Plan de Choque de licencias del Ayuntamiento de Madrid para reactivar la construcción

Empresas, asociaciones, instituciones y particulares han recogido sus galardones Muévete verde 2020 en un acto sin público

El Plan de Choque de licencias tiene como objetivo ayudar a reactivar la ciudad tras la crisis sanitaria por el COVID-19.

Plan de Choque de licencias que ha presentado la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís; y el delegado del Área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, contiene ocho medidas orientadas a reducir la burocracia y a agilizar los trámites urbanísticos para poder dar una respuesta rápida y eficaz a las necesidades actuales; y devolver la actividad a la ciudad.

Las ocho medidas son:

  • equipo de inspectores de guardia,
  • agilización de los informes de patrimonio,
  • eliminación de la mesa de ascensores,
  • licencias por fases,
  • licencias provisionales,
  • plan de choque para desatascar expedientes,
  • unidad técnica de licencias BIM; y
  • creación de un asistente virtual.

Algunas de estas medidas ya están en marcha; como por ejemplo la creación de un equipo de inspectores de guardia para salir a la calle, hacer comprobaciones in situ; y conceder licencias de primera ocupación para más de 1.300 viviendas.

Todas se irán implantando en las próximas semanas para que en el mes de junio estén funcionando en su conjunto. En una primera fase, se aplicarán en las licencias dependientes del Área de Desarrollo Urbano y de la Agencia de Actividades; y más adelante se trabajará en colaboración con el Área de Coordinación Territorial.

“Estamos viviendo una crisis sanitaria sin precedentes pero hemos sacado tiempo para reflexionar sobre el día después. Y este plan es fruto de ese trabajo. Son medidas que van a ofrecer una respuesta real y eficaz a las necesidades, con un cambio de los procesos que era fundamental”, ha indicado Begoña Villacís, a la vez que ha destacado que “el Ayuntamiento puede ser un importante agente facilitador de la actividad económica” y que “gracias a este plan, por primera vez, la administración va a ir al ritmo de la sociedad civil”.

El sector de la construcción representa el 10 % del PIB; y, en concreto, la vicealcaldesa ha puesto el foco en el sector de la rehabilitación y reformas. “En este sector trabajan unas 70.000 pymes y están sufriendo muchas pérdidas; pero que se verá aliviado con estas medidas, que tendrán un gran impacto, ya que ganarán agilidad y eliminarán trámites innecesarios”.

Por su parte, el delegado Mariano Fuentes ha hecho hincapié en que con estas ocho medidas se podrán resolver de forma inmediata “unos 2.000 expedientes”. Y “en el medio plazo se desatascarán hasta 32.000”. Fuentes ha señalado que cuando estén todas funcionando, “se reducirá a un mes la generación de la licencia completa”. Frente a los tres meses, como mínimo, que tardan ahora y algunas que se alargan más de seis meses.

Además, el delegado ha informado de que este plan “no supone coste económico alguno”; sino que será posible gracias a “una reestructuración del área y de los procesos de trabajo después de un exhaustivo estudio sobre los que funcionan; y los que no están dando los resultados esperados”.