Rehabilitación energética: Mucho por hacer en Europa

Por en 25/05/2015
LED-ORO-Edificio III

La Rehabilitación energética en Europa aún tiene mucho recorrido. WWF participa en un  informe realizado con  la organización Europea “Coalición por el ahorro Energético (Coalition for Energy Savings)” para analizar la eficiencia energética en los edificios públicos de los Estados miembros.

La principal conclusión de este documento es que los gobiernos europeos, entre ellos el español, han perdido la oportunidad de mostrar un liderazgo claro y acabar con el derroche energético en los edificios públicos.

El informe “Implementing the EU Energy Efficiency Directive: Analysis of Member States Plans to Implement Article 5” analiza los planes y los inventarios que los Estados miembros han entregado a la Comisión Europea, en cumplimiento con el artículo 5- Función ejemplarizante de los edificios de los organismos públicos- de la Directiva 2012/27/UE, relativa a la Eficiencia Energética.

WWF recuerda que esta norma europea exige que en el período comprendido entre 2014 y 2020, se rehabilite anualmente un 3% de la superficie total de los edificios públicos de la Administración General del Estado (AGE) o la puesta en marcha de medidas alternativas para alcanzar la misma cantidad de ahorro energético.

El informe concluye que solo 11 de los 28 Estados miembros han decidido seguir el enfoque estándar y realizar rehabilitaciones energéticas de su parque edificatorio en propiedad y de cualquier delegación de su Administración central, de manera que esto cumpla al menos los requisitos de rendimiento energético mínimos que se hayan fijado en aplicación del artículo 4 de la Directiva 2010/31/UE, relativa a la eficiencia energética de los edificios.

España ha comunicado a la Unión Europea que va a adoptar un enfoque mixto, donde las medidas alternativas, como la publicación de guías de ahorro energético en los edificios públicos o la creación de una plataforma de formación online para las autoridades públicas, serán complementarias si el enfoque estándar que prevé la rehabilitación anual de 336.000m2 de los edificios de la AGE no entrega los ahorros requeridos.

Sin embargo, el informe de la Coalición por el ahorro energético indica que si España quisiera utilizar el enfoque alternativo, debería fijar un objetivo de ahorro energético también alternativo que incluya una lista de medidas capaces de conseguir esta meta. Además, el informe subraya que la disponibilidad de los certificados de eficiencia energética de los edificios del gobierno español es muy moderada, alcanzando solo el 40% de la totalidad de los edificios inventariados.

WWF considera que el gobierno debería dar ejemplo de lo que pide a los ciudadanos y realizar los pasos adecuados para proporcionar a todos los edificios públicos de certificados de eficiencia energética. Así mismo, debería empezar con las rehabilitaciones energéticas a gran escala, que además fomentarían el mercado de la eficiencia y la rehabilitación en España.

A raíz de este informe, WWF pide también al gobierno que establezca cuanto antes un Sistema de Certificados Blancos (1) y una lista de intervenciones ambiciosas de mejora de la eficiencia energética que permitan un ahorro de energía en los edificios, como dicta el artículo 7 de la Directiva de Eficiencia Energética. De este modo, se garantizará el funcionamiento riguroso de los mecanismos de la Directiva que más ahorros energéticos pueden conseguir y se pondrán las bases para el impulso del sector de la eficiencia energética en España.

“Es muy importante poner en marcha de forma urgente el mercado de la rehabilitación energética en España y aprovechar el potencial enorme que tienen nuestros edificios para ahorrar energía y emisiones de gases contaminantes”, apunta Georgios Tragopoulos, Técnico de Eficiencia Energética de WWF España. Y añade “El gobierno tiene en sus manos todas las herramientas y la información, no solo para legislar rigurosamente, sino también para ser pionero hacía este camino que tendrá enormes beneficios a nivel económico, ambiental y social para el conjunto de la sociedad española”.

Notas al editor:

  1. Un certificado blanco (CB) representa una cierta cantidad de ahorro de energía que se ha logrado durante un perio­do determinado. Los países en los que son operativos han establecido objetivos de ahorro energético a distribuidores o comercializadores de energía. Los CB se emiten como contrapartida de inversiones o proyectos que resultan en ahorros energéticos respecto al escenario tendencial.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse