componen el porfolio de la nipona Krannich se presentaron en el stand para satisfacer las necesidades del exigente consumidor japonés. A diferencia de otras, la sociedad del país del sol naciente está muy concienciada con el medio ambiente y la calidad del producto, además de gozar de una estabilidad jurídica, bajos intereses bancarios y necesitar un rápido cambio de modelo energético después del desastre de Fukushima. Kurt Krannich, el fundador de la distribuidora, admira el entusiasmo tecnológico de los japoneses: “Nuestro cometido es asegurar el perfecto funcionamiento del sistema fotovoltaico suministrando componentes de alta calidad, comprobada por laboratorios independientes, y ofreciendo un servicio a medida del consumidor. El mercado nipón podrá disfrutar plenamente de nuestro programa Quality Management, así como del ingenio de nuestro departamento técnico” –declara.

La industria fotovoltaica de Japón, la más madura a escala mundial, fue la primera en establecer, y también en revocar, incentivos para el segmento particular del sector. Entre los años 1994 y 2005, según los analistas de SolarBuzz, el país llegó a ser el líder mundial en potencia fotovoltaica instalada con casi 1GW que se repartió entre 250 mil instalaciones domésticas. En 2009 se volvió a establecer una tarifa para los consumidores residenciales que en 2011 llegaron a representar un 86% de todo el mercado fotovoltaico local. Con el fin de eliminar la nuclear del mix energético para 2030, el gobierno del archipiélago publicó el pasado mes de julio una nueva tarifa para estimular la generación limpia. A partir de entonces, las instalaciones industriales de más de 500kW gozan de 42¥ (0,35€) por cada kilovatio-hora de energía verde producida, más que en ningún otro país hoy en día. Como resultado, en tan solo 2 meses en Japón se registraron 567MW de nueva potencia fotovoltaica que supuso, según Reuters, una inversión de 2 mil millones de dólares americanos, o aproximadamente 1.500 millones de euros.

La potencia fotovoltaica instalada en Japón puede alcanzar 5GW este mismo mes de marzo, según las previsiones de Ernst&Young. A pesar de la reducción de la generosa tarifa en un 10% a partir de abril, el mercado nipón seguirá atrayendo a los inversores en renovables. La consultora de las cuatro grandes lo confirma con su anual estudio elevando este país del Pacífico al 7º puesto del ranking, un punto más que en 2012. “Nuestros clientes obtienen un retorno de inversión en fotovoltaica mucho más alto que en otros estados”, -continúa Kurt Krannich- “según los analistas del mercado, la TIR de los proyectos industriales en Japón puede llegar a un 6%”, -termina.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse