Mire aquí

    STRUCTURA, fachadas de ladrillo cara vista de alta eficiencia energética

    Por en 21/03/2016
    fachada de ladrillo cara vista-Structura

     “STRUCTURA, fachadas de ladrillo cara vista de alta eficiencia energética”

    Por Concepción del Río Vega. Doctor Arquitecto. HISPALYT-GeoHidrol

    El tipo constructivo de fachada autoportante de ladrillo cara vista, denominado con la marca STRUCTURA, constituye una muestra de las numerosas posibilidades que ofrecen los materiales cerámicos tradicionales, utilizando los recursos incorporados en la normativa y las soluciones y sistemas avanzados disponibles en el mercado. STRUCTURA es el resultado de una investigación llevada a cabo por los fabricantes de la Sección de Ladrillos Cara Vista de HISPALYT en estrecha colaboración con el Departamento Técnico de GEOHIDROL, S.A., con objeto de optimizar el uso del ladrillo cara vista y afrontar el reto que supone la nueva normativa.

    La principal innovación de la fachada STRUCTURA es la recuperación del carácter tradicional de los muros de ladrillo como elementos portantes de sí mismos, al tiempo que se mejora el comportamiento higrotérmico y acústico del cerramiento y se elimina el conflicto que supone el confinamiento de los cerramientos entre los elementos estructurales del edificio. De este modo, STRUCTURA concilia la tradición milenaria del ladrillo con la modernidad de una solución que presenta altas prestaciones técnicas y funcionales.

    Actualmente el único sistema constructivo de fachada autoportante de ladrillo cara vista reconocido por la marca STRUCTURA es el sistema G.H.A.S.® (Geo-Hidrol Advanced System) desarrollado por la empresa GEOHIDROL, S.A.

    fachada de ladrillo cara vista-Structura

    Structura

    Recientemente, las normas de edificación han experimentado un importante cambio en el ámbito relacionado con la eficiencia energética de los edificios, para adaptarlas al cumplimiento del ambicioso objetivo de conseguir edificios de consumo energético casi cero para el año 2020. El nuevo Documento Básico de Ahorro de Energía del Código Técnico de la Edificación (DB HE del CTE) del 2013 no sólo supone un considerable incremento de las exigencias de aislamiento térmico, sino también un cambio de filosofía para la justificación térmica del edificio, estableciendo una limitación al consumo de energía primaria no renovable para los servicios de calefacción, refrigeración y ACS, y una limitación a la demanda energética de calefacción y de refrigeración del edificio.

    En este nuevo escenario, los puentes térmicos son de gran importancia para garantizar la eficiencia energética de los edificios, siendo fundamental que sean tratados constructivamente, con el fin de limitar el importante impacto que tienen sobre la demanda energética del edificio y el mayor riesgo de formación de mohos por condensaciones superficiales.

    Colegio educación infantil a y primaria con Structura. Fraga, Huesca

    Colegio educación infantil a y primaria con Structura.

    fachadas de ladrillo cara vista de alta eficiencia energética

    Las soluciones de fachada de dos hojas con sistema constructivo convencional, al estar confinadas entre forjados, presentan un importante puente térmico en los frentes del forjado debido a la interrupción del aislamiento térmico del cerramiento en ese punto.

    Las fachadas autoportantes STRUCTURA se caracterizan porque la hoja exterior de la fachada se construye tangente al edificio, arrancando desde un elemento firme (cimentación, forjado de primera planta, angular, etc.) y utilizando el propio muro de ladrillo como elemento estructural portante de sí mismo. Este sistema constructivo permite el paso continuo de una cámara de aire (ventilada o no) y un aislamiento térmico por delante de la estructura, evitando con ello la formación de puentes térmicos en los frentes de forjado y pilares.

    La solución de fachada autoportante STRUCTURA, se presenta como la solución óptima de fachada de ladrillo cara vista para el cumplimiento de las exigencias térmicas del DB HE del 2013, pudiendo emplearse normalmente en todas las zonas climáticas, mientras que el uso de las fachadas confinadas, queda normalmente limitado a zonas climáticas favorables y a determinados diseños de edificios.

    Sin embargo, la solución de fachada autoportante STRUCTURA no es una solución constructiva novedosa para cumplir el DB HE del CTE, sino que el sistema G.H.A.S.® se creó hace más de 10 años para mejorar las prestaciones de las fábricas y eliminar de una forma práctica y económica los problemas estructurales y constructivos inherentes a las fachadas convencionales o confinadas entre forjados, existiendo actualmente más de 300 obras realizadas con este sistema constructivo.

    El sistema constructivo de fachada autoportante aprovecha el potencial que tienen los muros de ladrillo para ser utilizados como elementos estructurales. En estas fachadas el peso propio de la hoja exterior de la fachada se transmite a la planta de arranque por compresión de la propia fábrica, contribuyendo esta acumulación de carga a la resistencia frente a acciones horizontales.

    El resto de recursos necesarios en las fachadas autoportantes para conseguir las condiciones de estabilidad, resistencia y control de fisuración exigidas por la normativa se consiguen mediante el empleo de elementos auxiliares: anclajes de retención a la estructura del edificio (frentes de forjados y pilares), que evitan el movimiento de vuelco de la fábrica sin trasvasar carga de la estructura al cerramiento, y armaduras de tendel, que aumentan la resistencia a flexión horizontal de la fábrica evitando su fisuración. Los elementos auxiliares necesarios en cada caso particular, así como su dimensionado y disposición deben estar determinados mediante análisis estructural.

    “Las fachadas de ladrillo cara vista tienen grandes ventajas desde el punto de vista de la eficiencia energética”

    El sistema G.H.A.S.® es el único sistema que existe actualmente en el mercado que tiene disponibles los elementos auxiliares necesarios para el proyecto y ejecución de las fachadas autoportantes de ladrillo cara vista STRUCTURA, asegurando dos requisitos fundamentales, garantía de prestación y la garantía de puesta en obra, eliminando cualquier incertidumbre entre el proyecto y la obra.

    Gracias al comportamiento estructural del sistema constructivo de fachada autoportante, las fachadas de ladrillo cara vista amplían su campo de aplicación, pudiendo emplearse tanto en los edificios de uso residencial o de oficina, con paños de fachada de proporciones geométricas modestas, como en los edificios de uso industrial o superficies comerciales, con paños de fachada de gran altura que por sus dimensiones sobrepasan el ámbito de aplicación de las fachadas convencionales confinadas.

    Constructivamente, la principal ventaja de la continuidad de la hoja exterior de la fachada reside en la eliminación del conflicto que supone el encuentro con la estructura. Con este sistema constructivo se evita el estrangulamiento del cerramiento a su paso por delante de los forjados y pilares, haciendo que no se precisen plaquetas para forrar los frentes de forjados y pilares, ni piezas cortadas o piezas especiales para ajustar el replanteo a la altura de cada planta. Asimismo, se puede conseguir un perfecto aplomo y planeidad con independencia de las tolerancias en el replanteo de los elementos estructurales.

    Desde el punto de vista acústico, la desconexión de las dos hojas de la fachada autoportante mejora el aislamiento acústico de estas fachadas con respecto al de las fachadas de dos hojas confinadas, en las que su aislamiento acústico está limitado por la formación del puente acústico estructural. STRUCTURA no sólo garantiza el cumplimiento de las actuales exigencias acústicas del CTE para los cerramientos, sino que consigue unas mayores prestaciones acústicas que permiten su uso en lugares más expuestos a la contaminación acústica.

    Edificio de Viviendas con Structura. Getafe, Madrid

    Edificio de Viviendas con Structura. Getafe, Madrid

    STRUCTURA permite seguir aprovechando las ventajas del ladrillo cara vista, material noble de alta calidad, con una gran cantidad de prestaciones técnicas y cualidades estéticas. De este modo, las soluciones de STRUCTURA ofrecen la amplia gama de acabados, tonalidades y dimensiones de los ladrillos cara vista para dar respuesta a las exigencias estéticas de proyectistas y usuarios.

    STRUCTURA no supone un incremento de coste con respecto a las fachadas confinadas convencionales, puesto que los costes derivados del empleo de elementos auxiliares (anclajes y armaduras), se compensan con la optimización de la mano de obra y el ahorro en materiales. Debido a su bajo coste y elevadas prestaciones técnicas, STRUCTURA se presenta como una solución muy competitiva en el mercado para el cumplimiento de los nuevos requerimientos térmicos de la normativa, siendo más económicas que otras soluciones alternativas como la fachada ventilada con piezas de gran formato y los sistemas SATE.

    Por todas estas razones y ante el nuevo escenario que supone el incremento de las exigencias en materia de eficiencia energética, la fachada autoportante de ladrillo cara vista, tanto en su versión estanca como en su versión ventilada, constituye el tipo constructivo promocionado por la Sección de Ladrillos Cara Vista de HISPALYT bajo la marca STRUCTURA, con el objetivo de promover la innovación, calidad y prestaciones en las fachadas de ladrillo cara vista.

    Acerca de Helena

    Debe identificarse para comentar Identificarse