¿Sabes lo que la geotermia puede hacer por ti?

Por en 24/03/2013
Geotermia-MetroMadrid

Con esta pregunta arranca la campaña informativa que Metro de Madrid tiene en la estación de Pacífico. La primera que dispone de un innovador sistema de climatización en el que se ha apostado por la geotermia. En la línea 1, una de sus paradas los andenes están climatizados con el aire que proviene del interior de la tierra. Una fuente de energía limpia, que muestra la apuesta de la ciudad por la Movilidad Sostenible y la eficiencia energética.

Se trata de un instalación de muy baja temperatura, con unos sondeos poco profundos, que, tal como comentaba en su momento el responsable de ingeniería de climatización de la red de Metro de Madrid, José Manuel Cubillo, se instaló en el año 2009, aprovechando unas obras de remodelación. Una solución con la que se ha conseguido ya un ahorro energético del 25 %.”

El sistema de calefacción de Pacífico está formado por un intercambiador de calor terrestre, compuesto por   bombas de calor geotérmico y un bucle cerrado con tubos en forma de “U”, que se han introducido a unos 150 metros de profundidad, por los que circula un fluido. Debido al trabajo de las bombas, el fluido lleva a cabo el intercambio de temperatura -absorbe calor para calefacción o lo cede para refrigeración- con el terreno, que está a una temperatura constante; más caliente que el exterior en invierno y más frío en verano.

De los 15 metros en adelante, el subsuelo permanece a la misma temperatura todo el año, y aumenta aproximadamente un grado cada 30 metros de profundidad. Al realizar el intercambio de calor basandose unas temperaturas menos extremas que las del ambiente exterior, estas instalaciones gastan menos aunque proporcionen la misma potencia térmica.

El porqué de este significativo ahorro se encuentra en el “salto térmico”, que al reducirse, hace que aumente el rendimiento de las bombas de calor. Un ejemplo claro puede encontrarse en  un día de invierno, cuando en el exterior haya 8 grados, y en el subsuelo 29 grados. Si se quiere climatizar a 22 grados, el salto térmico con un sistema convencional será de 14 grados, frente a los 7 del que se consigue con un sistema geotérmico.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse