Mire aquí

    ¿Cuál es la situación actual de las cualificaciones profesionales en el sector de la construcción?

    Por en 06/05/2016
    construccion formacion

    Desequilibrio en la demanda y oferta de profesionales cualificados para la construcción

    La Fundación Laboral de la Construcción hace un repaso a la situación actual de las cualificaciones profesionales del sector, tanto en el ámbito universitario como dentro del Sistema Nacional de las Cualificaciones y la Formación Profesional. Tomando como base la ponencia sobre la cualificación profesional en la construcción, realizada por el director de Formación, José Antonio Viejo, en la pasada Convención de la Edificación, Contart 2016, celebrada en Granada el pasado mes de abril.

    Conforme al avance de la estadística del curso 2014-15, facilitado por el Ministerio de Educación, el número de alumnos matriculados en grados universitarios relacionados con el sector de la construcción asciende a 44.462, de los cuales 29.846 provienen del ámbito de Arquitectura y urbanismo, y 14.616, del ámbito de la Construcción e ingeniería civil. “Se estima que, al ritmo actual, los universitarios cualificados en el sector de la construcción representarían alrededor del 40% del total de trabajadores ocupados del sector, porcentaje superior a las necesidades reales del mercado laboral”, apunta Viejo.

    De hecho, en la actualidad sólo el 79,6% de los universitarios de los ámbitos de construcción están afiliados a la Seguridad Social (un 27,5% como autónomos) al cuarto año después de finalizar sus estudios, y apenas el 62,7% desempeñan un trabajo acorde a su nivel formativo.

    Respecto a la formación profesional en el sistema educativo, la situación es bien diferente. A pesar de que hay más puestos de trabajo relacionados con oficios que con titulaciones universitarias de la construcción, la oferta formativa y el número de alumnos matriculados en los títulos de Formación Profesional es notablemente inferior. De hecho, en la familia de Edificación y Obra Civil (EOC), sólo existe un título de FP Básica, 6 títulos de Grado medio y 6 títulos de Grado superior. En total, en el curso académico 2013-14 tan solo se formaron 5.580 alumnos en títulos LOE (es decir, diseñados sobre la base de las cualificaciones profesionales) y 1.364 en títulos Logse (no basados en las cualificaciones profesionales y, por tanto, a punto de derogarse).

    Desajuste de alumnos de FP de Grado medio y Grado superior
    Asimismo, se aprecia un importante desajuste entre los alumnos matriculados en FP de Grado medio (711) y los de FP de Grado superior (6.243). En este sentido, cabe añadir que los títulos de Grado medio se corresponden con cualificaciones nivel 2 (propias de trabajadores de oficios y operarios), frente a los títulos de Grado superior, correspondientes con cualificaciones de nivel 3 (personal con tareas de coordinación y supervisión, diseño, cálculos, etc.).

    Por otra parte, según los datos facilitados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), un total de 1.438 trabajadores se formaron en el año 2015 para obtener algún certificado de profesionalidad de la familia EOC, acreditación oficial de las cualificaciones dentro del ámbito laboral. Se trata, nuevamente, de una cifra insuficiente, muy alejada de las necesidades del mercado laboral. A su vez, otros 547 trabajadores obtuvieron su certificado de profesionalidad mediante procesos de evaluación y acreditación de competencias adquiridas a través de la experiencia (PEAC). Esta nueva vía, que fue regulada por el Real Decreto 1224/2009, apenas se ha desarrollado por las Administraciones Públicas para el sector de la construcción.

    En resumen, el sector de la construcción en España presenta un cierto desequilibrio en cuanto a las demandas de profesionales cualificados y la oferta de trabajadores con cualificación oficial. En particular, frente a una amplia oferta de titulados universitarios, se percibe una evidente escasez de cualificación oficial en los oficios de la construcción.

    Para paliar este déficit sería necesario a largo plazo un esfuerzo para potenciar los títulos de FP, en particular los de Grado medio, y de manera más inminente apostar por los certificados de profesionalidad, y muy especialmente por los PEAC como alternativa rápida, eficiente y con mayor impacto para cualificar oficialmente a los trabajadores actuales del sector que, aún siendo competentes, no pueden acreditarlo.

    Acerca de A.Gomez

    Debe identificarse para comentar Identificarse