Lanzamiento de los cargadores Evolve Rapid de Circontrol

Otovo y los cargadores de Wallbox, permiten un 60% de ahorro en la carga de vehículos eléctricos

Los cargadores eVolve Rapid permitirán reducir los tiempos de carga de los vehículos eléctricos sin necesidad de alta potencia.

Los cargadores eVolve Rapid de 25 kW permiten la carga rápida sin necesidad de alta potencia, con un diseño compacto apto para instalarse en espacios reducidos. Los nuevos equipos llegan en un momento en el que ampliar la infraestructura de carga rápida para vehículos eléctricos es clave para su implementación en las carreteras.

La nueva gama de Circontrol ofrece un tiempo de carga 2 o 3 veces menos que en carga alterna, y está pensada para flotas y espacios reducidos

La gama eVolve Rapid reduce el tiempo de carga ofreciendo hasta 150 km de autonomía en una sesión de carga de una hora. Un vehículo eléctrico necesita, de media, 17 kW para recorrer una distancia de 100 km. La mayoría de puntos de recarga ofrecen entre 7.4 kW y 11 kW de potencia. Los equipos eVolve Rapid reducen el tiempo de recarga a la mitad, o incluso a una tercera parte que la mayoría de estaciones de carga lenta; y ofrecen cerca de 150 km de autonomía con sólo una hora de carga; además, no es necesario contratar alta potencia ni destinar un gran espacio al punto de carga.

La gama eVolve Rapid de 25 kW son la solución de carga rápida

Los nuevos equipos de Circontrol ofrecen una nueva solución de carga rápida para entornos como pequeñas flotas privadas, talleres de reparación, empresas de carsharing; y otros aparcamientos privados que no requieran de cargadores intliegentes. La gama eVolve Rapid, como el Raption 100, está pensada para cargar en una escala de voltaje muy amplia, desde los 200 hasta los 920 V. Este hecho permite cargar los nuevos modelos eléctricos utilitarios a la vez que vehículos pesados, como autobuses o camiones eléctricos.

“Innovar en la carga rápida es fundamental para implementar los vehículos eléctricos definitivamente”

El proceso es de carga simple, sin necesidad de autentificar la sesión mediante RFID, una aplicación móvil o cualquier otro método de identificación. La interacción con el cargador se limita a dos botones: uno inicia la carga y otro la finaliza; además dispone de una baliza luminosa que muestra en todo momento el estado del cargador.

A lo largo del año, se espera que la gama eVolve Rapid evolucione para ofrecer la posibilidad de combinar diversos cargadores básicos con un cargador principal; dicho cargador centralizará la inteligencia, controlará el resto y gestionará sus cargas.