Las baldosas ¿Futura fuente de generación de energía limpia?

Por en 02/08/2013
Pavegen baldosas

Un joven ingeniero de gran Bretaña ha traído con su invento una nueva oportunidad para la generación de energía con nuevos métodos y elementos. En esta ocasión se trata de la posibilidad de aprovechar nuestros propios pasos como fuente energética.

El mayor centro comercial de Europa, Westfield Stratford City, en Reino Unido, se convertirá este verano en un centro mundial de atención por la posibilidad de ver cómo se genera energía de forma eficiente con el movimiento humano. Todo ello, gracias a un sistemas de baldosas, Pavegen ya es una realidad.

Esta compañía tecnológica ha desarrollado un innovador método que aprovecha cada pisada, convirtiendo la energía cinética en electricidad. Con este método, cada pisada es capaz de generar energía que puede utilizarse para encender farolas, cargar el móvil o almacenarla en una batería.

La baldosa, de 45 x 60 centímetros, ideada por Laurence Kemball-Cook, un joven británico estudiante de diseño industrial de la Universidad de Loughborough, se hunde cinco milímetros y genera ocho vatios de energía con cada pisada gracias al uso de materiales piezoeléctricos.

Su potencial  radica en el gran volumen de movimiento diario que se registra en zonas con mucho tránsito como estaciones de tren, de metro, de autobús, aeropuertos, colegios y centros comerciales. Un cinco por ciento de la electricidad generada por la pisada enciende instantáneamente una lámpara en el centro de la baldosa, mientras que el resto se almacena en una batería o se utiliza directamente como alimentación de bajo voltaje en aplicaciones fuera de la red: alumbrado público, señalización, o sistemas de publicidad, o para cargar teléfonos móviles o dispositivos de sonido.

El proyecto ya es una realidad. Ya se ha empleado en el acceso al Parque Olímpico de Londres, donde se capturaron 12 millones de pisadas que produjeron 72 millones de julios, la energía suficiente para cargar 10.000 teléfonos móviles durante una hora. Asimismo, en toda Europa ya se han realizado casi 30 proyectos con estas baldosas Pavegen. Desde 2011 están colocadas en la Simon Langton Grammar School, cerca de Canterbury, y obtienen energía de las pisadas de sus 1.100 estudiantes para mantener la iluminación del pasillo. Además, se han instalado provisionalmente en la estación de West Ham en Londres y en varias escuelas británicas y oficinas.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse