Magtel, Universidad de Cádiz y Ayuntamiento de Chipiona se unen para construir el parque eólico marino frente a la Costa de Chipiona

Por en 21/01/2013

El Grupo Magtel promueve el parque eólico marino Las Cruces del Mar frente las costas de Chipiona (Cádiz) de unos 1.000 megavatios.

La capacidad empresarial de MAGTEL, sobradamente demostrada en el sector de las energías renovables, el rigor de los investigadores de la Universidad de Cádiz y la Responsabilidad Social del Ayuntamiento de Chipiona, son los grandes valores que aportarán los integrantes de Las Cruces del Mar para la construcción de un parque eólico marino frente a la costa de Chipiona, pensado “con y para los ciudadanos de Chipiona y entorno”.


El grupo promotor ha firmado la constitución de la sociedad Energía las Cruces del Mar S.L. en Chipiona y posteriormente, sus representantes han intervenido explicando cada uno de ellos su papel en este proyecto que se presenta como un hito histórico para la población de Chipiona, Cádiz y Andalucía en general: Mario López como presidente del Grupo Magtel, Diego Sales como Rector de la UCA y Manuel García como Alcalde de Chipiona.



Los tres socios han destacado que el proyecto se encuentra aun en un estado inicial y del que todavía no se pueden concretar algunos datos –que serán las conclusiones derivadas de las investigaciones en curso- pero han despejado muchas dudas sobre el proyecto: estará a más de 8 kms de la costa porque así lo indica la normativa con lo cual no afectará en ningún caso a las playas, tiene como objetivo generar 1.000 MW (aunque quizá este dato pueda verse un poco reducido cuando se publiquen las resoluciones definitivas del Ministerio de Industria), para el que está prevista la creación de 800 puestos de trabajo durante los dos años de la construcción del parque y al menos 300 para su mantenimiento.

Un gran proyecto que requerirá una inversión aproximada de 2.500 millones de euros, y en el que se contará con una firma tecnológica de ámbito internacional con gran experiencia en el sector. Con seguridad, los socios han afirmado que exigirán a la empresa tecnológica una inversión complementaria y un plan de desarrollo industrial que repercuta directamente en el desarrollo de la zona.

La denominación es una manifiesta voluntad por hacer partícipe a la población cercana al parque en el proyecto; la empresa promotora denominó al proyecto “Las Cruces del Mar”, aludiendo a La Cruz del Mar, como lugar de referencia para los habitantes de Chipiona, además del Paseo de la Cruz del Mar, o la Playa de La Cruz del Mar.



La ubicación del parque eólico marino ha tenido en cuenta las horas de viento. Hemos de saber que si se duplica la potencia del viento, puede multiplicarse por ocho la energía generada. Proporcionalmente es una forma de generar energía muy optimizada.



El grupo promotor ha puesto mucha atención al elegir la ubicación deseada para la instalación de los aerogeneradores, buscando aquellos emplazamientos que, respetando todas las variables ambientales de la zona, sean lugares con el recurso eólico necesario.



Las exigencias tecnológicas y la necesidad de construir el parque respetando en todo momento sus condicionantes ambientales, harán de Las Cruces del Mar un verdadero ejemplo y un referente para la construcción de otros parques en nuestro país y fuera de él.



Se contará además con un centro tecnológico permanente y de experimentación en torno a la energía eólica marina promovido por la Universidad, que constituirá un foco de investigación, desarrollo e innovación tecnológica referente a nivel internacional.



Planes de formación y reactivación socioeconómica son dos de las líneas de actuación que se están poniendo ya en marcha, con el objetivo de estar preparados y aprovechar esta oportunidad única que la bahía de Cádiz tiene gracias a su potencial eólico.



Actualmente se están llevando a cabo numerosos estudios de tipo ambiental para conocer al detalle las características del entorno de las Cruces del Mar.

La Universidad de Cádiz está llevando a cabo seis estudios de carácter específico. Además, otros organismos también de reconocido prestigio a nivel nacional, están realizando investigaciones especializadas para complementar las de la Universidad de Cádiz.



El grupo promotor publicará en la web www.crucesdelmar.com/ las conclusiones de dichos estudios a medida que vayan concluyendo.

El grupo promotor ha querido ser un referente por su naturaleza. En él se unen Administración Pública, Empresa Privada y Universidad, aportando cada una lo mejor de sí misma para convertir a LAS CRUCES DEL MAR en un proyecto único, equilibrado y responsable.



Por un lado, la Universidad de Cádiz: foco investigador que aporta un grado, más especializado aun, en el sector que tratamos, por contar con un equipo referente en el desarrollo de nuevas tecnologías y mediciones aplicadas a las energías renovables. Este organismo contribuirá con toda su experiencia y su conocimiento en investigación, desarrollo en innovación, para que Las Cruces del Mar sean objeto de estudios ambientales que van más allá de las normativas que rigen al sector.



Por otro, la parte promotora principal: Magtel. El Grupo de empresas Magtel, de base tecnológica, tiene una trayectoria de 20 años y una densa experiencia en el sector de las energías renovables. Es una firma andaluza cien por cien, consolidada y diversificada a nivel nacional, y con proyección internacional. Cuenta con 800 profesionales experimentados en el sector energético y en LAS CRUCES DEL MAR aporta su solvencia como promotora, el prestigio de su ingeniería, su capacidad en construcción e instalación y sus competencias en la gestión de proyectos de gran envergadura.



Junto a los dos anteriores, el Ayuntamiento de Chipiona: la entidad que, por su carácter de organismo público, velará por el cumplimento de las normativas en la proyección y ejecución del proyecto y por el interés y el bienestar de todos los ciudadanos a los que representa.



El grupo promotor ha querido formar esta sociedad mixta porque su objetivo fundamental es construir un parque offshore en la cuadrícula que se ubica frente a la costa de Chipiona, aglutinando intereses sociales, ambientales y tecnológicos, para que el proyecto contribuya al desarrollo económico y social de su entorno.



Es por ello, que junto a las expectativas económicas que Las Cruces del mar, está previsto el desarrollo de un plan de revitalización socioeconómico que pueda explotar todas las líneas de desarrollo que el parque pudiera ofrecer. En este propósito, el Ayuntamiento de Chipiona como socio, tendrá un papel fundamental supervisando su desarrollo y optimización.



Desarrollo económico


El despliegue de las energías renovables puede ser una característica clave del desarrollo local y regional con la consecuencia además de lograr mayor cohesión social y económica. Las energías renovables contribuyen de esta forma al desarrollo del potencial endógeno de las regiones menos favorecidas, cuyos recursos naturales encuentran así una oportunidad de fomento, que de lo contrario, su viabilidad económica haría difícil aprovechar y de esta forma, contribuiría igualmente a la reducción de las disparidades regionales.

Empleo y el desarrollo social



Serán dos grandes consecuencias garantizadas que este sector lleva incorporadas, así como el impulso empresarial que pueda ofrecer nuevas oportunidades para el día de mañana. La eólica marina es la fuente de generación de energía eléctrica que más puestos de trabajo por unidad energética producida. En octubre de 1999, la Asociación Europea de Energía Eólica, el Foro para la Energía y el Desarrollo y Greenpeace Internacional publicaron un estudio “Viento Fuerza 10” o “Windforce 10”, que en su valoración del número de empleos que podrían crearse durante las dos próximas décadas, concluía que está creándose un total de 22 empleos- año por megavatio de potencia instalado.



La educación y valoración energética son valores a destacar



Los parques eólicos marinos constituyen en al actualidad un signo de sensibilidad medioambiental y suponen una evidente acción de educación ambiental hacia el consumidor, al establecer una clara relación entre producción y consumo, que no es percibida de igual manera con un reducido número de grandes centrales, de las que el público desconoce mayoritariamente su existencia.



Una oportunidad única



Las características de las costas de Chipiona y la configuración del grupo promotor, movido además por el interés colectivo, hacen del proyecto una oportunidad excelente y excepcional que la sociedad del entorno no debe dejar pasar si quiere ofrecer calidad de vida y prosperidad entre los suyos.

Transparencia informativa



Para fomentar el conocimiento del proyecto y los avances que se van logrando en el transcurso de las investigaciones, el grupo ha puesto en marcha un plan de comunicación que incluirá soportes off y on line, con el objetivo de llegar a la mayor población por un lado y permitir una comunicación actualizada y multilingüe por otro.



Además, todas ellas informarán de los canales disponibles para consultar dudas y resolver cualquier inquietud que se pueda generar entre la población en relación al proyecto eólico marino.



Las Aves



Las aves colisionan a menudo con líneas aéreas de alta tensión, mástiles, postes y ventanas de edificios. También mueren atropelladas por los automóviles.

Sin embargo, rara vez se ven molestadas por los aerogeneradores. Estudios de radar en Tjaereborg, en la parte occidental de Dinamarca, donde hay instalado un aerogenerador de 2 MW con un diámetro de rotor de 60 metros, muestran que las aves (bien sea de día o de noche) tienden a cambiar su ruta de vuelo unos 100-200 metros antes de llegar a la turbina, y pasan sobre ella a una distancia segura.



En Dinamarca hay varios ejemplos de aves (halcones) anidando en jaulas montadas en las torres de los aerogeneradores. El único emplazamiento conocido en el que existen problemas de colisión de aves está localizado en Altamont Pass, en California. Incluso allí, las colisiones no son comunes, aunque la preocupación es mayor dado que las especies afectadas están protegidas por ley.



Un estudio de Ministerio de Medio Ambiente danés indica que las líneas de alimentación, incluidas las líneas de alimentación que conducen a los parques eólicos, representan para las aves un peligro mucho mayor que los aerogeneradores en sí mismos.



Algunas aves se acostumbran a los aerogeneradores muy rápidamente, a otras les lleva algo más de tiempo. Así pues, las posibilidades de levantar parques eólicos al lado de santuarios de aves depende de la especie en cuestión. Al emplazar los parques eólicos normalmente se tendrán en cuenta las rutas migratorias de las aves, aunque estudios sobre las aves realizados en Yukon en el norte de Canadá muestran que las aves migratorias no colisionan con los aerogeneradores (Canadian Wind Energy Asociation Conference, 1997).

La organización internacional de conservación marina considera que este proyecto contribuye a la necesidad de reducir urgentemente las emisiones de CO2.

Proyectos como Las Cruces del Mar son imprescindibles para frenar los efectos catastróficos del cambio climático sobre los ecosistemas y la sociedad.

La organización internacional de conservación marina Oceana ha manifestado su decidido apoyo al proyecto del Ayuntamiento de Chipiona, la Universidad de Cádiz y la empresa Magtel para impulsar la construcción de un parque de generadores eólicos marinos de 1.000 megavatios de potencia. Desde su independencia política y económica de cualquiera de estas tres entidades, Oceana manifiesta que el proyecto Las Cruces del Mar debería iniciarse cuanto antes para hacer realidad la apuesta por las energías renovables manifestada repetidamente por el Presidente Rodríguez Zapatero.

“No sólo Oceana, sino la mayor parte de las grandes organizaciones ecologistas de ámbito internacional y nacional apoyamos el que se dé un impulso decidido a los parques de generadores eólicos marinos, siempre que estos se encuentren situados en las zonas que sean sometidas a evaluaciones de impacto ambiental favorables siguiendo el Estudio Estratégico Litoral elaborado conjuntamente por el Ministerio de Medio Ambiente y el de Industria”, ha manifestado Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa. “España debe avanzar rápidamente en la misma dirección que han hecho países del norte de Europa preocupados por el incremento del cambio climático como Dinamarca, el Reino Unido y Alemania, y recuperar el retraso que lleva respecto a esos países”.

Recientemente, y con motivo de la decisión del cierre de Garoña, Oceana reclamaba precisamente al Gobierno que se agilicen los procedimientos administrativos para que el sector industrial dedicado a las renovables pueda avanzar de forma rápida en la instalación de al menos 1.000 MW de eólica marina antes de 2013.



Las estimaciones internacionales calculan que, en 2020, la potencia de los aerogeneradores marinos alcanzará más de 236.000 MW en todo el mundo. El sector energético español afirma que su objetivo en nuestro país es de 4.000 MW para esa fecha. Según Oceana, la generación de esos megavatios renovables es imprescindible si se quiere alcanzar el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en un 80% para el 2040, una meta que los científicos consideran imprescindible para frenar el cambio climático e impedir la acidificación de los océanos. La semana pasada, los países del G-8 se comprometieron a alcanzar esas reducciones para 2050, una fecha que Oceana considera demasiado lejana dada la aceleración que está sufriendo el cambio climático.

El impacto de las emisiones de CO2 y de su absorción por el mar es tan grave que los científicos están advirtiendo que si no se toman medidas inmediatas, el efecto sobre los organismos marinos causado por la acidificación de los océanos se hará evidente de forma inmediata.



Oceana ha recopilado informaciones de los mejores especialistas internacionales sobre el impacto del incremento de las emisiones de CO2 en los océanos. Los estudios muestran los efectos que están empezando ya a tener sobre el debilitamiento de los esqueletos externos y conchas en crustáceos, moluscos y corales de distintas partes del mundo, así como en la disminución de la capacidad de reproducción de muchos peces, la aparición de especies invasoras y otros factores que ya están empezando a afectar a los ecosistemas marinos y a la pesca.



Todos los estudios indican que la península Ibérica, y en particular el sur de España está siendo una de las regiones del mundo más afectada por el cambio climático, que está provocando la subida del nivel del mar, la desaparición de las playas y la destrucción de infraestructuras litorales, la desertificación, el aumento de la violencia de los temporales y la escasez de agua dulce.

Por ello, Oceana manifiesta que se debe impulsar en todo el mundo, y también en España, la instalación de aerogeneradores marinos, empezando por un mínimo de 1.000 MW para 2013. El proyecto de Chipiona es solamente un buen primer paso en esta dirección, que además contribuye activamente a la creación de puestos de trabajo en la industria medioambiental.



Según el portavoz de Oceana, “los pescadores serán uno de los sectores más afectados por el cambio climático. La oposición a los proyectos de energías renovables, excepto en casos de ecosistemas muy sensibles, resulta irresponsable y contradictoria a sus propios intereses. Los generadores eólicos marinos son precisamente parte de la solución que hará posible que actividades como la pesca puedan ser posibles dentro de unos años. Si no se produce un consenso social inmediato a favor de los parques eólicos y solares, y sobre la necesidad de ahorro y eficiencia energética, los océanos dejarán de ser fuente de vida dentro de unas décadas”.

La organización conservacionista afirma también que “con una planificación y diseño adecuados, los parques eólicos marinos pueden ser una zona de concentración de pesca, reservada a la flota artesanal, que además verá protegidas sus artes selectivas de las actividades ilegales de la flota de arrastre, demasiado frecuentes en Andalucía, según documentación gráfica obtenida por Oceana”.

El turismo de sol y playa de Chipiona, Andalucía y España en general, es una de las más importante fuente de riqueza del país. El desarrollo de un parque eólico no tiene por qué afectar negativamente al crecimiento del turismo. Es más, la oferta del “Sol y Playa” es un importante segmento turístico que sin duda tiene para ellos un valor muy importante.

Sin embargo, las instalaciones para generar energías renovables forman parte de los recurso turísticos del país y es un elemento de orgullo nacional ser pioneros en energías renovables.

En otros países europeos económica y socialmente muy avanzados como Dinamarca o Noruega, existe un profundo conocimiento de las formas de generar energía limpia y una gran conciencia de su necesidad para contribuir a un mundo más sostenible.

La energía eólica marina es, al igual que la eólica terrestre, una aplicación de la fuerza producida por el viento. La diferencia respecto a la obtenida en tierra radica en que los aerogeneradores (molinos) se ubican mar adentro. Su coste de instalación es muy superior al de las zonas terrestres, pero también su vida útil es mayor. 

Además, los costes de las cimentaciones y anclajes han disminuido de forma espectacular en los últimos años, con lo que el precio del megawatio (MW) de potencia se está igualando al de otras energías renovables. Dinamarca es el país que inició la energía eólica marina y en sus mares se encuentran en la actualidad los mayores parques de aerogeneradores. Esta manera de obtención de energía cuenta además con el beneplácito de organizaciones ecologistas como Greenpeace, que apuestan por ella por su carácter renovable y su escasa incidencia en el ecosistema.



La energía eólica marina tiene, según los expertos, un futuro prometedor, sobre todo en países con una alta densidad de población que reduce las posibilidades de hallar un emplazamiento apropiado en tierra. En el mar, el viento se encuentra con una superficie de rugosidad variable, las olas, y sin obstáculos como islas, lo que implica que la velocidad del viento no experimenta grandes cambios. 

Así, pueden emplazarse torres más bajas que en la superficie terrestre. Además, el viento es, por lo general, menos turbulento que en tierra, con lo que se amplía el periodo de trabajo útil de un aerogenerador. La baja turbulencia del mar se debe, ante todo, al hecho de que las diferencias de temperatura a distintas altitudes de la atmósfera que se producen sobre el mar son inferiores a las de tierra adentro.

El primer parque eólico marino compuesto por 11 aerogeneradores se construyó en Dinamarca en 1991 en el Mar Báltico. En 2002, tras la puesta en marcha de varios parques de distinta potencia, se inauguró el parque de Horns Rev, el más grande del mundo con 80 aerogeneradores y con una potencia instalada de 160 MW.

Tras 17 años de experiencia de energía eólica en Dinamarca se puede concluir que, aunque se ha requerido una importante inversión económica, la producción de electricidad es más estable y un 20% superior a la terrestre. Además, la vida útil de un parque con un adecuado mantenimiento, puede llegar a duplicarse. 

La repercusión en Dinamarca ha sido tan favorable que la administración central del país ha desarrollado el “Plan de acción sobre energía: Energía 21”, según el cual, 4.000 MW de energía eólica serán instalados en emplazamientos marinos antes del año 2030, que se sumarán a los 1.500 MW instalados en tierra, para lograr cubrir más del 50% del consumo energético nacional, todo ello con una inversión prevista de más de 7.000 millones de Euros.

Y en el resto de Europa, destacan varios proyectos entre los que se encuentra la instalación en el Reino Unido con 3.000 aerogeneradores en sus costas este y oeste, con capacidad para abastecer el 15% de la población británica.

En Alemania se prevé la instalación de 60.000 MW antes de 2.025 e Irlanda ha aprobado la construcción del mayor parque eólico del mundo en el Mar de Irlanda, con una producción de 520 MW, equivalente al 10% de las necesidades energéticas del país.

Los parques eólicos marinos gozan de una muy buena aceptación por parte de la opinión pública; un apoyo social que se da en todos los países donde se están llevando a cabo proyectos de este tipo: Alemania, Reino Unido, Holanda, Suecia, Irlanda y Dinamarca.

La Energía Eólica marina en España

Aprovechar la fuerza del aire en el mar para conseguir energía renovable es una asignatura pendiente en nuestro país que empieza a resolverse. Diversas asociaciones e instituciones están alertando de la importancia que esta modalidad tiene entre las demás, y del papel que España puede jugar en el marco mundial medioambiental. Después de Alemania y EE UU, España es el país con mayor potencia eólica instalada en el mundo.

El pasado mes de abril, los Ministerios de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino e Industria, Comercio y Turismo, activaron el sector aprobando el “Estudio estratégico ambiental del litoral español para la instalación de parques eólicos marinos”, en el que se definen las zonas aptas para parques Offshore. Está elaborado desde septiembre de 2007 y ha sido objeto de estudio hasta su aprobación. El objeto de este estudio era contar con un mecanismo preventivo de protección del medio ambiente frente a un futuro despliegue de parques eólicos marinos en nuestro litoral.

Según este estudio, las distintas cuadrículas en las que se divide el mapa eólico marcan las zonas excluidas, aptas y aptas con condicionantes.

La autorización de los parques eólicos marinos está regulada mediante el Real Decreto 1028/2007, de 20 de julio, por el que se establece el procedimiento administrativo para la tramitación de las solicitudes de autorización de instalaciones de generación eléctrica en el mar territorial. El Real Decreto 1028/2007 contempla un procedimiento en concurrencia, para las instalaciones eólicas marinas de potencia superior a 50 MW (ámbito general del real decreto). La convocatoria de los concursos requiere la publicación previa del Estudio Estratégico Ambiental del Litoral -ahora aprobado-.

Según esta división zonal, Las Cruces del Mar estarían situadas en una zona apta con condicionantes, al igual que costa gallega, la cantábrica o la levantina.

En este momento, el sector está a la espera una definición o caracterización exacta por cuadrículas para que las empresas promotoras puedan concurrir. Cuando se abra el plazo de concurrencia y la empresas promotoras sean aceptadas por su viabilidad, se inicia un periodo de estudio para salvaguardar cualquier aspecto que dicha caracterización haya revelado.

Según las últimas intervenciones del Ministro de Industria, Comercio y Turismo, en España se podrán generar 5.000 MW de energía eólica marina, lo que contribuirá significativamente a alcanzar los objetivos marcados a nivel nacional e internacional, para aumentar progresivamente el porcentaje de energías renovables en el consumo general.

La generación de energía eólica marina o también denominada “Offshore”, está totalmente regulada. El marco jurídico en el que se encuentra cuenta con una regulación por parte del Ministerio de Industria, que a su vez funciona como ventanilla única aunque intervienen en los procesos otros ministerios y organismos públicos.

El REAL DECRETO 1028/2007 de 20 de julio regula los procedimientos, condiciones y criterios que deben regir la obtención de las autorizaciones y concesiones administrativas que se precisan para la construcción y ampliación de instalaciones de generación de electricidad que se encuentren ubicadas físicamente en el mar territorial, con especial atención a la tecnología eólica.

Por un requerimiento de la Disposición Adicional Tercera del mencionado RD se realiza el Estudio Estratégico Ambiental del litoral español, por el que se establece el procedimiento administrativo para la tramitación de solicitudes de instalaciones de generación eléctrica en el mar territorial (Ley 10/1977 de 4 de enero, sobre Mar Territorial). Dicho estudio está realizado conjuntamente por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Ministerio de Medio Ambiente y Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Y según lo previsto en el PLAN DE ENERGÍAS RENOVABLES DE ESPAÑA (PER) 2005-2010, el 12,1% del consumo global de energía en el año 2010, será abastecido por fuentes renovables, contribuyendo a la producción del 30,3% del consumo bruto de electricidad.

Y en el ámbito europeo, el 9 DE MARZO DE 2007 los jefes de Gobierno de los Estados miembros de la UE alcanzaron un acuerdo con carácter vinculante, por el que el Consejo de Europa se compromete a que las energías renovables participen con un 20% en el consumo energético total de la UE en el año 2020. Igualmente el Consejo de Europa se comprometió a disminuir en al menos un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero en ese mismo año, en comparación con 1990.

Preguntas Frecuentes

¿PUEDEN LOS AEROGENERADORES INTEGRARSE EN EL PAISAJE?

La energía eólica marina puede y debe respetar los principios medioambientales. Los aerogeneradores precisan un terreno abierto y con mucho viento para resultar efectivos. Un buen diseño, una tecnología de vanguardia que permita estilizarlos y minimizarlos en tamaño y un buen emplazamiento que respete las distancias de la playa serán suficientes para que sean inapreciables. Además, en el caso de las Cruces del Mar, la visibilidad será aun menor por las neblinas que se producen en el mar.

¿QUÉ OCURRE CUANDO SE DESMANTELA UN PARQUE EÓLICO MARINO?

Los proyectos eólicos minimizan el impacto ecológico. Los fabricantes de aerogeneradores y los ingenieros que proyectan los parques ya disponen de una intensa experiencia en este tipo de trabajos y conocen la metodología que se ha de seguir para minimizar el impacto ecológico de los trabajos de construcción.

La restauración del paisaje y el entorno circundante hasta su estado original después de la construcción, se ha convertido en una tarea rutinaria para los proyectistas. Y cuando la vida útil de un parque ha transcurrido, las cimentaciones pueden volver a ser utilizadas o encaminadas completamente.

¿ES MUY IMPORTANTE EL EMPLAZAMIENTO PARA EL RENDIMIENTO ENERGÉTICO?

Para la instalación de un parque eólico marino se requiere una esmerada localización. Hemos de tener en cuenta que si duplicamos la velocidad del viento, podemos multiplicar por ocho la energía generada.

Por ello, las empresas instaladoras de un parque eólico ponen mucha atención para situar los aerogeneradores en aquellos lugares que, respetando todas las variables medioambientales propias del lugar, sean lugares de mucho viento.

¿QUÉ PIENSAN LAS PERSONAS QUE VIVEN CERCA DE UN PARQUE OFFSHORE?

La energía eólica goza de una opinión muy favorable, tanto de la población en general como de las asociaciones ecológicas. Distintos sondeos de opinión en varios países europeos (Dinamarca, Alemania, Holanda y Reino Unido), muestran que más del 70% de la población está a favor de utilizar más energía eólica en el suministro de electricidad.

De acuerdo con una encuesta de opinión del periódico Jyllands Posten, realizada en año 2001, el 65% de los daneses cree que es buena idea aumentar la proporción de energía eólica en el suministro danés de electricidad. Este porcentaje de población es exactamente el mismo que se obtuvo en las dos encuestas anteriores realizadas cinco y diez años atrás.

La gente que vive cerca de aerogeneradores se muestra incluso más favorable hacia la energía eólica, con un porcentaje de más del 80 a favor.

¿EXISTEN ESTUDIOS SOBRE LA REPERCUSIÓN ECONÓMICA EN OTROS PAÍSES?

Destacaremos, como ya hemos explicado anteriormente, que los parques eólicos son buenas atracciones turísticas allí donde se instalan, y los promotores de grandes parques eólicos suelen instalar centros para las visitas en los parques.

Aunque no hay un estudio que haya contabilizado la relación directa , podemos decir que en Dinamarca el turismo aumentó de forma significativa desde la instalación de los parques sin ningún otra causa aparente.

Por todos es conocida la proliferación de “ecoturistas” y empresas especializadas en organizar viajes temáticos en torno a la ecología y la sostenibilidad.

Otros datos sí contrastados nos confirman que el mercado de los aerogeneradores ha crecido de 1993 en torno a un 40% anual y se esperan tasas de crecimiento del 20% para os próximos diez años. Al menos la mitad de los aerogeneradores instalados a nivel mundial proceden de Dinamarca y se exportan tanto a países desarrollados para generar energías limpias, como a países en vías de desarrollo, muy apreciados porque se instalan relativamente pronto y no precisan suministro posterior de combustible.

¿ES SEGURA LA ENERGÍA EÓLICA MARINA?

La energía eólica en general es segura; no deja ningún tipo de residuo ni de emisiones dañinas para el medio ambiente. La energía eólica posee un récord de seguridad comprobado. Además, en su fase más delicada de construcción, las medidas de seguridad están tan estudiadas que no se conocen casos que nos obliguen a hablar de riesgo laboral.
Más información:

www.crucesdelmar.com/

www.magtel.es/

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse