Mö: el primer vehículo solar del mundo

Por en 27/12/2015
vehiculo_solar_mo

El primer vehículo solar del mundo tiene sello español. La innovación, tecnología y experiencia de nuestra industria apuesta por el ecotransporte y la movilidad sostenible con sorprendentes propuestas como este coche.

Hablamos de la cooperativa malagueña, Evovelo, que ha desarrollado e introducido en el mercado un nuevo concepto de desplazamiento. Se trata del primer vehículo solar del mundo al que han llamado “Mo”. Para su fabricación se ha apostado firmemente por la energía neta cero así como por el empleo de materiales que se regeneran con el tiempo, como son los que provienen de la madera y las plantas.

“El primer vehículo solar del mundo se llama “Mo” y se ha creado en nuestro país”

Mo es un original automóvil de dos plazas, que está ideado principalmente para los entornos urbanos. Este vehículo solar alcanza una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora en un rango de 50 ó 90 kilómetros. Se puede comprar por unos 4.500, muy asequible.

Respecto a su duración en marcha, el director de Investigación, Desarrollo e Innovación de Evovelo, Gonzalo Chomón, ha explicado que su tiempo de carga con la luz natural oscila “entre dos o tres días” y, si se enchufa a la corriente eléctrica, en una hora se obtiene “entorno a un 90 por ciento de batería”.

Lo curioso de su forma de funcionar es que el movimiento se genera por las placas solares que están integradas en el techo, que cargan la batería durante su funcionamiento o cuando el vehículo permanece estacionado y, en ausencia de luz, puede ser conectado a un enchufe convencional o la batería puede ser extraída para rellenarla en cualquier otro lugar.

Tal como indica Chomón, la contaminación del vehículo habitual no proviene de su utilización, sino “de los materiales y procesos empleados en su construcción”. Pero, en el caso de este vehículo solar, cabe destacar que se ha construido casi en un 80% con materiales que son plenamente sostenibles y que se regeneran con el tiempo.

Vehículo solar con energía neta cero

Mo también destaca por su gran sostenibilidad. Su funcionamiento se basa en energía neta cero, es decir, no consume recursos no renovables para su movimiento, como pasa con la gasolina o el diesel. Eso sí, consume electricidad si se elige esta opción de recargado. Gracias a su carrocería curvada, incluye unas placas solares flexibles como resultado de nuevos métodos de fabricación de gran eficiencia que han permitido su arqueo, así como baterías de litio de última generación y motores trifásicos sin escobillas.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse