La ingeniería energética permite ahorros de 4.200 millones y el aumento de la eficiencia

Por en 11/03/2014
GrowSmarter Horizon 2020

Los sectores de mayor peso en la economía española y, por lo tanto, con una elevada demanda de energía, como la industria alimentaria, los hoteles y los centros comerciales, podrían ahorrar más de 4.200 millones de euros anuales por el mayor uso de la ingeniería energética, según los datos aportados por el grupo de ingeniería Euroconsult.

Este cálculo, que parte de la experiencia de la división de eficiencia energética de Euroconsult en diversos sectores, cifra entre un 15% y 25% el ahorro potencial en el consumo de energía que se puede conseguir con la puesta en marcha la ingeniería energética basado en una plataforma de gestión de la demanda energética, lo que supone dar un paso más en las medidas de eficiencia que actualmente se están desarrollando.

A día de hoy, los sectores en los que la ingeniería energética ya se ha abierto paso en España suman un gasto energético anual de 17.500 millones de euros, una cantidad que representa el 1,7% del PIB, por lo que la mejora de su eficiencia repercute directamente en la competividad de la economía española, con una aportación positiva de cuatro décimas.

Los sectores que lograrían un mayor ahorro son, precisamente, aquellos más intensivos en el uso de energía, como los 1,8 millones de edificios de oficinas que hay en España, cuya gasto asciende a 5.516 millones de euros al año, que se reduciría en 1.380 millones con medidas de ingeniería energética.

Precisamente otro tipo de edificios, los de viviendas, se podrían beneficiar de servicios de eficiencia energética aunque, para que fuera viable, este tipo de medidas tendrían que impulsarse desde una comunidad de propietarios, que superan las 800.000 en más de nueve millones de edificios repartidos por toda España. El ahorro podría llegar a los 1.260 millones de euros de un consumo global superior a los 5.000 millones.

Con consumos por encima de los 1.000 millones de euros anuales también se encuentran sectores como los centros comerciales, que continúan su expansión al superar los 670 centros en toda España. Dentro del sector industrial, hay actividades muy sensibilizadas con la eficiencia energética, como la industria alimentaria y de bebidas, que juntas podrían ahorrar más de 300 millones de euros de un gasto que roza los 2.000 millones anuales.

Aminorar el impacto de cambios en el sistema eléctrico

Por este motivo, aparte del exhaustivo control energético que estos sectores ya vienen realizando, necesitan llevar a cabo, según Euroconsult, un seguimiento en tiempo real de la demanda energética del edificio o fábricas en las que concentran sus actividades, lo que permitirá actuar de forma inmediata ante cualquier anomalía en su consumo.

Además, la ingeniería energética es una perfecta aliada ante posibles subidas en el precio de la luz y permite aminorar el impacto de cambios normativos en el sistema eléctrico que, como sucede en el caso de las empresas, pueden alterar sus resultados económicos y competividad.

Según el director de la división de Eficiencia Energética de Euroconsult, Carlos Sáez, “la apuesta por plataformas de gestión de la demanda asociada a gestores energéticos supone una contribución a la competividad de la economía española, al rentabilizar mejor sus inversiones y al aumentar sus ingresos por encima de sus gastos operativos, entre los que se incluyen el factor energético. Y también es una manera de reducir el impacto medioambiental, lo que permite acercarnos aún más a los objetivos fijados en la estrategia 20-20-20 de la Unión Europea”.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse