Mire aquí

    Las tecnologías para el hogar inteligente están aún infravaloradas

    Por en 01/09/2016
    tecnologías para el hogar inteligente

    Según una encuesta realizada por Bosch y Twitter en seis países diferentes se subestiman las posibilidades de un hogar inteligente

    Bosch ha llevado a cabo, junto con Twitter, una encuesta sobre las smart homes (hogares inteligentes) en Alemania, Francia, Gran Bretaña, Austria, España y los EE.UU. Los resultados muestran que un hogar inteligente conectado puede hacer hoy en día más de lo que la mayoría de encuestados considera posible.

    Los franceses son lo que más confianza tienen en el hogar conectado

    Una smart home ayuda a hacer nuestra vida diaria más cómoda, ahorra energía y dinero y protege mejor el hogar. Y, sin embargo, muchos usuarios de Twitter todavía no son conscientes de lo que un hogar conectado es ya capaz de hacer. Por ejemplo, mientras que dos tercios de los encuestados saben que la smart home puede apagar las luces automáticamente cuando salen de casa, sólo el 22% puede imaginar que el horno ya es capaz de sugerir las recetas perfectas. 

    smart home su 2

    Por comparación entre países, hay que destacar que los usuarios de Twitter en Francia son los que más confían en las posibilidades de la tecnología para la smart home, frente a los británicos, los norteamericanos y los austriacos, por ejemplo. Alemanes y españoles, por el contrario, tienen una visión futurista sobre gran parte de lo que ya es posible hoy en día.

    Es particularmente llamativo que, sobre todo, las personas entre 25 y 34 años de edad se acercan más a la realidad en sus planteamientos. El hecho de que el conocimiento sobre las posibilidades disminuya con la edad no es tan sorprendente como el que muchas personas que se criaron en el mundo digital no sepan qué funcionalidades son ya posibles en la actualidad. Especialmente para el grupo de edades comprendidas entre 16 y 24 años, que ni siquiera conciben un mundo sin Internet, la conectividad en el hogar sigue siendo sorprendentemente desconocida.

    La razón de esto podría ser la falta de relevancia que los temas relacionados con el hogar tienen para este grupo de edad. Este razonamiento, sin embargo, no es compartido por las mujeres, quienes por lo general se muestran más cautelosas que los hombres en sus evaluaciones acerca de lo que un hogar inteligente es capaz de hacer.

    Por otra parte, sólo el 50% de los encuestados sabe que los sistemas inteligentes para el hogar de hoy en día son interoperables, por lo que diferentes dispositivos pueden comunicarse entre sí, incluso independientemente del proveedor.

    El ahorro de energía en todo el mundo como argumento de venta

    La smart home se encarga de las tediosas tareas rutinarias de forma automática, permite controlar la casa a distancia y, por ello, transmite una sensación de tranquilidad. Sin embargo, los encuestados están aún más convencidos sobre el potencial de ahorro de energía – por ejemplo, que la calefacción se apague automáticamente tan pronto como se abran las ventanas.

    Los españoles, franceses e ingleses, en particular, parecen estar muy interesados en los temas relativos al ahorro. Entre el 71 y el 75 por ciento considera el ahorro de energía un argumento convincente de la encuesta. Mientras que este aspecto era también la respuesta más común entre los alemanes encuestados, éstos se sitúan aquí en último lugar con el 59 por ciento de las menciones en la tabla comparativa entre países. Esto es bastante sorprendente, ya que los alemanes son normalmente conocidos por su conciencia medioambiental.

    Presumiblemente los aspectos más económicos que ecológicos hacen que, sin embargo, las posibilidades de ahorro energético sean tan interesantes en países como España, Francia e Inglaterra.

    Irse de vacaciones sin preocuparse

    La tranquilidad y la seguridad vienen en segundo y tercer lugar, respectivamente, como argumentos y fueron nombrados por el 59 y el 58% de los encuestados.

    Una smart home que automáticamente activa una alarma cuando un intruso entra en la vivienda y avisa a los residentes enviando un correo electrónico a sus smartphones es tan impresionante como la idea de que pueda proteger las cosas en todo momento a través de una cámara conectada.

    La seguridad juega un papel particularmente importante para las mujeres. Mientras que, por lo general, se muestran menos convencidas que los hombres en los otros argumentos, la situación aquí es exactamente lo contrario. Sólo a un tercio de los encuestados les resulta especialmente útil el poder prepararse el café, mientras que todavía están en la cama. Aquí es donde los franceses dan la nota: el 42% valora en gran medida la posibilidad de encontrar su “café au lait” listo cuando entran a la cocina.

    smart home su

    Siempre en movimiento: los británicos y los estadounidenses quieren controlar su casa “on the road”

    El hogar conectado tiene un lugar en la vida cotidiana de los británicos y de los estadounidenses. Al menos así se desprende de la encuesta cuando se les pregunta en qué situaciones les gustaría poder controlar su hogar inteligente mientras están en la carretera. El 60% de los británicos y estadounidenses encuestados sienten ese deseo de control a distancia de su hogar cuando están viajando en tren o en coche, por ejemplo.

    Entre los españoles, alemanes y austriacos, esta cifra se reduce a la mitad, y en el caso de los franceses, ésta llega a un 45%. La comparación entre países es bastante similar cuando los encuestados manifiestan tener prisa. Dicho sea de paso, tener prisa es una situación en la que la mayoría de las mujeres cree que puede aprovechar mejor los beneficios de una smart home. En este caso, las mujeres coinciden con los encuestados más jóvenes (16 a 24 años), que también quieren una casa inteligente, sobre todo mientras están tumbados en el sofá.

    La idea de ser capaz de tener acceso a su casa mientras se está de vacaciones tiene una cierta fascinación entre países, edades y géneros que aumenta con la edad, sobre todo si se trata de cuidar de las cosas o de encender la calefacción antes de volver a casa.

    Costes elevados y protección de datos prioritaria

    Cuando se les preguntó acerca de las razones por las que aún no se han conectado a su casa, más de la mitad de los encuestados citaron los altos costes iniciales, aunque este factor se vuelve menos importante con la edad. Especialmente los españoles (70%) y los franceses (68%) dicen que la tecnología es demasiado cara para ellos.

    El 31% de los encuestados ni siquiera había pensado antes en un hogar conectado. Algo bastante sorprendente, especialmente a la vista de las muchas áreas diferentes en las que un hogar inteligente puede ser muy útil para sus habitantes. Pero, al menos uno de cada diez encuestados en Alemania y Austria ya se ha dejado convencer y ya viven en un hogar conectado o al menos piensan hacerlo, más que en todos los demás países que participaron en la encuesta.

    El Internet es la principal fuente de información

    Dos de cada tres usuarios de Twitter encuestados manifestaron que visitarían las páginas web de los fabricantes y distribuidores de domótica antes de decidirse a comprar aplicaciones y productos para las smart homes. El 42% confía en los blogs y foros especializados. Internet es, por lo tanto, claramente la fuente de información más importante. Tiendas y distribuidores de materiales de construcción se sitúan en tercer lugar con el 35%.

    El comercio tradicional juega un papel secundario en Gran Bretaña y los EE.UU., en particular. Sólo la mitad de los encuestados buscan información aquí, al igual que en los otros países. También vale la pena mencionar que los encuestados más jóvenes se encuentran entre los que buscan más offline e irían a una tienda.

    Acerca del estudio:

    Esta encuesta representativa de los usuarios de Twitter se llevó a cabo entre el 26 de julio y el 3 de agosto de 2016. Participaron en ella 6.265 personas de Austria, Alemania, España, Francia, Gran Bretaña y los EE.UU.; más de 1.000 usuarios de Twitter por país y cerca de 500 de Austria.

    Acerca de A.Gomez

    Debe identificarse para comentar Identificarse