Lezo y Usurbil realizan estudios energéticos de alumbrado público

Por en 11/01/2013

Tras elaborar el análisis y aplicar las medidas oportunas se espera que cada ayuntamiento ahorre hasta un 40% en el consumo y en la emisión de CO2 a la atmosfera.

11 de enero de 2010.- Ser eficientes y adaptar el alumbrado público a la normativa europea. Ese es el objetivo de los ayuntamientos gipuzkoanos de Lezo y Usurbil para el primer trimestre de 2010. Durante este periodo la empresa Inergetika llevará a cabo estudios energéticos en todas las instalaciones que componen el sistema de alumbrado de las calles de dichas localidades. Se analizarán un  total de 3.300 puntos de luz  entre las dos localidades. Iñigo Cabanillas, gerente de la empresa que llevará a cabo las auditorias energéticas comenta las acciones que realizarán en cada localidad “La idea es que en estos próximos meses podamos planificar la adaptación de todo el alumbrado público, tanto de Lezo como de Usurbil, a la normativa europea. Para ello vamos a analizar los cuadros, los puntos de luz, así como todas las instalaciones. Es una auditoría energética exhaustiva. Los llevará unos tres meses realizarla”.

Un ahorro del 40%

Para Cabanillas lo importante de estos estudios son las posibilidades de ahorro que aportarán a cada ayuntamiento que rondarán en un 40%. “Tras el análisis aportaremos una serie de medidas con las que calculamos, de manera inicial, un ahorro de un 40% en el consumo del alumbrado, así como un ahorro de otro 40% en la emisión de CO2 a la atmosfera” añade Iñigo. De esta forma tanto Lezo como Usurbil pueden alcanzar el acuerdo europeo en materia de eficiencia energética aplicada a los alumbrados públicos tal y como se refleja en Real Decreto 1890/2008 de Eficiencia Energética en Instalaciones de Alumbrado Público Exterior.


La mitad del alumbrado público de Gipuzkoa no es eficiente

De hecho Inergetika realizó el paso año un estudio sobre el alumbrado público en Gipuzkoa. El estudio constataba que el 50% de las calles, plazas y parques del Territorio estaban “sobreiluminadas” derrochando entre un 32 y un 180% más de luz de manera innecesaria. Según Cabanillas “adaptar nuestro alumbrado a la normativa vigente conseguiría reducir el consumo energético de un 66% de nuestras vías públicas, ya que cuentan con exceso de potencia de entre el 50 y el 100% en base al citado decreto. Con esta acción dejaríamos de emitir, en Gipuzkoa, de 72 y 120 toneladas de CO2 anualmente por cada calle, plaza o parque”.

Más información:
www.inergetika.com

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse