Mire aquí

    La ciudad en la transición energética: Un papel clave

    Por en 11/11/2016
    transicion energetica-ciudades sostenibles

    La ciudad en la transición energética tiene un papel clave. Es un agente dinamizador de este cambio. Así lo reafirman los representantes de diversas capitales europeas. Esta es la conclusión de la jornada  “Barcelona, hacia la transición energética”. Ha sido organizada por el Ayuntamiento de Barcelona. Un acto que ha contado con la colaboración con la Fundación Renovables y Energy Cities.

    Unas doscientas personas han participado en este encuentro en el que se han intercambiado experiencias. Además, se han presentado hojas de ruta para alcanzar un sistema energético más eficiente, democrático y justo. Han participado ciudades europeas pioneras en la implantación de esquemas de reducción de emisiones. También el Ayuntamiento de Barcelona y la  Fundación Renovables.

    El Teniente de Alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad de Barcelona, Janet Sanz, ha participado en la inauguración. Allí ha indicado que “no es un camino fácil, pero trabajamos por una ciudad más sostenible, más humana y para la gente”. Asimismo, ha destacado “la importancia de la ciudadanía en las prácticas concretas que fomenten la transición energética”. En esta transición la energía es el principal vector de cambio, indicó.

    En su turno, el presidente de la Fundación Renovables, Domingo Jiménez Beltrán, ha insistido en considerar la energía como el elemento clave. Así, explicó que “si la energía cambia, todo cambia”. Ha añadido que “el futuro será de ciudades emisiones cero o no serán ciudades habitables”. Para Jiménez Beltrán los pilares de la transición energética mueve el futuro. Son “propósitos ambiciosos, poder ilusionante y una hoja de ruta sólida en un contexto global de falta de ambición generalizada”.

    ¿Por qué? Por que “las ciudades se están convirtiendo en los espacios de mayor avance en la lucha contra el cambio climático. También en verdaderos laboratorios de sistemas energéticos más justos y sostenibles”. Jiménez Beltrán ha recordado que las prioridades actuales en política energética son cambiar la regulación del autoconsumo. ademas, el cambio en la legislación del sistema eléctrico.  Todo ello para propiciar el ahorro y las renovables.

    “La ciudad en la transición energética: Un papel clave”

    Por su parte, el Vicepresidente de la Fundación Renovables, Fernando Ferrando, ha presentado el documento “Ciudades con futuro”. Las propuestas de política energética de la Fundación son claras. Parten de “la consideración de la energía como un derecho, como un bien de utilidad pública”. Aclaran, que “no como el negocio de unas pocas empresas”. Ferrando ha recordado que “las ciudades suponen el 75% del consumo de energía”. Pero, indicó que “tenemos un potencial de ahorro por mejora de la eficiencia del 50%”. Se ha referido también a la pobreza energética. Así ha señalado que “si la energía, que es un bien esencial, no llega a todo el mundo”.  Una prueba de que el sistema no funciona, añadió. Además, ha subrayado que “las carencias del sistema eléctrico no son por olvido o error”. Más bien, opina,  “por una desidia programada”.

    Los representantes de Copenhague, Grenoble y Frankfurt han expuesto los ejes de su actuación. Son ciudades pioneras en el escenario del cambio energético. Por ello, han destacado tanto a la intención de su acción como a las medidas concretas adoptadas o los obstáculos encontrados en el camino. Todos han coincidido en que se están dinamizando diálogos importantísimos sobre la organización económica y social de sus ciudades. También que se involucra a un número creciente de ciudadanos. Se discute sobre el tejido económico de las mismas, así como sobre la garantía de un servicio básico universal como es la energía.

    Las renovables en la transición energética: Pieza clave

    Jørgen Abildgaard, Director Ejecutivo de Cambio Climático de Copenhague, ha explicado la experiencia de la capital danesa y su hoja de ruta para alcanzar el objetivo 100% renovable y convertirse así en la primera capital neutra en carbono para el año 2025, con una batería importante de medidas muy concretas y efectivas. “El motor real de la transición en nuestra ciudad es un compromiso muy fuerte a largo plazo de todos los partidos” ha señalado y ha coincidido con Jiménez Beltrán en que “la única forma de llegar lejos es definir objetivos muy ambiciosos” como ha hecho la capital danesa adelantando en 25 años la descarbonización completa que pocas capitales se han planteado y solo parcialmente. Como uno de los principios esenciales de esa política ha apuntado “el respeto del espacio urbano para el uso de los ciudadanos”.

    También Vincent Fristot, Teniente de Alcalde de Grenoble, ha hablado del compromiso de la ciudad gala en avanzar en la reducción de emisiones desde la participación de todos los agentes sociales. “El cambio de modelo energético en nuestra ciudad ha sido posible gracias al control público de las redes de electricidad y calor” ha indicado.

    El Jefe de Eficiencia Energética de Frankfurt, Florian Unger, , ciudad con amplia experiencia en política energética y de clima, ha destacado las medidas de eficiencia energética, como los Edificios de Consumo Casi Nulo, como la mejor herramienta para combatir la pobreza energética y llegar al objetivo de reducir un 50% su consumo final de energía para 2050 y ha señalado que “en Frankfurt todo edificio público nuevo tiene que cumplir un estándar de casa pasiva de emisiones”.

    Las inversiones en renovables: futuro prometedor

    Por su parte, la Directora Ejecutiva de Energy Cities (entidad colaboradora en la organización de la jornada), Claire Roumet, también ha intervenido. Ha puesto en valor el hecho de que “el pasado año por primera vez hubo más inversiones en renovables que en fósiles a nivel global” y ha afirmado que “las prioridades para el cambio son devolver competencias al nivel local, democratizar el sistema energético y realizar inversiones”.

    La Directora de la Agencia de la Energía de Barcelona Cristina Castells, ha presentado el plan “Transición hacia la soberanía energética”. Con él,  el Ayuntamiento pretende dar un salto cualitativo. Quiere garantizar el acceso a la energía justa para todos los ciudadanos. También acelerar las inversiones en la eficiencia energética y rehabilitación. Además de multiplicar la generación eléctrica con fuentes renovables mediante una comercializadora municipal. Castells ha destacado que “en Barcelona los edificios suponen el 60% del consumo de energía y por ello es muy imprescindible actuar en este foco”. Respecto al papel de la ciudadanía ha manifestado que “es importante acabar con la percepción que tiene la gente de que no pueden generar energía, tenemos que generar confianza”.

    Transición energética hacia la soberanía energética: Una oportunidad

    Joan Herrera, Patrono de la Fundación Renovables, ha sido el encargado de moderar un intenso coloquio, al que ha puesto el punto y seguido señalando que “la transformación del sistema energético es una oportunidad para que las ciudades reconecten con la biosfera y dejen de ser meros sumideros de energía”.

    Por último, el Concejal de Presidencia, Agua y Energía del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, ha clausurado la jornada. En este cierre ha destacado tres conceptos: transición, soberanía y personas. Respecto a la transición ha afirmado que “no podemos dar por bueno un modelo que ha significado un fracaso social y medioambiental”. En cuanto a la soberanía  “las ciudades tenemos que dar un paso adelante por falta de respuesta de la administración que tenía todas las herramientas para hacerlo”, indica. Concluyó con que “la última palabra es para las personas porque sin ellas nada sería posible. Necesitamos que nos ayuden a liderar la transición”.

    Acerca de Helena

    Debe identificarse para comentar Identificarse