La Universidad de Almería muestra sus investigaciones en energía solar

Por en 12/01/2013

En este espacio se aborda el funcionamiento de la energía solar en ámbitos cotidianos como el doméstico y las últimas investigaciones de los científicos del CIESOL en Kenia para potabilizar agua gracias al Sol

6 de junio de 2010.- El Parque de las Ciencias ha inaugurado la Ventana a la ciencia ‘Algo nuevo bajo el Sol’, en la que los científicos del Centro de Investigación Solar (Universidad de Almería-CIEMAT) muestran sus últimos trabajos en el ámbito de esta energía renovable. La ciencia ha permitido aprovechar la energía limpia y gratuita del Sol para producir calor y electricidad y también ha posibilitado la búsqueda de aplicaciones en otros campos como el tratamiento de aguas o la síntesis química sostenible.

En este espacio se aborda desde el funcionamiento y las ventajas de la energía solar en ámbitos tan cotidianos como el doméstico hasta las últimas investigaciones que están desarrollando los científicos del CIESOL en Kenia para potabilizar agua gracias al Sol o para producir energía continua durante 15 horas sin radiación solar.

 

 

Precisamente, para explicar este último sistema en la ventana se expone un módulo interactivo en el que se puede ver el proceso paso a paso. Para almacenar la energía térmica y que ésta puede ser usada en las horas de baja o nula radiación solar se utilizan sales fundidas. Existen dos tanques: el frío con una temperatura mínima de 292 ºC, para evitar la solidificación de las sales, y el caliente a 386 ºC. La combinación de sales más usada es la compuesta en un 60% de nitrato sódico y un 40 % de nitrato potásico, en las sales no existe un cambio de fase a las temperaturas de trabajo, tienen un alto coeficiente de transferencia térmica y una alta capacidad de almacenamiento térmico.

La Ventana se completa con la exposición de un colector cilindro parabólico de 8×6 metros en los exteriores del museo. Los colectores cilindro-parabólicos son los sistemas más usados en la actualidad para aprovechar la energía solar. Están formados por espejos que reflejan el sol hacia un tubo situado en la línea focal que contiene un aceite sintético. Este fluido, que se calienta hasta 400ºC, es bombeado a través de una serie de intercambiadores de calor para producir vapor a alta presión que se utiliza para hacer funcionar una turbina de vapor convencional con la que se produce electricidad.

El colector que se expone ha sido cedido por ACS-Cobra Energía que promueve, construye y opera plantas de termosolares con tecnología cilindro-parabólica.

Más información:
www.ual.es

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse