Tres millones de viviendas con renovables en Andalucía

Por en 08/09/2014
cubierta-paneles-fotovoltaicos-agricultura

Las energías renovables generan una producción estimada de electricidad en Andalucía de 13.583 GWh anuales, es decir, la electricidad que podrían consumir cerca de tres millones de viviendas si toda la producción fuera únicamente para este sector. De esta producción, el 49% lo aporta la energía eólica, seguida de la solar termoeléctrica, con un 18%, y la biomasa eléctrica, con un 13%, según datos de la Agencia Andaluza de la Energía, dependiente de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo.

Además, las energías renovables suponen en Andalucía el 39% de la potencia eléctrica total instalada, que hace siete años era del 13%, por lo que en ese periodo se ha incrementado un 300%. Así, la región cuenta con 6.107 MW (megavatios) de potencia eléctrica renovable, siendo la tecnología eólica, con 3.324 MW, la que más aporta. Le sigue la solar termoeléctrica, con más de 997 MW, y la solar fotovoltaica, con cerca de 883 MW.

Estos datos demuestran que con la implicación de todos los sectores y con el apoyo institucional andaluz se está avanzando hacia un desarrollo energético más sostenible, en el que priman las energías renovables, a pesar de la reforma energética iniciada por el Gobierno de España.

Así, Andalucía es la primera región de Europa con centrales termosolares en funcionamiento, contando con más de 997 MW distribuidos en 23 centrales (dos experimentales), que abastecen a una población equivalente de 465.000 hogares y gracias a las cuales se evita la emisión de más de 794.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) anuales a la atmósfera, como si se retiraran de la circulación mas de 300.000 vehículos.

En materia de energía solar fotovoltaica, la región posee actualmente más de 875 MW de potencia eléctrica instalada conectada a red, que la sitúan como la segunda comunidad española en esta tecnología. Asimismo, dispone de más de ocho MW de instalaciones fotovoltaicas aisladas. Estas instalaciones se utilizan generalmente para abastecer a viviendas rurales y bombeos de agua, ubicados en zonas de sierra y alejados de la red eléctrica.

Destaca, además, la incipiente puesta en marcha en el último año de unas 25 pequeñas instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo de usuarios conectados a la red eléctrica, que suman ya 0,5 MW, a pesar de la incertidumbre regulatoria que desincentiva este tipo de equipos.

Energía eólica y biomasa

En energía eólica, Andalucía ocupa el cuarto lugar en el ‘ranking’ español, con 149 parques con una potencia de 3.324 MW, más del 50% del total de las energías renovables. En el último año se han puesto en marcha tres parques eólicos experimentales de 1,5, 3 y 18 MW, respectivamente. De esta forma, la energía del viento produce actualmente la electricidad necesaria para el equivalente a 1,42 millones de viviendas y se evita la emisión a la atmósfera de casi 2,5 millones de toneladas de CO2, como si se retiraran de la circulación más de un millón de vehículos.

Otra tecnología renovable en la que Andalucía es líder es la biomasa eléctrica. La región cuenta una potencia total de 257,48 megavatios, distribuidos en 18 plantas, con capacidad para abastecer el equivalente al consumo eléctrico de 363.000 viviendas. A esto se suma la energía que aportan las 17 plantas de aprovechamiento del gas de vertedero (biogás), que en los últimos años están proliferando en Andalucía, con una potencia eléctrica total instalada de cerca de 28 MW.

Uso térmico de las fuentes renovables

Aunque la generación de electricidad es la forma de obtener una energía más versátil y de mayor calidad, la mayor parte de la energía que se utiliza es en forma térmica (agua caliente, combustión en vehículos, usos térmicos industriales, etc.), de manera que un tercio de los recursos energéticos renovables de Andalucía se usan para estos fines.

Los usos térmicos de la biomasa y el biogás suponen en Andalucía cerca de dos terceras partes de los recursos consumidos para generación térmica con renovables. Este sector es de gran importancia para Andalucía, por el impacto socioeconómico que el aprovechamiento de la biomasa y la logística de este recurso tiene en el medio rural.

La comunidad andaluza es la primera en capacidad de producción de biocarburantes. Según datos de la Agencia Andaluza de la Energía, dispone de 11 plantas finalizadas con una capacidad instalada de 1.064,30 ktep/año (kilotoneladas equivalentes de petróleo al año). De ellas, siete son fábricas de biodiésel, dos de ETBE (EtilTerButil-Éter) y dos de HVO (hidrobiodiésel). En el último periodo, han abandonado la actividad en Andalucía cuatro plantas de biocarburantes, obligadas por la falta de rentabilidad en las condiciones actuales de producción y comercialización aprobadas por el Gobierno central, con una capacidad productiva superior al consumo y la entrada masiva de biodiésel procedente de terceros países.

La distribución de biocarburantes en mezclas etiquetadas o puro para automoción en Andalucía representa el 2,02% del total de biocarburantes consumidos, y se realiza mediante la venta en estaciones de servicio, venta directa a usuarios finales (como empresas de transporte) y la distribución al por menor a consumidores finales.

En este sentido, en Andalucía se contabilizan 29 biogasolineras que, además de los combustibles tradicionales, disponen también de surtidores de biodiésel y en una de ellas, bioetanol. Así, es la segunda comunidad autónoma con mayor número de estaciones de servicio, tras Cataluña, con 47 establecimientos y seguida por el País Vasco, con 25 establecimientos. El listado de las mismas puede encontrarse en el Mapa de Biocarburantes y Combustibles Limpios de la Agencia Andaluza de la Energía.

En lo que se refiere a energía solar térmica para la producción de agua caliente sanitaria, la región es líder en España, con 906.322 metros cuadrados de superficie instalada.

Por otro lado, el interior de la tierra almacena, en forma de calor, una fuente de energía inagotable y limpia, la energía geotérmica, que permite mediante la tecnología de bomba de calor que se puedan realizar instalaciones de climatización (calefacción y refrigeración). En Andalucía, según los datos aportados por la Agencia Andaluza de la Energía en un estudio sobre el potencial geotérmico, que se encuentra disponible en su página web, existe un importante potencial, principalmente, en el entorno de Granada, Sevilla y Córdoba.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse