La tecnología LED presenta ahorros del 80% y mejora la productividad de la industria

Por en 15/01/2013

En el marco de la celebración de las I Jornadas de Eficiencia Energética en la Industria, organizadas por el Ayuntamiento de San Agustín del Guadalix, Philips presenta sus soluciones de iluminación eficientes en este campo.

Si tenemos en cuenta que la edad media de las instalaciones de alumbrado en las industrias es superior a los 30 años, las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías LED, combinadas con sistemas de control y telegestión, pueden alcanzar ahorros del 80% de energía, además de mejorar la seguridad y la productividad de los trabajadores. Todo ello con ventajas claras en cuanto a mantenimiento y cortos periodos de retorno de la inversión.

“El objetivo de esta jornada es trasladar al tejido industrial y empresarial de San Agustín la inquietud que tiene este equipo de gobierno de poner a disposición de todos fórmulas más eficientes para apostar por la vanguardia y por las energías renovables, que son las que revierten en la competitividad de las empresas y en el cuidado de nuestro medioambiente” afirma el Concejal de Industria y Comercio, Mariano Baonza.

El Código Técnico de Edificación establece como mínimo a cumplir la Norma Europea sobre la iluminación en interiores, la cual varía dependiendo enormemente de los tipos de industrias y áreas de trabajo. Paralelamente, la Directiva Europea de Ecodiseño regula la eficiencia de las soluciones de alumbrado y las Directivas Europeas RoHS y REACH restringen el uso de sustancias peligrosas en los productos. Las soluciones LED de Philips, ademas de ofrecer sustanciales ahorros energéticos, cumplen con la regulación vigente para el sector industrial.

Seguridad y eficiencia energética para las industrias

Una buena iluminación, a parte de las ventajas para la salud y el bienestar de los trabajadores, da lugar a un mejor rendimiento en el trabajo (velocidad), menores errores o rechazos, mayor seguridad, menos accidentes y menor absentismo laboral. En este punto además tiene mucho que ver la óptima calidad de luz y la mejor uniformidad.

Por ejemplo, en un estudio realizado en el entorno de la industria metalúrgica para tareas visuales de dificultad moderada, se estima que el incremento del nivel de iluminación de 300 a 500 Lux se traduce en un aumento de la productividad de un 8%, cifra que alcanza el 20% si el nivel de iluminación pasa de 300 a 2000 Lux.

En el caso de la iluminación en la industria existen multitud de soluciones de tecnología LED que, junto con los sistemas de control y gestión del alumbrado, permite alcanzar ahorros energéticos cercanos al 80%.

Paralelamente a la reducción de costes energéticos va la reducción de costes de mantenimiento e interrupciones, debido a la larga vida, superior a 50.000 horas de vida útil de las mismas. También se incrementa los niveles de seguridad al tratarse de una tecnología que no usa metales pesados, evitando posibles incidentes en la planta de producción.

Mención especial requieren aquellas industrias dónde se opera a bajas temperaturas en cámaras de frío. En estos casos, las instalaciones eléctricas con las tecnologías tradicionales sufren más y los costes de mantenimiento se incrementan. Las soluciones LED en este caso son ideales dado que el frío favorece el funcionamiento de esta tecnología en cuanto a rendimiento además de las ventajas asociadas de tener reencendido instantáneo y permitir el uso de sistemas de control.

Los espacios industriales presentan diversos espacios que requieren diferentes tipos de iluminación. Adaptar el alumbrado a las necesidades de cada área (zonas de almacenaje, de producción con techos altos o bajos, zonas de oficinas, aparcamientos…) es posible gracias a las soluciones LED y controles de Philips.

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse