PEFC lanza un proyecto para mejorar el hábitat del águila imperial

Por en 16/01/2019
colocación de cajas nido que se realizarán en madera certificada PEFC

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad finalizará en enero de 2020 y se desarrollará en la Finca de El Castañar situada en Mazarambroz (Toledo)

PEFC España ha comenzado a desarrollar el proyecto “Mejora de biodiversidad en el hábitat del águila imperial del área de los Montes de Toledo. Alimento y medidas complementarias”.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica. Ya se ha realizado una primera visita a la finca junto a  A21soCtenible y Fomecam, para fijar las próximas actuaciones que tendrán lugar hasta enero de 2020.

El objetivo principal es incrementar la biodiversidad de las especies para así aumentar la tasa anual de reposición del águila imperial que anida en la finca.

Como objetivos más específicos se persiguen: mejorar el hábitat para el incremento de la población de conejo, a través de la creación de bardales- majanos y micro parcelas de cereal y leguminosas como puntos de alimento. Y también incrementar la población de aves insectívoras para mejorar la resiliencia de las quercíneas a las plagas y enfermedades, mediante la colocación de cajas nido que se realizarán en madera certificada PEFC y sin tratamientos tóxicos. Además, se aumentará la población de anfibios y reptiles con la creación de microcharcas.

La Finca: biodiversidad y buena gestión

La Finca de “El Castañar”, situada en Mazarambroz (Toledo), se ha elegido por la idoneidad de su hábitat. Tiene 5.900 hectáreas dentro de los “Montes de Toledo” y está compuesta por altas y agrestes sierras combinadas con amplias dehesas. Con un paisaje en mosaico de tierras de labor con centenarias encinas y monte bajo salpicado por varios arroyos.

En la actualidad se busca incrementar la tasa de reposición del águila imperial que ya anida en la finca. Pero existen varios problemas por el deterioro de la masa de encinas (la seca y otras enfermedades agravadas por el cambio climático) y por la baja densidad de conejo de la zona.

El incremento de la población de conejos puede también facilitar la consolidación del núcleo de lince ibérico que ya existe en los Montes de Toledo y que campea por la finca tras su reintroducción en la misma. Asimismo, la mejora del arbolado puede influir en la supervivencia de especies como el águila imperial y el águila real, el buitre negro y el leonado y la cigüeña negra, que anidan también en la finca.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse