Obama confía en Abengoa solar para construir una de las mayores plantas termosolares

Por en 13/01/2013

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha anunciado que destinarán 2.000 millones de dólares a dos proyectos solares. Uno de ellos para  la compañía española Abengoa.

3 de julio de 2010.- Durante su discurso semanal de los sábados indicó que Abengoa Solar construirá una de las mayores plantas solares del mundo en Arizona, que proveerá energía eléctrica a 70.000 hogares.

Para este proyecto se ha aprobado una garantía federal (“Federal Loan Gurantee”) de 1.450 millones de dólares concedida a Abengoa Solar. Esta garantía apoyará la construcción y puesta en marcha de Solana, planta termosolar de 250 megavatios, en Arizona, EE.UU.

Solana incluirá seis horas de almacenamiento de energía térmica, lo que permitirá producir electricidad durante los períodos nublados y tras la puesta del sol, satisfaciendo el pico de demanda de electricidad que existe en esta zona en los meses de verano.

 

 

La planta estará ubicada a unos 100 kilómetros al suroeste de Phoenix, cerca de Gila Bend, Arizona. Solana producirá electricidad suficiente para servir a 70.000 hogares y evitar la emisión de 475.000 toneladas de CO2 al año.

La construcción y operación de Solana generará importantes beneficios económicos y medioambientales para el estado de Arizona, y contribuirá al logro de los objetivos de independencia energética de Estados Unidos. La vicepresidenta de Abengoa Solar en Arizona, Kate Maracas, destacó que “la construcción de Solana creará entre 1.600 y 1.700 nuevos puestos de trabajo durante la construcción, y 85 puestos de trabajo más durante su operación y mantenimiento. Por otro lado, las actividades de construcción, operación y mantenimiento, crearán miles de empleos indirectos adicionales.

Desde una perspectiva medioambiental, Solana ofrecerá a Arizona energía limpia, libre de contaminación y de gases de efecto invernadero, y al mismo tiempo, reducirá la necesidad de generación eléctrica procedente de combustibles fósiles, evitando la emisión de casi medio millón de toneladas de CO2 al año. Estas reducciones contribuirán al cumplimiento de los objetivos estatales en el ámbito de las energías renovables, así como al cumplimiento de los objetivos nacionales de mitigación del cambio climático.

El 70% de los componentes y de los productos que se utilizarán en la construcción de la planta serán fabricados en Estados Unidos. Una vez completado el proyecto, “esta planta será la primera gran planta solar de gran escala en Estados Unidos, que almacenará energía para su uso posterior, incluso en la noche”.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse