Mire aquí

    Laboratorio de tecnologías para la autosuficiencia energética de Europa

    Por en 03/08/2016
    tecnologías para la autosuficiencia energetica

    El primer laboratorio de tecnologías para la autosuficiencia energética de Europa ya está casi listo. Tras el pleno en el consistorio de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), se ha dado haya dado el visto bueno definitivo al Plan especial de protección y conservación de Can Valldaura. En este autoriza la actividad científica y universitaria de este proyecto impulsado por el Instituto de Arquitectura Avanzada de Catalunya (IAAC).

    La Masía histórica de Can Valldaura, en el Parque Natural de Collserola, en el área metropolitana de Barcelona, tiene un terreno de 130 hectáreas. Tras unos seis años de trabajo de rehabilitación, ahora es un centro de investigación destinado a la autosuficiencia. Desde hace unos meses ya desarrolla pruebas piloto. Por tanto, se ha convertido en el primer laboratorio de estas características de Europa.

    La meta principal del laboratorio es convertirse en un equipamiento totalmente autosuficiente. Es decir, capaz de generar la propia energía mediante sistemas renovables y producirse los alimentos y los productos necesarios para funcionar cotidianamente, siempre a partir de los recursos del entorno.

    “El primer laboratorio de tecnologías para la autosuficiencia energética de Europa ya está casi listo”

    Cabe destacar que se ha elegido este espacio porque “permitía utilizar el conocimiento ancestral que proviene de la naturaleza y, sumando la tecnología más avanzada y la implicación social, poder desarrollar conocimiento que permita reinventar las ciudades del futuro”. Tal como indican desde IAAC, “aquellos proyectos de autosuficiencia que den fruto en Can Valldaura podrán ser aplicados posteriormente en casas y bloques de pisos de zonas urbanas para acabar teniendo ciudades autosuficientes”.

    tecnologías para la autosuficiencia energética: laboratorios y programas

    En Can Valldaura se dan cabida varios proyectos de investigación en los que participan universitarios y arquitectos provenientes de todo el mundo. Además, está conectado globalmente con laboratorios y centros de conocimiento.

    El más destacado es el Green FabLab, conectado a la red de FabLabs de todo el mundo en colaboración con el Massachusetts Institute of Technology (MIT). A él se une el EnergyLab, centrado en producir, almacenar y compartir energía y agua entre varios edificios para fomentar la autosuficiencia energética e hídrica. Asimismo está el laboratorio FoodLab, que busca producir los alimentos de las personas que trabajan, investigan y habitan en Valldaura siguiendo un riguroso proceso de trazabilidad de la producción alimentaria basada en los cultivos biológicos. También investigan la producción de miel y los aquaponics a través de tecnologías avanzadas, y recuperarán zonas de cultivo para fomentar la biodiversidad y ayudar a las luchas contra los incendios.

    Junto a ellos, se acogen cuatro programas:

    Programa Social: Tiene como fin crear una comunidad de personas que defienda la idea de la autosuficiencia basada en la producción local de recursos y el uso de la tecnología,

    Programa Forestal: La idea es lograr una gestión sostenible del bosque,

    Programa Patrimonial: La meta, conservar y rehabilitar el extenso patrimonio de Valldaura. Un patrimonio que abarca desde el poblado ibérico de Can Oliver hasta los restos del antiguo Monasterio y Palacio Real aún por excavar.

    Programa Ambiental: para gestionar todo Valldaura como un proyecto holístico, buscando la interacción entre los diversos laboratorios y programas que lo integran.

    Asimismo, está previsto que el nuevo Master que pondrá en marcha el IAAC siguiendo la filosofía del ‘aprender haciendo’ se imparta en Can Valldaura.

    Para sacar adelante estas iniciativas, el IAAC ha puesto en marcha una campaña de micromecenazgo y fundraising a través de la página web de la institución: www.iaac.net.

    Acerca de Helena

    Debe identificarse para comentar Identificarse