La construcción sostenible también entra en juego en el Mundial de Fútbol

Por en 04/06/2014
Krannich-vertical-fotovoltaica

El gobierno brasileño ha presentado un paquete de medidas sostenibles de que se implementarán en el sector hotelero, de medio ambiente y de servicios para el Mundial de Fútbol, que comienza este mes.

La titular de Medio Ambiente del país ha adelantado que este Mundial dejará un importante aporte en materia de sostenibilidad, debido a las acciones que se han puesto en marcha durante toda su preparación.

Entre estas acciones cabe destacar la gestión de residuos sólidos en las ciudades que serán sede de los juegos, una mayor infraestructura respetuosa co el medio ambiente en los Parques de la Copa (como Foz do Iguazú y Fernando de Noronha) y la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.

 En esta etapa previa, el Gobierno ha priorizado el empleo de materiales reciclados en la edificación y ampliación de los estadios, lo que ha permitido la aplicación de tecnologías para cuidar el ambiente y producir energías renovables.

 Estos juegos ha ayudado a impulsar la construcción sostenible

Este gran evento deportivo, con sede en Brasil, junto a otros como la Copa de las Confederaciones los y Juegos Olímpicos de 2016, han dado un gran empuje a la ampliación del concepto greenbuilding, por parte de las constructoras, más allá del campo inmobiliario,llevando los criterios de sostenibilidad a proyectos más amplios de infraestructuras deportivas.

Tal como indica el GBC en Brasil, todos los estadios que acogerán los juegos del Mundial de 2014, que son 12 en total, además de las arenas de Palmeiras, en São Paulo, e de Grêmio, en Porto Alegre, se terminan con el sello LEED. En esta línea se encuentra también el Parque Olímpico en Rio de Janeiro y la revitalización de la zona portuaria, conocida como Puerto Maravilla, que constituyen claros exponentes de proyectos que están siendo construidos bajo los parámetros de la sostenibilidad y que contarán con la certificación correspondiente.

En los estadios de fútbol se pueden observar avances en renovables, como la instalación de paneles fotovoltaicos en fachadas y cuberturas. En el estadio Mané Garrincha, de Brasília, por ejemplo, a cargo del formado por las empresas Via Engenharia y Andrade Gutierrez, el sistema fotovoltaico producirá 2,5 MW de energía, cantidad suficiente para iluminar todo el entorno de la arena deportiva.

Otra gran novedad es el empleo de una película auto-limpiante, revestida por óxido de titanio, que es capaz de captar la contaminación generada por vehículos, que debe ser la primera en el mundo con recibir la certificación LEED Platinum, la más avanzada en el uso de tecnologías sostenibles.

En la ciudad de Cuiabá, el arena Pantanal ha sido premiado por Blomberg – Americas Property Awards y con el VII Prêmio Arquitetura Corporativa. La arena fue diseñada para tener unas cuantas partes desmontadas tras la realización de los juegos, gracias al uso de estructuras que pueden ser dimensionadas según la necesidad y tamaño del público.

Junto a ellos, Arena Corinthians, a cargo de Odebrecht, también tendrá paneles fotovoltaicos para generación de energía, uso de madera de origen forestal certificada, equipos económicos de aire-acondicionado y sistema de iluminación eficiente con lámparas LED, que son hasta un 80% más económicas que las fluorescentes y tienen vida útil más larga.

Asimismo, los trabajos de ampliación y modernización de los aeropuertos, también previstas para los eventos deportivos, están siendo ejecutadas según los conceptos de sostenibilidad. Por ejemplo, los aeropuertos de Galeão, en Rio de Janeiro, y de Confins, en Belo Horizonte, contemplan la previsión del uso de tecnologías sostenibles como captación del agua de lluvia e iluminación por LED.

 

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse