Seis consejos para iluminar de forma eficiente

Por en 23/04/2013
IDAE-iluminacion-eficiente

La electricidad hace que la actividad no se acabe con la llegada del ocaso. Es decir, cuando el sol se pone, toca encender las luces para poder atender a ciertas labores. Sin embargo, hay que saber cómo hacerlo de forma eficiente para no malgastar energía y dinero. ¿Conoces los mejores trucos para conseguirlo?

1. Una exigencia muy eficiente

De un tiempo a esta parte la legislación ha hecho que las lámparas tradicionales no sigan utilizándose. Esto ha favorecido a las nuevas tecnologías que hacen que podamos ahorrar hasta el 80% en la factura.

LED, bajo consumo, fluorescentes… elige tu preferida y comienza a utilizarlas para dejar de desperdiciar recursos, si es que todavía tienes alguna incandescente en tu hogar.

2. Sale el sol por la mañana

Hasta un 10% de la factura eléctrica se destina exclusivamente a la iluminación, si conseguimos reducirlo seremos más sostenibles. ¿Un consejo sencillo para lograrlo? Usar las cortinas y persianas de forma inteligente para hacer de nuestros hogares, lugares más cómodos y eficientes en los que vivir.

Es muy agradable levantarlas por la mañana y sentir el calor del sol. Gracias a esto conseguiremos ahorrar mucha energía, además de una luz mucho más natural y eficiente. Pero recuerda que también es importante bajarlas por la noche para que no se desperdicie calor.

3. Para los más despistados

¿Conoces la domótica? Más de un 20% de los españoles reconoce no apagar la luz al salir de una estancia, si contamos con un sistema de automatización, él mismo se encargará de regular este tipo de cosas. Parecen simples despistes pero, a la larga, pueden convertirse en grandes desperdicios.

La domótica, ayudada por sensores, también puede favorecer a la eficiencia ya que gracias a ellos el consumo siempre irá acorde con la iluminación que haya en el hogar.

¿Solo se puede instalar en viviendas nuevas? La respuesta es no, a pesar de que entorno al 64% se instala en nuevas construcciones, cada vez hay más usuarios que lo incorporan a su casa de siempre.

4. El más limpio es el que mejor ilumina

 Unas bombillas limpias son más eficaces que si, por ejemplo, se encuentran cubiertas de polvo. Procura llevar un mantenimiento regular para que no te hagan falta más lámparas de las necesarias. Recuerda, eso sí, limpiarlas cuando estén apagadas y frías.

 

5. Dale luz al punto limpio

 Una vez deseches tus bombillas no olvides que hay que llevarlas al lugar en el que se puedan tratar correctamente.

Hay puntos en muchas ciudades de España especiales para ellas, aunque también pueden acabar en un punto limpio donde se aprovecharán al máximo todas sus posibilidades. Hay puntos fijos y móviles, encuentra el que mejor te viene y deposita en él las bombillas inservibles.

6. ¿Sabías que…?  

Cambiar una bombilla de 100 vatios a una de bajo consumo supone evitar la emisión de más de media tonelada de CO2.

 

Fuente: Repsol

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse