Tecnalia, cinco claves para diseñar las ciudades del futuro

Por en 15/09/2015
smartcity-image

Según un informe del centro de investigación Tecnalia, para el año 2050 se venderán más de 40 millones de coches eléctricos, la economía verde y digital concentrarán cerca del 50% del empleo y las ciudades absorberán el 70% de la población mundial. Además, casi el 100% de los recursos energéticos que consumirán en las ciudades, más de un 20% de la población mundial tendrá más de 60 años y la creación de ciudades y megaciudades de más de 10 millones de habitantes dará lugar a un sistema de escala supraurbana.

Las ciudades cambian y se transforman en un continuo proceso de innovación y desarrollo por la mejora de la calidad de vida y el bienestar de sus habitantes. Para el año 2050, el 70% de la población mundial se concentrará en los centros urbanos. En esta situación, es necesario repensar el concepto de ciudad para poder abordar tal concentración. Esta conversión supone una oportunidad para dar forma a la concepción más sólida de la Smart City; un proyecto que aúna la sostenibilidad social, económica y medioambiental junto con la tecnología.

Cinco claves para diseñar las Ciudades del Futuro:

Según dicho informe, existen cinco claves a partir de las cuales se diseñaría plenamente el concepto de Smart City. Cinco combinaciones que pasan por el rediseño de algunas de las estructuras más básicas de la sociedad:

–   Smart Project: Es necesario idear un proyecto de ciudad del futuro en la que la sostenibilidad sea el punto central del diseño. El objetivo es diseñar un proyecto de Smart City que integre la sostenibilidad y mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, las empresas y la administración a través de la tecnología.

–   Smart Structure: El nuevo concepto de ciudad requiere de una colaboración e interacción de varios agentes ciudadanos para lograr todos los objetivos. El proyecto de Smart City requiere además de liderazgo, impulso y gestión eficiente.

–  Smart Innovation & Technology: La tecnología no es solo una herramienta, actúa como agente de cambio en la innovación urbana. Crea empleo y regenera los modelos de negocio existentes. La mutua colaboración entre la tecnología, el mercado y los modelos de negocio son imprescindibles para el proyecto Smart City.

–  Smart Financy Architecture: La transformación de una ciudad requiere de una financiación considerable. Nuevos modelos como la CPP (Colaboración Público Privada), responden adecuadamente a las crecientes necesidades de la ciudad inteligente, permitiendo el desarrollo de nuevos servicios de mayor calidad y más impacto social.

– Smart Economy: Debido a la creciente población en las ciudades, será en las urbes donde mayor concentración de talento y conocimiento habrá. Por lo tanto, la creación de riqueza irá asociada a las metrópolis, lugares en los que reunirán la mayor parte de la población activa, preparada, creativa, formada y emprendedora.

Actualmente, ciudades como Copenhague o Singapur suponen la mayor evidencia de este cambio hacia la Smart City. Ciudades que, a través de la transformación estructural de su sistema, están logrando avanzar hacia el progreso y la mayor innovación sostenible. Centros urbanos que se constituyen como motores de desarrollo y ejemplo para los emergentes epicentros de talento, creatividad e innovación.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse