La iluminación como un valor añadido en espacios públicos

Por en 21/06/2018
Novelec

Sensores, iluminación circular y considerar la iluminación como un valor añadido son las últimas tendencias en espacios públicos

La tónica general que se está implantando en la iluminación de las ciudades es la del respeto por el medio ambiente y la reducción del consumo. Esa tendencia general, tal y como se destaca desde Novelec, se materializa gracias a los últimos avances tecnológicos

Hasta hace algunos años, la iluminación en espacios públicos se concebía como un producto y esto hacía que se hiciera un uso indiscriminado de ella. Sin embargo, tal y como se destaca desde Novelec, compañía especializada en material eléctrico, telecomunicaciones, fluidos y climatización, se está dando un campo de paradigma enfocado, cada día más, a preservar el medio ambiente.

En definitiva, la pauta general es conseguir un mejor aprovechamiento de los recursos y, sobre todo, hacia el enfoque de la economía circular. El derroche, el abuso y la desconsideración con el consumo eléctrico y el entorno cada vez parecen más lejanos gracias a esta nueva conciencia social.

Desde Novelec se analizan cuáles son las principales tendencias que se están dando hoy en día en el ámbito de la iluminación de los espacios públicos.

La vigencia de las bombillas LED

Esta es una de las primeras tendencias que marcaron el cambio y sigue vigente debido a la gran cantidad de beneficios que ofrece.

Las bombillas LED tienen una durabilidad mucho mayor que las convencionales. Además, su consumo es mucho más reducido y las posibilidades de adaptación de cara a la eficiencia son infinitas. Entre muchas de las funcionalidades que se han adaptado a este tipo de tecnología están desde los sensores de movimiento para el encendido y apagado hasta la regulación de la tonalidad e intensidad de la luz. Todo ello, sumado a que su mantenimiento es prácticamente nulo.

Iluminación circular

Al igual que todo lo tecnológico, los sistemas de iluminación también evolucionan. Los sistemas anticuados para iluminar resultaban perjudiciales para el ecosistema, ya que aumentaban el consumo y las necesidades de mantenimiento.

Por ello una de las tendencias que se están implantando es la posibilidad de hacer contratos de servicios que incluyan la instalación y mantenimiento de sistemas de iluminación. De esta forma, al acabar el contrato, los dueños de estos lugares podrán valorar si es mejor implantar un servicio más actualizado o si se puede mantener el actual y renovar el contrato.

En cuanto a los sistemas en sí, cuando sean sustituidos por otros nuevos, serán reciclados y aprovechados en la creación de nuevos productos y servicios. Todo esto significa un gran avance en materia del respeto del medio ambiente y el ahorro de energía.

La iluminación como valor añadido

Cada vez más, las ciudades perciben la luz no solo como un servicio básico orientado a iluminar los espacios públicos para que el ciudadano pueda ver, sino que se ve como un valor añadido.

Es decir, se está observando una tendencia que hace de la luz un disfrute, con espectáculos de luces, alumbramiento de monumentos de forma artística, etc. en este contexto, se suelen utilizar fórmulas adecuadas con el fin de no causar un impacto negativo sobre el entorno.

Un ejemplo de este cambio en la concepción de la luz se puede observar en Toledo. En esta ciudad, Philips ha instalado el sistema de iluminación conectada Color Kinetics que ha sido bautizado como “El Baño de la Cava”.

Esta técnica permite que mediante el ActiveSite, se puedan crear diferentes espectáculos de luces dependiendo de qué ocasión especial se celebre. Este medio permite programar el espectáculo desde cualquier lugar a través de cualquier smartphone.

Lo cual ofrece un dinamismo mucho mayor que el de los típicos juegos de luces que se repetían año tras año. Cabe destacar que la Oficina de Turismo de Toledo ha aportado datos que apuntan a un incremento de las visitas del 17% desde la instalación de “El Baño de la Cava”.

Smart City

El acercamiento hacia la smart city es una de las tendencias que poco a poco se quiere ir instaurando, sobre todo en el campo de la iluminación.

La conexión entre las luminarias y el uso de sensores para afinar al máximo su tiempo de encendido es solo el principio. La previsión, tal y como se afirma desde Novelec, es que estas luminarias se adapten a la vida urbana, y se ofrezcan otros servicios como la vigilancia o la carga de coches eléctricos.

Hasta ahora en España se están instalando poco a poco, pero sus resultados están siendo muy positivos. Además, ofrecen posibilidades infinitas en cuanto a utilidades.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse